Valle de Uco, Domingo 20 de Mayo 2018
Tunuyán
Mostly clear
4°C
 
Tupungato
Principalmente Despejado
4°C
 
San Carlos
Principalmente Despejado
4°C
 

El término carnaval proviene del latín medieval carnelevarium (“quitar la carne”) refiriéndose a la prohibición religiosa de consumir carne durante los cuarenta días que dura la cuaresma. En Argentina es un atractivo turístico relevante, y varía marcadamente entre las diferentes regiones del país. Este fin de semana, los departamentos de San Carlos y Tunuyán celebrarán los suyos. Conocé la historia. 

El carnaval cristiano: Con el paso del tiempo, fue adoptado por los pueblos que poseen tradición cristiana, precediendo a la cuaresma. En la actualidad, se encuentra muy arraigado a la celebración popular, alejándose de su significado religioso, alargando los festejos a los primeros fines de semana del mes de febrero o marzo.

El carnaval contemporáneo: Con el correr de los años, fue adoptando estilos diferentes según cada país. En América incorporó elementos aborígenes y hasta alcanzó ribetes místicos precolombinos. Hoy esta expresión popular se celebra en distintas partes del mundo, haciendo que los escenarios donde se desarrollan atraigan a miles de turistas de otras latitudes para sentir, vibrar y cantar con el paso de las comparsas.

Es una de las fiestas populares de mayor tradición en la historia de la humanidad. Su celebración tiene su origen probable en los rituales paganos a Baco, el dios del vino; en los festines que se realizaban en honor al buey Apis en Egipto; o en las “saturnalias” romanas, en honor al dios Saturno. Por otro lado otro de sus orígenes se remontan a la adoración del Dios Baal, un dios de la fertilidad, a quien se le atribuían la lluvia y las cosechas abundantes.

Algunos historiadores precisan que los primeros carnavales se remontan a la antigua Sumeria, hace más de cinco mil años, pasando luego la costumbre de la celebración a Egipto y al Imperio Romano, desde donde se difundió por toda Europa, siendo traído a América por navegantes españoles y portugueses en época de colonización y conquista a partir del siglo XV.

El carnaval se celebra en países de tradición cristiana, en general dura 3 días y comienza según diferentes costumbres justo antes de la cuaresma, a partir del 6 de enero, o el jueves anterior al miércoles de ceniza (llamado jueves grasso en Italia, cuando hay que consumir alimentos ricos en grasa que simbolizan el renacimiento de la vitalidad).

En otros pueblos alejados de los ritos religiosos, que también festejan el carnaval pero como celebración más popular, lo hacen todos los fines de semana del mes de febrero a veces extendiéndolo hasta principios de marzo.

Etimología del Carnaval

Existen diferentes versiones del origen de la palabra carnaval, como del latín carnevale que significa la despedida de la carne que no se comerá en los siguientes 40 días de la cuaresma cristiana antes de la pascua. O la relación con la celebración en honor a Carna, hija de Heleno, diosa de las habas y el tocino.
El Mardi Gras en francés (o como lo llaman en italiano Martedi Grasso) significa Martes Gordo y se refiere a la gran comida que se solía hacer antes del miércoles de ceniza donde comienza el ayuno pascual.

Origen

El origen de esta costumbre, según historiadores, a más de 5000 años de antigüedad, en la época del imperio romano, donde se celebraban ocasiones de manera similar y que luego se difundieron en el resto de Europa y América por los navegantes portugueses y españoles.
Se conoce también a la versión que dice que los pueblos agrícolas debían consumir los alimentos del invierno que conservaban gracias al frío, antes de la llegada de la primavera y sus temperaturas más altas, cuando los alimentos corrían el riesgo de echarse a perder.

Entonces celebraban una gran fiesta para comer todos los productos animales y perecederos para luego ayunar hasta el equinoccio de primavera del 21 de marzo (en el hemisferio norte) donde tendrían acceso a los productos de la nueva temporada.
Esta versión supone que luego distintas religiones adaptaron sus historias y mitos de acuerdo a estas necesidades de la naturaleza.

El Carnaval en la actualidad

Hoy en día el carnaval es una celebración de carácter lúdico donde abundan los juegos, la música, banquetes, bailes y diversión en general. Se llama así, por similitud, a cualquier otra celebración del tipo donde prevalecen el descontrol y la permisividad característica de esta fiesta en su origen (y que dicen es la causa del uso de máscaras para ocultar al “pecador”).

En todo el mundo el carnaval es motivo de grandes celebraciones y fiestas, siendo algunos lugares muy conocidos por sus grandes producciones y atractivo para sus habitantes y los turistas que buscan ver tradiciones locales. El carnaval de Río de Janeiro en Brasil, el de Venecia, en Italia, o el de Nueva Orleáns en los Estados Unidos, son los que más resuenan. Con diferentes costumbres y estilos cada uno forma parte de las propias tradiciones y son reflejo claro de las personalidades de cada cultura.

(Fuente: About español)

 Carnavales en La Consulta

En las décadas del 1940, 50 y 60 la comunidad preparaba todo para la llegada del carnaval. En la calle San Martín de La Consulta, que en ese entonces era de tierra, se llenaba de ramas de hinojo arrojadas por las personas para que no hubiera polvo y además perfumara el ambiente,

Las familias participaban disfrazadas, sumado a la costumbre de mojarse con pomos y baldes de agua. Era un momento de diversión y que algunos abuelos lo recordarán con mucho cariño.

Hace unos años, se decidió retomar las fiestas de carnaval, pero nunca recuperó el espíritu de las fiestas locales de antaño. Los barrios también se sumaron, pero con un estilo más de carnaval carioca o entrerriano, con comparsas y atuendos de esos carnavales.

 

Share This