Valle de Uco, Lunes 15 de Julio 2019
Tunuyán
Sunny
12°C
 
Tupungato
Soleado
10°C
 
San Carlos
Soleado
12°C
 

El nuevo incremento se producirá debido a diferentes factores, tales como impuestos, dólar y valor del petróleo crudo. Además, empresarios acusan que hay una merma en el sector.

El responsable de la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecac), Gabriel Bornoroni, advirtió que el precio de los combustibles está atrasado 15 %, y y cuestionó que por los aumentos hubo una baja en las ventas del sector. De esta manera, como ya había sido anticipado, las naftas volverán a subir en junio, siguiendo el alza del dólar y el valor del barril de petróleo crudo, que también aumentó en las últimas semanas. A eso se sumará un incremento de los impuestos que pagan las petroleras, que será trasladado a los consumidores.

El titular de Fecac insistió: “Subió más rápido el dólar y el crudo que los aumentos que tuvimos en los carteles. Cuando terminamos el año pasado, nos encontrábamos en un punto de equilibrio a nivel internacional”. Y remarcó que en lo que va de 2019, “con los aumentos que hubo, que ya fueron cuatro y en promedio llegaron a un 14,5 por ciento, quedaron atrasados los precios”.

Desde las firmas llevan meses asegurando que hay un atraso del 10% en los valores, que se va ampliando según los cambios de la cotización del dólar y el petróleo. Nuevamente Bornoroni exclamó: “por ley, hace dos años que cada tres meses, de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), aumentan los impuestos. Ahora tocaría el primero de junio”.

“En junio sí o sí van a aumentar los precios de combustibles”, enfatizó y alertó sobre un “problema de consumo” en el sector que representa. “Hay menos consumo porque aumentan los precios”, protestó, mientras resaltó: “Equiparar los precios internacionales está bueno, pero deberíamos usar un mecanismo de amortiguación que haga que no estemos todos los meses del aumento de combustibles, que genera inflación”.

Con una situación económica donde los ingresos no alcanzan, preparar la billetera para el nuevo impacto no es lo más ansiado, pero si algo inevitable.

Fuente: Crónica

Share This