Valle de Uco, Lunes 18 de Febrero 2019
Tunuyán
Clear
18°C
 
Tupungato
Principalmente Despejado
16°C
 
San Carlos
Despejado
18°C
 

El joven debía subirse al ring el 1 de febrero en la provincia de Salta, pero por irregularidades en la organización no puedo hacerlo. El mal momento que vivió.

Maximiliano Hinojosa es un joven boxeador oriundo del departamento de Tunuyán. El año pasado se consagró Campeón Argentino Supermediano de Box y en esta oportunidad iba en busca del título del Mundo.

El joven debía enfrentarse contra el peruano David Zegarra en la provincia de Salta el 1 de febrero, pero por ciertas irregularidades no pudo ser así.

Maxi, en dialogó con El Cuco Digital, contó: “Después de prepararme durísimo por mucho tiempo, llegó el día de viajar a Salta en busca de mis sueños pero todo se vio truncado; la pelea se suspendió y no sabemos bien hasta cuándo”.

“Cuando llegamos a Salta nos encontramos con un inconveniente en el pesaje; nos dicen que los peruanos se habían pesado hacía unas horas y que ahora era nuestro turno; bueno, yo me subí y pesaba 71 kilos, estaba bien, porque en la categoría que yo peleó podemos pesar hasta 76 kilos 200 gramos; luego, miramos el registro y el peruano pesaba 76 kilos 200 gramos, justo el limite; a nosotros nos llamó la atención y pedimos que lo pesarán delante de nosotros porque queríamos verlo en la balanza; después de insistir logramos que se pesará mi rival; cuando se subió pesaba 83 kilos y medio, cosa que eran varios kilos arriba de lo que debía, un fraude total; él ya había perdido en la balanza; sin embargo comenzamos la negociación con Zegarra por la diferencia de peso y llegamos al acuerdo de que íbamos a pelear esa noche; pero después nos dicen que no íbamos a pelear nada”, relató el boxeador.

El deportista tunuyanino, fastidiado por la bochornosa situación que le tocó vivir, expresó que hubo mucha “falta de profesionalismo”, principalmente desde la organización del evento. Además dijo que el futuro en lo que respecta al enfrentamiento es incierto, ya que en los papeles, en lo legal, el ganó la pelea porque a su rival no le daba el peso, sin embargo el título del mundo no se puede ganar en la balanza, por lo que ese lugar continúa vacante.

Para finalizar, el boxeador dijo: “Me siento defraudado y quiero pedirle disculpas a toda la gente que confío en mí; yo quería pelear y traer el título a Tunuyán”.

Share This