Valle de Uco, Martes 25 de Septiembre 2018
Tunuyán
Sunny
24°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
20°C
 
San Carlos
Soleado
24°C
 

El Municipio dice que es un recorte que se hace todos los años, mientras el Sindicato aduce que “no hay denuncia formal”.

En los últimos días se ha visto muy tristes escenas en el Municipio de San Carlos. Es que decenas de personas que estaban prestando algún servicio en la Comuna fueron dejadas sin trabajo. Muchas de ellas contaban con el mínimo ingreso para mantener a sus familias, como el caso de mujeres jefas de hogar, que al enterarse de la nueva disposición municipal, rompieron en llanto, pensando cómo seguir en estos meses de invierno.

Aunque no hay un número oficial de las personas que quedaron sin trabajo, algunas versiones hablan de más de 100, las cuales hasta hace algunos meses trabajaban en la modalidad de contratados, presentando una factura para realizar el cobro de sus servicios. Según pudo investigar Diario El Cuco, días antes de las elecciones, a estas personas se les pidió “que dieran de baja el Monotributo, para que se ahorraran los impuestos que se debe pagar”. La mayoría de quienes tenían este tipo de contratos accedió, y se dio de baja como monotributista, entendiendo que seguirían trabajando, con otra modalidad de relación con la Comuna sancarlina.

Sin embargo, a pocos meses del cambio, a estas personas se les ha comunicado que no tienen más trabajo en el Municipio. Y como no han estado facturando, desde “lo legal”, se entiende que lo que estas personas recibían, era un subsidio municipal, por lo que no se puede realizar ningún reclamo.

Las voces de los protagonistas

Los trabajadores

“Antes de las últimas elecciones tuvimos una reunión con Mirta Retamales y Darío Micames y nos dijeron que teníamos que darle de baja a los factureros y luego hacer unos trámites en Acción Social para que, en vez de cobrar como empleados, recibiéramos un subsidio”, expresó a El Cuco Digital una de las personas con actividades en la Municipalidad, de quien reservamos su identidad.

Además agregó: “Nos dijeron que eso era para ahorrarnos la plata que costaba mantener el facturero, pero ahora nos damos cuenta que fue para que sea mucho más fácil dejarnos sin trabajo y que no tengamos posibilidad de quejarnos con nadie, porque desde el día en que le dimos de baja a los factureros ni siquiera somos contratados municipales, no tenemos ni quien nos defienda ni nos represente”.

El Sindicato

Por su parte, Marcela Linzzito, a cargo del Sindicato de Empleados Municipales de San Carlos, en comunicación con este medio informó que “no ha habido ninguna denuncia formal” relacionada con el despido de empleados.

“No tengo conocimiento de quiénes son las personas ni de cuántas son, porque no son empleados, son personas que reciben un subsidio”, expresó Linzzito, quien además agregó que “no ha llegado nadie al Sindicato a realizar ninguna queja sobre despidos”. La sindicalista afirmó que le llegó el rumor de gente que se estaba quedando sin trabajo, por lo que se acercó a la Municipalidad: “el Secretario de Gobierno me dijo que se trataba de la baja de algunos subsidios”.

Por otro lado, Linzzito agregó que si bien el Sindicato no puede intervenir, ya que no se trata de personas con prestaciones formales en la Municipalidad, se advirtió a los funcionarios que “verifiquen quiénes son las personas beneficiarias del subsidio”, porque “si bien muchas de ellas no lo necesitan hay otras que tienen familias y esa ayuda es fundamental”.

Qué dice el Municipio

En comunicación con Federico Silvapintos, jefe de Prensa de la Municipalidad, el funcionario reconoció que hubo una reunión entre funcionarios y contratados por el tema del Monotributo. “Ya no les convenía tener al día su propia factura o Monotributo, que es una condición para ser contratado, porque se les iba el dinero en los impuestos que tenían que pagar; entonces, una forma de solucionar eso, era pasar a estas personas a Acción Social, vía subsidio, en donde no necesitan tener Monotributo”.

El vocero municipal también reconoció “la baja de esos subsidios”, es decir, el despido de trabajadores. “Esto es un ajuste general que se hace todos los años” afirmó, agregando “que hay una “época de mayor actividad que se da entre la primavera y el otoño, donde hay más necesidad de trabajo temporario, entonces se contrata más gente y cuando termina el otoño se les da de baja, y en este caso se dieron de baja los subsidios”. Silvapintos resaltó que “no hay ningún despido de gente de planta ni de reducción del personal del Municipio, ni nada por el estilo”.

Para finalizar, el jefe de prensa expresó que “es una mala noticia decirle esto a la gente, pero la verdad es que cuando se les da el contrato o el subsidio ya saben que tendrá vigencia durante el período de verano y que luego se cae, porque incluso muchos ya han tenido otros años y ya conocen el procedimiento”.

Share This