Valle de Uco, Martes 25 de Septiembre 2018
Tunuyán
Mostly sunny
17°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
15°C
 
San Carlos
Más claros que nubes
17°C
 

“El Tsunami en Tunuyán y la casa que se derrumbó”

Para algunos periodistas todo es bueno para el amarillismo y el sensacionalismo, incluso en los momentos cuando se debe instar a la calma.

Pareciera que solo se trata de generar impacto, de ver la noticia como una mera mercancía, la cual tiene que ser, por lo menos apocalíptica, para que venda.

Mientras un medio provincial en su portada colocaba como título principal “Terremoto en Mendoza”,  otro local anunciaba que se “derrumbaba” una casa en Tunuyán, y “el tsunami que se sintió en Tunuyán” (sic).

La verdad es que fue un fuerte sismo, que todos nos asustamos, que hubo alarma y que todos estuvimos alerta por lo menos por unas horas. Pero el accionar de algunos medios y periodistas, consecuente con la misma lógica con la que se trabajan diariamente noticias políticas y policiales (con mucha sangre, morbo y poco interés de construcción social), fue no solo lamentable, sino también merecedor de cuestionamiento.

Cuando lo más sensato era transmitir calma y algunas recomendaciones, muchos se esforzaron por agrandar la situación, con sensacionalismo, mal tino, e incluso, informaciones poco precisas o incorrectas. Una vez más, parte del periodismo mostró la hilacha, buscando la chirola sensacionalista y olvidando la premisa no solo periodística, sino básicamente ética y humana, de aportar y colaborar con la comunidad en la cual está inserto.

Por Paula Hinojosa

Share This