Valle de Uco, Miercoles 25 de Abril 2018
Tunuyán
Cloudy
12°C
 
Tupungato
Nubes intermitentes
10°C
 
San Carlos
Cubierto
12°C
 

Desde el 1 de abril todos comerciantes, monotributistas que presten servicios y profesionales independientes están obligados a recibir tarjeta de débito como medio de pago, tal como AFIP, sin embargo, muchos de ellos todavía no han adoptado el cambio. 

El cronograma de obligatoriedad comenzó en abril de 2017, y finalizó con los monotributistas de las categorías más bajas el pasado 31 de marzo. Pese a esto, en Mendoza aún hay muchos comerciantes en falta, quienes arriesgan multas por incumplimiento de entre $ 300 y $ 30.000, y clausuras de entre 3 y 10 días.

Básicamente la iniciativa de la AFIP busca promover la implementación de equipos de puntos venta (POS) en los comercios de todo el país, para que los consumidores tengan la opción de utilizar la tarjeta de débito como medio de pago, en el marco del cumplimiento de la ley 27.253.

Ante esto se desprenden dos escenarios para el vendedor o prestador de servicios: por un lado, se abre la posibilidad de incrementar las transacciones por la comodidad del débito, pero por otro aparece el costo que significa adherir este medio de pago.

“Es otro costo fijo que se suma a los aumentos de las tarifas, del alquiler, de los impuestos”, se quejó un comerciante del Centro que no quiso ser nombrado. Sin embargo, desde “la otra vereda”, la de los negociantes que ya ofrecen el débito como opción de pago, celebraron la medida y la resaltaron como “equitativa” para una “sana competencia”.

Sobre esto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aconsejó a los comercios que cumplan con la obligatoriedad del uso del posnet, al tiempo que alertó a las autoridades sobre los costos que la medida entraña especialmente en los pequeños comercios de barrio.

En una recorrida realizada por Los Andes, se pudo verificar la falta de adecuación, sobre todo en comercios que manejan transacciones de importes menores como quioscos, playas de estacionamiento, algunas tiendas de ropa, negocios comidas rápidas y por kilo, entre otros.

Muchos de estos comerciantes aseguraron que ya comenzaron los trámites para incorporar “posnet”, mientras que otros reclamaron mayor información para conocer las exigencias del organismo recaudador.

“No vemos grandes problemas para que el comercio pueda cumplir con la normativa. Con estas terminales se incentiva mucho la fuerza de venta”, afirmó a este diario Juan Munne, gerente de comercios en Prisma Medios de Pagos(empresa que ofrece el sistema LaPos).

El directivo dio números que demuestran el crecimiento en la demanda de estas terminales: LaPos vendió 12 mil lectoras en todo el país, en marzo los pedidos se incrementaron en un 40% y se instalaron 16.800 y en lo que va de abril la compañía ha colocado cerca de 8.000 terminales POS.

Pese a la incertidumbre de los comerciantes, el costo de incorporar el débito a sus actividades no representa un número demasiado significativo, sobre todo teniendo en cuenta la creciente tendencia del consumidor de dejar de lado el efectivo.Dependiendo de la opción que elija el vendedor o prestador, el gasto de este medio de pago puede llegar a significar en promedio unos $ 50 cada $ 1.000 facturados.

Cuáles son las comisiones

Hay varias opciones para incorporar el cobro por débito, y dependiendo del uso que se le vaya a dar se puede recomendar una u otra. Para monotributistas, taxistas o trabajadores que desarrollen su actividad en la calle, lo mejor es que adquieran una terminal portátil que se “enchufa” al celular.

Sobre esta hoy dos empresas prestadoras. Mercado Pago (Point), el aparato que se adhiere al smartphone cuesta $ 299 y se paga por única vez el lector y al utilizar este servicio Mercado Pago se queda de comisión con el 5,30% (con IVA incluido) de la transacción. Es decir que cada $ 1.000 facturados, el cobrador recibirá $ 947,es decir $ 53 de costo.

La otra opción es “Todo Pago”. Esta ofrece dos tipos de POS. El mPOS audio que sale $ 99 y el mPOS Bluetooth que cuesta $ 299. El equipo se paga por única vez y la comisión es del 4,22%, es decir,  $  42 cada $ 1.000 facturados.

En estos casos no se paga un alquiler mensual como en los lectores tradicionales, aunque las comisiones son más altas.

Mientras que, para comerciantes, la mejor opción es que soliciten un lector fijo. Una firma es LaPos, ofrece la terminal bonificada por dos años si se va a operar solo con tarjeta de débito, mientras que si se pide una terminal apta para débito y crédito el beneficio queda en el 50% de descuento por los primeros seis meses, $ 149 más IVA.

La otra alternativa es Posnet, también otorgo una bonificación por los primeros dos años para cobrar solo con débito. Si el comerciante pide un equipo fijo por línea telefónica, el costo mensual será de $ 189 más IVA. Si prefiere una terminal fija para utilizar con el módem tendrá que pagar $ 369 más IVA por mes.

Cómo denunciar

Si un comercio o profesional incumple con la recepción del débito la persona puede denunciarlo. Para ello AFIP lanzó una aplicación para celulares para denunciar a los que incumplan con la norma.

La aplicación se llama Mi AFIP y tiene entre sus opciones “Denunciá con Data fiscal”. El programa permite escanear el código QR del vendedor e informar qué irregularidades cometió: si no acepta la tarjeta de débito como medio de pago o no entregó factura, por ejemplo.

La denuncia no puede ser anónima: el fisco pide CUIT, e-mail de contacto y número de teléfono

 

 

Fuente: Los Andes

Share This