Valle de Uco, Miercoles 18 de Julio 2018
Tunuyán
Cloudy
4°C
 
Tupungato
Cubierto
1°C
 
San Carlos
Cubierto
5°C
 

ley-de-educacionSorprendió hace unos días, Massa y Macri en Mendoza hablando de las economías regionales. Justo ellos, representantes de un sector que se llevó puesto a los pequeños y medianos productores de nuestra región, con políticas que beneficiaron solo a las multinacionales carnívoras y a los jugadores de la timba financiera. Y esto no es ciencia ni chicana de campaña. Nadie puede olvidarse las imágenes de no hace tantos años atrás, cuando la mayoría de las fincas de nuestro Valle de Uco estaban abandonadas, los alambrados caídos, los frutales y viñedos semi cultivados; cuando casi todos los agricultores remendaban cubiertas, perdían fincas, lloraban miseria.

Hoy es otro  el contexto, y aun cuando hay sectores que pueden necesitar más o menor atención, la realidad es que muy lejos están los años de desastre. Aclaremos que, lejos en cuanto a las miserias que se vivían, pero hay que ser realistas: mejorar, crecer, avanzar, salir del pozo es muy difícil; ahora, caerse, venirse a pique, perder lo ganado es mucho más rápido. Y en ese punto, hay que saber bien quiénes y qué medidas pueden ser amenazantes para nuestras economías, nuestras vidas mismas.

Cambiando de tema, (pero no tanto), otra de las acciones que me llamaron la atención (y me preocuparon, hay que decirlo) se centró en el tema de la educación. Por un lado, durante las últimas semanas hubo reclamo de docentes de gestión privada, que pedían equiparación con los docentes de educación pública. Bien pedido, justo reclamo, más en lugares como el nuestro donde hasta hace pocos años la única posibilidad de educación de nivel secundario era brindada por instituciones de gestión privada. Entonces, es bueno el reconocimiento. Siguiendo con el tema educativo, y para marcar un hecho que pasó desapercibido en los medios, pero que sin duda repercute en la formación de todos: hace unos días se votó en la provincia la nueva Ley de Educación, un proyecto de varios años, que además de haber sido tratado en los establecimientos educativos por los propios docentes, ya contaba con la aprobación del Senado provincial. Para sorpresa de muchos la nueva ley no fue aprobada y todos los mendocinos vamos a seguir rigiéndonos por viejas y obsoletas legislaciones que no tienen en cuenta (ni cerca) la realidad de un mundo que cambió, se complejizó, y donde nuestros niños y adolescentes se enfrentan diariamente a nuevos y enormes desafíos.

Es cierto, seguimos sin poder cambiar la ley de Educación. Lo que más me preocupó es que más allá de que fue el sector del radicalismo el que votó en contra (desde el oficialismo acusaron a los radicales de meter la interna Radical en la votación), fueran políticos locales los que definieran en contra. Eduardo Giner, Daniel Ortiz y Norma Corsino, fueron los radicales locales que votaron en contra la ley de Educación provincial. Giner, actual pre candidato a intendente de Tunuyán adujo que no se aprobó la Ley porque se quería modificar un artículo. Justificación válida o no, lo real es que seguimos sin poder tener una legislación acorde a los nuevos tiempos. Estos son los momentos en que uno quisiera que la histórica frase “Dios y la Patria os lo demanden” tenga un peso más concreto. Porque parece que a algunos les interesa más hacer oposición política que pensar, en las cosas verdaderamente importantes.

 

Share This