Valle de Uco, Martes 17 de Julio 2018
Tunuyán
Intermittent clouds
8°C
 
Tupungato
Nuboso
6°C
 
San Carlos
Nuboso
10°C
 

El equipo de Jorge Sampaoli, fue más pero la falta de conectividad hicieron que Islandia con muy poco se quedara con un empate. La figura fue el arquero islandés que además atajó un penal.

El dominio de la pelota y del juego fue durante todo el encuentro fue de Argentina, pero la falta de conexión medio campo – delantera sumado a una defensa que preocupa, Islandia aprovechó una de las que tuvo y siendo un equipo muy ordenado aguantó el empate hasta el final.

El partido arrancó de la mejor manera para la selección Argentina, que antes de los 20 minutos se puso arriba en el marcador tras una magnifica jugada dentro del área de Sergio Agüero, que se sacó la marca y remató haciendo imposible la reacción del arquero.

Con el gol de Argentina y una Islandia totalmente replegada en su campo de juego, todo parecía que los capitaneados por Leonel Messi, podían hacerse dueños del partido y seguir aumentando el marcador.

Pero el rumbo del partido fue otro, en la Argentina se empezó a ver mucha falta de conectividad,  Javier Mascherano y  Lucas Biglia se molestaban entre si y no le llegaba la pelota clara a  Lionel Messi que también no encontraba buenas sociedades.

A la falta de conexión se le sumó las dudas defensivas y eso lo aprovechó muy bien Islandia, que con un centro al área y un rebote de Wilfredo Caballero llegó rápidamente al empate con el gol de Alfred Finnbogason. Resultado con el que se fueron al descanso.

En el complemento en el arranque, Jorge Sampaoli realizó el primer cambio, uno casi cantado Éver Banega por Biglia, con este cambio Argentina tuvo más la pelota y creo más situaciones aunque no de tanto peligro.

El tiempo pasaba y tras una buena jugada colectiva y un pase entre líneas llegó el penal sobre Maximiliano Meza, ejecución que se hizo cargo el propio Messi, que con toda la  responsabilidad del mundo ejecutó su peor penal, muy anunciado y a media altura ideal para que se luciera el arquero Halldórsson, quien le ahogó el grito sagrado.

Ya luego del penal Argentina tuvo otras chances, una muy clara con Cristian Pavón, que ingresó muy bien pero el arquero islandés era un fortín del viejo tiempo cerrando su arco para que Islandia debute en un Mundial con un empate ante Argentina, que no dejó muy buena imagen pensando en lo que se viene que será Croacia.

 

 

 

Share This