Valle de Uco, Lunes 20 de Mayo 2019
Tunuyán
Cloudy
5°C
 
Tupungato
Cubierto
2°C
 
San Carlos
Cubierto
5°C
 

El edil fue imputado recientemente por un presunto abuso sexual.

El concejal sancarlino Alejandro Marianetti renunció a su cargo de concejal. La noticia se conoció este lunes por la mañana, luego del que ya ex funcionario enviara al HCD el documento que constata su cese de actividades.

Alejandro Marianetti (UCR) llegó al Concejo el 28 de abril del año pasado, junto con María de los Ángeles Sara, Claudio Méndez, Daniel Santisteban y Pedro Fernández, y debía cumplir funciones hasta el 2022, sin embargo, a sólo cuatro meses de haber asumido, fue denunciado por Dámaris Agüero por abuso sexual.

El episodio por el que se lo acusa habría ocurrido el día 19 de agosto del 2018 en el distrito de Tres Esquinas, cuando ambos regresaban de un festejo por el Día del Niño en el auto del edil. Según manifestó la chica, Marianetti se desvió del camino, la tocó sin su consentimiento y posteriormente se habría masturbado frente a ella.

El pasado 10 de abril, en la Unidad Fiscal de Tunuyán, Marianetti fue imputado por el fiscal Jorge Quiroga -siguiendo las directivas del fiscal Javier Pascua, Jefe de la Unidad Fiscal del Valle de Uco- por “abuso sexual simple”, tras considerar que existen motivos suficientes para sospechar que ha participado en la comisión del hecho.

Hoy, días después de aquella decisión de la Justicia, Alejandro Marianetti renunció a su cargo a través de una carta dirigida a la presidenta del HCD, María de los Ángeles Sara:

San Carlos, 22 de abril de 2019

A LA SRA. PRESIDENTE DEL

H.C.D. SAN CARLOS

MARÍA DE LOS ÁNGELES SARA

S____/______D.

Hoy, hace un año, gracias al voto del pueblo de San Carlos, asumía con mucha alegría la responsabilidad de representar, como concejal, a los habitantes de mi querido departamento y así empezaba a tomar forma el sueño de contribuir al crecimiento del lugar que me vió nacer.

Quienes me conocen, saben que soy una persona honesta y humilde, de familia trabajadora y sencilla y que, desde un principio, mi voluntad estuvo dirigida a cumplir con compromiso y profesionalismo la función para la que fui elegido. Pero desafortunadamente mis adversarios políticos utilizaron una falsa acusación que pesa sobre mí para sacar ventaja de una situación por de más injusta, alejándome de mi gran objetivo que es servir al Departamento de San Carlos, perjudicando mi vida, mi familia y el proyecto político que me permitió llegar a mi actual cargo.

Tengo madre, hermanas, sobrinas, y amigas. Durante toda mi vida crecí valorando y respetando a la mujer, aprendí de sus derechos, entendiendo y defendiendo sus luchas. Soy un convencido de que una sociedad más justa implica que las personas tengamos empatía por las realidades que diversos actores sociales están viviendo, y al mismo tiempo ayudemos a generar las transformaciones que los momentos requieren, en congruencia con lo dicho, sé entender y acompañar estos procesos. En virtud de esto, es que abro las puertas de toda mi persona, para que, siempre coherente con mis principios, puedan conocerme y asegurarse de mis valores.

Soy consciente que tengo derecho a continuar en la función pública hasta que la justicia se expida, y créanme que mi mayor anhelo es seguir trabajando por San Carlos, no obstante ello, y aunque mi derecho encuentre legitimación en el sufragio, la realidad me ha colocado en la necesidad de emprender la titánica tarea de ir un paso más allá de mis derechos y buscar la justicia aun cuando implique atropellar mis propias garantías constitucionales. Pues como un simple joven, considero que, si mi intención es dejar algo valioso para las próximas generaciones, mi humilde ejemplo puede ser útil para revalorizar las instituciones democráticas.

Estoy siendo víctima de un contexto desfavorable gobernado por los prejuicios, la condena social anticipada y la imposibilidad de defenderme adecuadamente, todo ello combinado con la mediatización. Lo que resulta lamentable, es que, con la intención de lograr fines mezquinos, se manipule malintencionadamente un tema de alta sensibilidad social, pues todos sabemos que las grandes conquistas de derechos por parte de la mujer, han sido el resultado de largos y dolorosos procesos históricos. Es por eso que en solidaridad con las personas que si han sido víctimas de delitos, espero que como sociedad tomemos plena conciencia del peligro de desvirtuar los verdaderos fines para los cuales las herramientas legales fueron creadas.

Es por ello que con el propósito de que todos puedan ser testigos de que la investigación judicial, que recién se inicia, transcurre sin elementos que puedan entorpecerla, he decidido renunciar a mi cargo de concejal para que a nadie le queden dudas que seré juzgado como un ciudadano común. Mi más sincero deseo, es que se investigue y se llegue a la verdad porque estoy seguro de mi inocencia.

Hoy me toca afrontar la decisión más difícil de mi vida, tras meses muy duros, donde tuve que soportar, junto a mi familia y a mi entorno, el rigor de prejuzgamientos injustos, privándome, por respeto a mi investidura política, de expresarme públicamente, quiero dejar bien en claro, que mi renuncia no significa admitir responsabilidad por los hechos que se me atribuyen, ni mucho menos que me rinda ante las adversidades que se presentan.

A los habitantes de San Carlos,  quiero decirles que siempre entendí la política como ponerse al servicio del otro, y aunque ya no continuaré ejerciendo este cargo, si me seguirán viendo en las calles escuchando inquietudes, intentando resolver necesidades y ayudando donde la gente me necesite, porque quienes hemos comprendido que la política no es un fin en sí misma, sino, un instrumento para transformar e innovar la realidad, descubrimos la maravillosa vocación de servir a nuestros semejantes, decidiendo siempre vivir para la política y no de ella.

Confío que la justica finalmente verá la luz y se demostrará que soy inocente. Y que quienes han calumniado e injuriado mi persona, tendrán su condena por el daño causado. Lamentablemente, para resguardar el equipo al que pertenezco, los nobles ideales del partido que milito y legitimar el proceso judicial que vendrá, debo dejar mi lugar.

Finalmente quiero expresar mi más profundo agradecimiento a todo el pueblo de San Carlos, a la Juventud Radical, a la Unión Cívica Radical, y a todo el Frente Cambia Mendoza, por la valiosa oportunidad que me otorgaron, a mis familiares y amigos por el apoyo cotidiano y a todas las personas que durante este tiempo me daban fuerzas para seguir adelante.

Sin otro particular me despido saludando muy atentamente.

                                                                         Alejandro Armandro Marianetti

                                                                                       

Share This