Valle de Uco, Miercoles 17 de Julio 2019
Tunuyán
Intermittent clouds
4°C
 
Tupungato
Mayormente Nuboso
3°C
 
San Carlos
Nubes intermitentes
4°C
 

La primera etapa de la obra abarcó el trayecto desde Pareditas hasta el río Diamante.

Finalmente, antes de que julio llegue a su fin el tramo de la ruta nacional 40 que va desde Río Diamante hasta El Sosneado estará completamente asfaltado y habilitado para el tránsito. Se trata de uno de los caminos más emblemáticos de Argentina en materia turística y comercial ya que recorre el territorio nacional casi en su totalidad de norte a sur pasando por 11 provincias.

Si bien se espera que el 17 de julio las obras estén finalizadas, las autoridades de Vialidad Nacional son cautas debido a que gran parte de las tareas dependen de que el tiempo permita avanzar con los últimos trabajos. Es que, en los últimos kilómetros, las tareas se complicaron por fuera de lo previsto.

Jorge Follari, gerente de la Región III de Vialidad Nacional, indicó que las dificultades se presentaron en la zona del puente sobre el arroyo Hondo. En este área hay un cerro con cenizas volcánicas que obligó a reforzar con muros de contención para que el terreno no cediera. Este puente se extiende por 70 metros sobre una curva y el funcionario aseguró que paisajísticamente se trata de una obra “única”.

El tramo inicial era de 140 kilómetros desde Pareditas (San Carlos) hasta el Sosneado (San Rafael), por ello las tareas se dividieron en dos etapas. En 2016, quedaron culminados los 68 kilómetros entre el río Diamante y Pareditas.

Ruta Nacional 40

Achicar distancias e incentivar el turismo

Actualmente, para viajar desde la Ciudad de Mendoza hasta Malargüe hay que desviarse tomando la ruta 143 hasta San Rafael y luego la 144 pasando por la Cuesta de los Terneros. Esto representa poco más de como 400 kilómetros y unas cinco horas de viaje pero con esta obra la distancia se reduce en casi 100 kilómetros.

De esta forma, la extensión en tierras mendocinas de la ruta 40 quedará prácticamente asfaltada en su totalidad. Son pocos los kilómetros -unos 50 aproximadamente- que separan la localidad malargüina de Bardas Blancas con La Pasarela, en el límite de Neuquén, para que se puedan disfrutar de los 601 kilómetros que atraviesan tierras mendocinas.

Ruta Nacional 40

Sin embargo, habrá que esperar para la realización del tramo de doble vía entre Mendoza y San Juan que había sido anunciado en 2016. Esta obra fue una de las víctimas de la crisis económica y la reducción de presupuesto en infraestructura.

Facilitar la conexión con el sur mendocino no sólo es importante en materia turística provincial ya que Follari aseguró que incentivará el tránsito a través del paso Pehuenche que une Malargüe con la ciudad chilena de Talca y que recientemente fue habilitado para el tránsito de camiones.

También permitiría que quienes viajen desde el norte o centro del país hacia el sur puedan evitar la provincia de La Pampa que, en la actualidad debe tomarse a través de la ruta 151 que se encuentra en muy mal estado y sin servicios por extensos tramos de más de 200 kilómetros.

Detalles de la obra

Se requirió de una inversión de 3 mil millones de pesos. Incluyó los trabajos de 200 equipos viales y más de 300 operarios.

La obra contempla la construcción de 100% de traza nueva, con la inclusión de terraplenes, desmontes, obra básica y carpeta de concreto asfáltico.

Además se construyeron de tres puentes, uno sobre el río Diamante, otro sobre el arroyo Hondo y el tercero sobre progresiva 11.120.

Ruta 40, un emblema argentino

Si bien no se encuentra entre las carreteras más largas del mundo, la ruta nacional 40 es un gran emblema nacional. Bautizada desde 2017 como “Libertador General Don José de San Martín”, este camino se extiende como la columna vertebral del país a través de 5.117 kilómetros pasando por 11 provincias desde la localidad jujeña de La Quiaca hasta el cabo Vírgenes en Santa Cruz.

No es menor el rol de Mendoza en el trazo de esta ruta debido a que durante varios años fue el epicentro de su nacimiento. En 1936, la Dirección Nacional de Vialidad definió un “Sistema de Numeración de los Caminos Nacionales”. De esta forma, se enlazaron varios caminos provinciales y se formó una traza principal estratégicamente ubicada al pie de la cordillera y próxima a la frontera oeste del país.

Fue a partir del trazado de esta vía que el cruce de Garibaldi y San Martín se convirtió en el “kilómetro cero” debido a que antiguamente la ruta se dividía en dos partes, Norte y Sur. Posteriormente, se pasó este punto a la intersección de la ruta 7 y Costanera, sin embargo, la esquina donde nace la Peatonal ya se había convertido en un sitio neorálgico de la provincia y un lugar de encuentro.

En 2004, el mojón que indica el inicio fue trasladado al pie del Faro del Cabo Vírgenes en Santa Cruz unificando todo el camino bajo una misma numeración.

Sin nada de envidiarle a la famosa Ruta 66 de Estados Unidos, la 40 atraviesa 21 parques nacionales con sus climas, relieves, flora y fauna. 

A través de ella se puede acceder a parajes naturales y culturales de gran relevancia como El Calafate, Lago Puelo, El Bolsón, los Siete Lagos, Villa La Angostura, la Ruta del Vino de Mendoza, las aguas termales en Catamarca, las Ruinas de Quilmes, los Valles Calchaquíes, los viñedos más altos del mundo en Cafayate junto a la Ruta del Vino de Salta o el viaducto La Polvorilla que es cruzado por el famoso Tren a las Nubes y la Puna.

Fuente: Diario Uno

Share This