Cómo afecta el consumo de alcohol al corazón: desde GIA explicaron algunas consecuencias

alcohol y corazon
Foto ilustrativa
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

@TeffyTello

La doctora Lucía Ridella brindó información para prevenir enfermedades mortales.

El día de ayer, 29 de septiembre se celebró el Día Mundial del Corazón una fecha que tiene el fin de brindar información sobre enfermedades cardiovasculares y a su vez ofrecer estrategias de prevención. Por tal motivo, El Cuco Digital entrevistó al cardiólogo, José Bertín, quien nos contó de qué formas podemos cuidar el corazón para evitar enfermedades mortales. Además, destacó de qué forma afecta el estrés y cómo pueden los padres cuidar el corazón de sus hijos.

En esta oportunidad, Lucia Ridella, del Grupo Institucional de Alcoholismo, (GIA), que funciona en el Hospital Tagarelli nos contó cómo afecta el alcohol el corazón y la salud en general.

Lucia destacó que si bien el alcohol no influye directamente en el corazón  provocando una enfermedad específica, “se daña cuando consumimos en exceso ya que todo órgano que recibe una circulación o sangre impregnada en alcohol va a tener sus consecuencias. El alcohol aumenta la presión arterial, con lo cual el corazón bombea de una forma más intensa y rápida. Por otro lado, el alcohol aumenta el colesterol por lo que la sangre está cargada pudiendo provocar ateromas; también, produce taquicardia, entre otros síntomas”.

“Lamentablemente, el alcohol daña el corazón,  el hígado, y todos los órganos nobles, y claro, en el cerebro fundamentalmente”, agregó.

“Si bien no podemos decir que un paciente tiene una cardiopatía alcohólica como diríamos con la hepatopatía alcohólica en el hígado produciendo daños, no es que no cause daños, consumiendo alcohol afectamos completamente todo nuestro ser”.

Seguidamente, Ridella, detalló: “Es importante dejar en claro que siempre que estamos con alcohol en sangre o con exceso, tenemos taquicardia lo que provoca desorden, excitación, exaltación y que el corazón funcione aceleradamente no es bueno. No puede estar el corazón trabajando a mil siempre. O cuando tenemos que realizar una actividad como manejar o lo que sea, debemos hacerlo con el corazón calmado y si no funciona así, todo se pone en peligro. Además, algo no menor, es que la descarga de adrenalina que te provoca el alcohol hace que te puedas poner hasta violento dependiendo de las emociones”.

Finalmente, la profesional recalcó: “El corazón es una bomba, y todo lo que pasa por ello repercute, y si pasa alcohol hay una aceleración y se puede romper por el mismo bombeo, explicándolo de una forma sencilla que se pueda entender. Con el objetivo de entender todo el daño que no produce el alcohol en la salud, en el cuerpo, en la mente y en el corazón. Por eso necesitamos cuidar el corazón con hábitos de alimentación saludable, descanso y ejercicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo