Valle de Uco, Martes 16 de Octubre 2018
Tunuyán
Clear
12°C
 
Tupungato
Despejado
9°C
 
San Carlos
Soleado
12°C
 

Con la incorporación de nuevas camas eléctricas y elementos de última tecnología, la unidad de Cuidados Intensivos del hospital regional del Valle de Uco se transformó en un servicio de primer nivel. 

Entre la adquisición de nuevos elementos y la donación de tres nuevas camas eléctricas, la terapia intensiva del Hospital Antonio J. Scaravelli avanzó notablemente.

Era una necesidad urgente del hospital Scaravelli lograr un equipamiento óptimo de la terapia intensiva. En este sentido, la Provincia adquirió meses atrás tres camas eléctricas para destinar a terapia.  Las mismas fueron compradas por un valor aproximado de 140 mil pesos cada una de ellas. Esta inversión se vio completada esta semana con la donación que realizó la Cooperadora del hospital Scaravelli: tres camas eléctricas más, las cuales completan la renovación completa del servicio que se viene generando desde hace un año.

Las autoridades del hospital regional destacaron que “por primera vez, desde su fundación, el servicio de terapia intensiva que se brindará será de primer nivel. Lo importante es que tenemos la tecnología y logramos el apoyo logístico para alcanzar este nuevo objetivo”, señaló Carmelo Fazzio, director del hospital regional Antonio Scaravelli, acentuando además que también es un hecho histórico el que estén funcionando los cuatro quirófanos.

“Estamos mejorando los servicios de atención complejos, con calidad y garantizando la capacidad para asistir a toda la población del Valle de Uco”, explicó Fazzio, enumerando las otras adquisiciones que se han realizado durante estos meses, lo que permite tener el nivel más alto de atención que existe en la salud pública de la provincia.

Cabe recordar que entre las inversiones que se efectuaron recientemente figuran la compra de la torre laparoscópica con material para cirugía de adultos, de niños y también para cirugías ginecológicas. En esta máquina, el Gobierno de Mendoza realizó una inversión aproximada de $1.600.000. Además, los últimos meses se compró una lámpara cialítica para el quirófano, un monitor multiparamétrico,  bombas de infusión para Neonatología, una mesa de instrumentación, una estufa para laboratorio, un aparato móvil para realizar radiografía digital, respiradores y bombas de infusión  para cada cama de terapia intensiva.

“Podemos afirmar que tenemos una terapia intensiva de primerísimo nivel, a la altura de los hospitales del gran Mendoza”, sintetizó el director del hospital. Durante el año 2016, 150 pacientes utilizaron la terapia intensiva y el año pasado las atenciones de terapia superaron los 180 pacientes internados.

También, tras poner a funcionar el tercer y cuarto quirófano por completo, se adquirió una mesa de anestesia para completar el funcionamiento, un carro de paro con desfibrilador automático, un electro bisturí y otro electrocardiograma.

Share This