Cuando la cura es peor que la enfermedad: Estados Unidos definiendo el rumbo de la humanidad

biden-trump
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir

Por Facundo Romo

“Nos van a tirar una ayuda, no gratis (…) El objetivo es que la deuda funcione como una correa de dominación”.

A una semana y días de la asunción de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos, El Cuco Digital dialogó con el especialista Lic. Prof. Hugo Villanueva, docente de Política Internacional Contemporánea de la Universidad Champagnat y esgrimió lo que puede significar para Argentina y otras regiones del mundo y lo que podemos llegar a esperar a partir de este hecho tan significativo. Nos dijo lo siguiente:

¿Qué diferencias hay entre Biden y Trump?

Las diferencias van a ser, probablemente, hacia el interior de Estados Unidos. Hacia afuera las diferencias van a ser relativas. Para poder entender, en Estados Unidos hay tres proyectos en discusión, con respecto a cómo evoluciona la sociedad de Estados Unidos, que está en una crisis fuerte; algunos dicen que es terminal, una crisis que se expresa desde el 2008 para acá, que es financiera, que es institucional, económica; que está perdiendo la delantera en el mundo y la respuesta a esa crisis son tres. Una, la que expresaba Trump, y que la sigue expresando, sacó 75 millones de votos (…) Trump es el emergente de 75 millones de votos, principalmente trabajadores, que son los que lo han apoyado ¿Cuál es el problema al que se enfrenta los Estados Unidos? ¿Qué es lo que ven los estadounidenses de los Estados Unidos? Que está perdiendo la hegemonía mundial y que está sometido a un proceso de desindustrialización. En definitiva es un proceso de desindustrialización, similar al que vivimos nosotros en la década del 70 y en los 90. Ellos están siendo víctimas en este momento, de lo que fuimos víctimas nosotros, de la implantación de las políticas neoliberales.

¿Tipo vaciamiento?

Un vaciamiento. El ejemplo claro es Detroit, que es la cuna de la industria automotriz, que llegó a tener en su momento 5, 6 millones de habitantes, hoy tiene menos de un millón de habitantes y es una ciudad abandonada. Los automóviles no se fabrican más en EE.UU, se fabrican en México o en China.

Con respecto a Trump, lo que buscaba era cerrar la economía, tratar de que las industrias volvieran a Estados Unidos y que, quien controlara todos los aspectos económicos y la elite que dominara los Estados Unidos fuera una elite industrial y no tanta una elite basada en los negocios trasnacionales. Baiden representa, está más alineado con lo que fueron Clinton y Obama, que es el mundo de la globalización, que es el mundo de las finanzas trasnacionales, del capital que se mueve libremente; un manto de derechos humanos, pero básicamente la primacía del capital financiero ¿Qué problema se enfrenta Biden? Biden se enfrenta, el problema, que esa receta va a profundizar la desindustralización y la precarización de la sociedad de Estados Unidos. El grado de precarización de Estados Unidos es tal que en este momento el mayor empleador que existe privado, que existe en Estados Unidos es Walmart y la mayor parte de los empleados que tiene Walmart, son empleados precarizados, con contratos basura, becas… Prácticamente el empleo tradicional ha desaparecido en Estados Unidos ¿Por qué? Porque se ha vaciado la economía, las industrias ya no residen más allí, están en China, Vietnam, India, México, en menor medida. Y eso es porque las industrias están todas controladas por el capital financiero, no se sabe quiénes son los dueños; son los bancos los dueños de las grandes empresas y lo único que les interesa es maximizar resultados. Y si para maximizar resultados, en vez de pagar un salario mínimo de 15 dólares la hora, que hay en Estados Unidos, se van a Bangladés, la industria textil se está concentrando en Bangladés, que tiene un salario mínimo de 50 centavos de dólar la hora. En definitiva esa es la gran discusión que existe.

Entonces digamos que ¿la política de Trump era cerrarse al mundo?

La política de Trump era cerrarse, tratar de cerrar la economía; lo implementó mal. Los resultados económicos de Trump fueron mejores que los de los demócratas. Había bajado el desempleo, había bajado la cantidad de empleo de relativa calidad, pero el tema es que si no hubiese existido la pandemia, Trump lograba la reelección  por un margen aplastante. Lo que pasa es que hizo un pésimo manejo de la pandemia, muy ligado a visones fundamentalistas cristianas que lo ven como un castigo de Dios o que lo ven como un virus chino, en vez de afrontarlo… Y entonces las respuestas fueron irracionales y el resultado es el que tienen.  

El problema grave, aparte de la pandemia que se enfrentó, cuando se fueron las empresas, cuando se va una fábrica de la Ford, por decirte cualquiera, se iba la fábrica, que geográficamente estaba en el centro de un enorme edificio y alrededor tenía 20, 30 hectáreas de estacionamiento de automóviles, que eran los empleados que trabajaban dentro de la Ford. Esos se van, y cuando Trump los empieza a traer ¿qué es lo que sucede? Donde había miles de empleados, ahora vuelven las fábricas, pero con robots, y en vez de miles de empleados, tiene docenas de empleados. Mejora la situación Trump, pero el aparato teórico que los sustenta no contempla que el verdadero problema que enfrenta Estados Unidos como el resto del mundo, son los efectos de este capitalismo tan concentrado.

¿Es un progreso que va dejando afuera a muchos?

Claro, es el progreso hacia la concentración del capital; en todos lados, en todo el mundo el capitalista y el capital se concentra cada vez en menos manos y entonces concentra la ganancia y para los de abajo no queda nada para repartir.

¿América Latina está en los intereses de EE.UU a partir de esta asunción?

Estados Unidos, los intereses que tiene con América Latina es mantenerla desindustrializada, mantenerla sometida al flujo del capital financiero trasnacional, vía FMI (Fondo Monetario Internacional), agencias de créditos, o sea, sometida a la deuda. Y en la medida que tenga recursos naturales estratégicos, tratar de tener el control, básicamente el petróleo; el caso de Venezuela es paradigmático.

¿Qué actitud puede tomar Norte América con Argentina en relación a la deuda con el FMI?

Con respecto de la deuda, probablemente nos van a tirar alguna ayuda, no gratis, porque el objetivo es que la deuda funcione como una correa de dominación. Y el tema que en este momento está en una puja por el control del mundo Estados Unidos, y por más que se haya ido Trump, igual en eso Biden no va a cambiar. Esa puja es contra el eje que conforman China y Rusia. Y entonces va a utilizar la deuda como instrumento para que no nos alineemos tanto con China y Rusia.

¿Podemos decir que no habrá un cambio de estilo en su política?

De estilo sí, pero en concreto poco, de fondo no. Para nosotros es lo mismo, es la relación con un gigante peligroso que únicamente  mira por sus intereses.

¿Cómo seguirá su política en relación a Cuba y Venezuela con los bloqueos que le ha hecho?

La primera medida que tomó es que sigue reconociendo a Guaidó como presidente. Con Cuba, probablemente va a ser diferencial. Con Cuba probablemente vaya a la línea que había adoptado Obama, que es de relajar a las sanciones, bajar el tono de la confrontación, pero con Venezuela no. Yo creo que no porque, el problema que tienen los venezolanos es que están sentados arriba de un mar de petróleo. Y entonces los va a seguir presionando, no porque Maduro sea malo, sea peor que Hitler, sea feo, sino porque Maduro tiene petróleo. Entonces, van a seguir presionando hasta que puedan tener el control en forma directa o indirecta del recurso natural. Y así han actuado en todo el mundo.

¿Vos creés que Venezuela va a poder aguantar las embestidas como en su momento lo hizo Castro en Cuba?

Mirá, Biden es del partido demócrata, es el ala más belicista, el ala que está más asociada a la industria militar y a todo ese complejo militar industrial. Baiden apoyó como vicepresidente de Obama los ataque a Libia, que terminó destruyendo, el ataque a Siria; siendo legislador en el año 82 el dijo que fue uno de los principales impulsores de Inglaterra, de que tenía que recuperar las Islas Malvinas recurriendo a la guerra y al máximo precio, si tenía que atacar el continente lo tenía que hacer, porque él consideraba que la Argentina merecía un castigo. Siempre fue el más belicista de todo el partido demócrata, así que… va a estar complicado.

¿Qué parte del mundo puede estar en sus intereses más allá de lo que es Latinoamérica ¿Por qué?

Todo el mundo. Tradicionalmente quienes han iniciado las guerras en Estados Unidos, quienes han iniciado las guerras hacia los países de la periferia, desde la segunda guerra mundial para acá, o sea, hace más de 70 años, han sido los demócratas. Irán, Libia, Siria… todos han sido los demócratas. En realidad los republicanos siempre han tendido hacia el aislacionismo, buscan cerrarse sobre sí mismos. A lo que estarían apuntando si fuera por conflicto, yo creería que se van a incrementar los conflictos por el control de los recursos naturales, del petróleo. En este momento no es crítico por la baja del consumo por la pandemia, pero cuando se solucione la pandemia, en dos o tres años, que eso es lo que vamos a vivir con pandemia, cuando se solucione va aumentar el consumo nuevamente, el petróleo va a valer valor oro porque va aumentar el consumo. O sea que todos los países con recursos naturales energéticos van a estar en la mira. Y también van a estar en la mira donde se cruzan los intereses estratégicos de China y Rusia…

¿Qué se podría esperar en relación a las tensiones con Rusia, Corea del Norte y China?

Con Rusia, probablemente, si revisan los medios de Europa, van a ver que la tensión va a estar sobre el gasoducto que están tendiendo en el Mar Báltico desde Rusia hasta Alemania, Nord Stream 2, está presionando a Alemania y ha aumentado la presión Estados Unidos desde que asumió Biden, basándose en el tema de los derechos humanos, como tiene problemas con los derechos humanos Rusia, Alemania debería cortar las relaciones económicas con Rusia. El problema es que Rusia le ofrece gas a la mitad de precio que el que le ofrece Estados Unidos. Entonces, ahí ya tenés un conflicto que son alrededor de 300 mil millones de dólares al año.

Puede escalar otro conflicto, probablemente con Rusia vaya a estar en la frontera sur de Rusia, con Ucrania y Gerogia, ellos va a apostar a que Ucrania y Georgia ingresen a la OTAN y estén a la frontera, al lado del corazón de Rusia. Otro conflicto probablemente vaya a ser Siria. Y con China, lo más probable es que veamos conflictos en el mar de China, en Taiguán. En el día lunes 25 ha habido maniobras militares chinas y norteamericanas, se han empezado a mostrarse los dientes a los alrededores de la isla de Taiguán. China la reclama como propia y se mantiene independiente únicamente gracias a la presencia de la flota de Estados Unidos.

¿Y con Corea del Norte?

Corea del Norte, en realidad, hace lo que China no puede hacer. Corea del Norte es la amenaza que tiene China para amenazar a Estados Unidos sin que se le vea la mano. Yo supongo que se va a incrementar, va a ser una señal, van a empezar a tirar misiles de prueba, todo como una amenaza indirecta de China a Estados Unidos.

Una respuesta

  1. Las opiniones vertidas en el artículo son muy interesantes, sobre todo porque trazan de manera mas o menos precisa cual es el rumbo que tomará EEUU y su nueva administración. Dos cosas que me parece interesante aclarar, la primera es que la Administración saliente es una de las pocas que no llevó a cabo ninguna invasión a gran escala en el mundo, un dato obviado por los grandes medios de comunicación, ligados en esta parte del planeta al Capital Financiero, por ende vinculados a la nueva Administración. La segunda es mas de carácter global; desde hace un tiempo el Capitalismo como modelo de Desarrollo global atraviesa una crisis en su interior, lo que antes en términos de disputa se comprendía como Capitalismo vs Comunismo, hoy se traducen en Capitalismo Financiero vs Capitalismo de Producción o Trabajo, y es esa disputa la que se ve reflejada principalmente en EEUU y en el resto del Mundo.
    Muy buena la nota…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten