Valle de Uco, Lunes 26 de Febrero 2018
Tunuyán
Mostly clear
18°C
 
Tupungato
Parcialmente Nuboso
14°C
 
San Carlos
Principalmente Despejado
17°C
 

Solo en los últimos doce meses cerraron 205 tambos a lo largo y ancho del país. Especialistas consultados por diario Hoy advierten sobre el grave riesgo que corre la actividad de cara al futuro

“La lechería está llamada a ser protagonista en el mundo y la nuestra tiene todas las condiciones para crecer y competir perfectamente”, aseguró hace unos días atrás en una entrevista el subsecretario de Lechería del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Alejandro Sammartino.

Como sucede en otros sectores de la producción, la realidad parece jugarle una mala pasada a las intenciones oficiales. De acuerdo a los datos difundidos por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), las exportaciones de productos lácteos cayeron un 24,5% en 2017 y alcanzaron las 226.382 toneladas, el menor nivel de los últimos siete años, tiempo en el cual la producción total ha disminuido un 50%.

Los números toman mayor proporción si se toman en cuenta que en valores reales, la caída interanual fue del 10,7%, es decir, que los productores por el mismo producto recibieron una menor cantidad de dinero. Esto llevó a que durante el año pasado se totalizaran 205.112 toneladas, casi 70.000 por debajo de las 272.428 exportadas en 2016.

De acuerdo a los expertos consultados por diario Hoy, son varias las razones que provocaron esta situación, una de ellas es que los compradores demandaron menos productos nacionales. Además, influyeron la falta de competitividad de la producción argentina y la escasez de materia prima que persiste desde las inundaciones de mediados de 2016 en las principales provincias productoras, como lo son Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

A la baja

La crisis por la que atraviesa el sector lechero parece no tener fin. A lo poco que se le paga a los productores por litro se le suma que las decisiones oficiales son poco alentadoras y no ayudan a hacer resurgir la actividad en el corto y mediano plazo.

Una de las principales problemáticas se da en el mercado de la intermediación, donde se permiten negocios centralizados en pocas manos y reina el manejo hecho por los comercializadores del sector.

Hoy, un tambero recibe solo $5,79 por litro de leche, cuando luego en las góndolas de los supermercados este artículo trepa a más de $25. Además, solo durante 2017, su valor aumentó más de un 50%, lo que ubica al producto entre de los elementos de la Canasta Básica Alimentaria que más subieron.

Otro número que grafica esta situación es que en los últimos 12 meses cerraron en nuestro país 205 tambos, lo que ha llevado a que hoy en día existan solo 11.326 establecimientos lecheros a lo largo y ancho de la Argentina, el número más bajo de toda su historia.

A esto se le suma que el año pasado la producción local de leche se contrajo un 2%, y que la elaboración de leche fluida se mantuvo por segundo año consecutivo por debajo de los 10.000 millones de litros.

Los magros números de 2017

11.326 tambos existentes en el país, el número más bajo de la historia

50% se redujo la exportación de lácteos en los últimos 7 años

24,5% disminuyeron las exportaciones lácteas en 2017

 

Fuente: Hoy en la noticia

Share This