Valle de Uco, Lunes 18 de Diciembre 2017
Tunuyán
Clear
17°C
 
Tupungato
Despejado
15°C
 
San Carlos
Despejado
17°C
 

por Jorge Emmanuel García 

El defensor oriundo de Tunuyán dialogó con el Cuco Digital y habló de su año en el club, de la reciente salida del entrenador de Mauricio Larriera y de su futuro.

Ayer fue el último día de entrenamiento para el plantel de Godoy Cruz Antonio Tomba y también la última jornada de Mauricio Larriera como entrenador de los mendocinos, quien al mando del plantel ganó 7 partidos, perdió 6 y empató 2.

El uruguayo Mauricio Larriera llegó para ocupar el cargo que dejó bacante el antiguo entrenador Lucas Bernardi. Ambos entrenadores tuvieron a disposición al tunuyanino Sebastián Olivares, como así también a los demás jugadores que componen el equipo.

Justamente el oriundo de Tunuyán, Sebastián Olivares, dialogó con el Cuco Digital y dijo que “cada entrenador tiene su forma de jugar, con Lucas (Bernardi) tuve la posibilidad de jugar más e incluso estar en Copa Libertadores”.

“Larriera tenía su forma de juego. Cuando llegó no lo conocíamos mucho, pero fue un entrenador con el cual pude empezar jugando, luego de que me lesioné eso se me hizo difícil y no jugué más”, comentó el defensor.

Como lo adelantamos en párrafos anteriores, Godoy Cruz ya finalizó el año deportivamente hablando y ahora los jugadores quedan liberados hasta el próximo 3 de enero.

Pensando en el futuro y teniendo en cuenta algunos clubes (de Primera División) interesados en contratar los servicios del defensor para la próxima temporada, el propio defensor confesó que “Conmigo todavía no habló nadie, asique ahora voy a disfrutar mis vacaciones y el tres de enero me presentaré nuevamente en Godoy Cruz, dónde tengo contrato”.

El año de Godoy Cruz en líneas generales fue aceptable, clasificando históricamente a octavos de final de la Libertadores por primera vez, llegando lejos en Copa Argentina y en el ámbito local buena performance, sobre todo de local, donde ha ganado los enfrentamientos que ha jugado hasta el momento.

Para Sebastián el año fue “muy bueno porque pude jugar Copa Libertadores, algo que de chico me lo imaginaba y lo pudo hacer realidad y me hizo crecer como jugador también”, comentó el propio defensor que ya disfruta de las vacaciones tras un año cargado de partidos.

 

Share This