Valle de Uco, Martes 11 de Diciembre 2018
Tunuyán
Sunny
28°C
 
Tupungato
Soleado
24°C
 
San Carlos
Soleado
26°C
 

Ayer en las pizarras de las estaciones mendocinas se pudo observar un nuevo reajuste de los valores en estas dos petroleras.

El domingo aumentó el precio del combustible en las estaciones de servicio YPF y la suba promedió el 5%Shell (que también aumentó sus precios en 5% ese día), volvió a subir sus tarifas, que crecieron hasta un 12% en el acumulado de la semana. Mientras que Axion también ajustó con valores de hasta 10,4% en sus refinados. 

Shell modificó los números de sus pizarras en Mendoza. Tras el incremento de 4,69% en promedio realizado el domingo, la petrolera abrió la jornada del miércoles con un reajuste (del 3,4%) en el valor de sus combustibles para llevar el precio de su nafta súper a $ 29,98.

La compañía angloholandesa, en manos de los brasileños de Raízen, actualizó el valor de sus productos entre un 9% y 12% por litro, acumulando un incremento cercano al 21% para todos los artículos de su línea. El único combustible que mantuvo el precio del domingo fue el power diésel, el resto todos subieron otra vez.

En nuestra provincia, la nafta súper de Shell (que el fin se semana pasó de $ 27,69 a $ 28,99 por litro) cuesta ahora $ 29,98. Es $ 0,69 más cara que lo publicitado ayer en las estaciones Axion, que ajustó sus valores para sus naftas 5.000. También sobrepasa en $ 1,13 el importe que definió YPF -el fin de semana- para su combustible de batalla.

Reajustes tarifarios

Los carteles blancos de letras rojas, que reciben a los conductores sorprendidos, exhiben valores que difieren entre dos y tres pesos con respecto a los de su última visita, es decir la semana pasada; según un relevamiento que realizó el portal de noticias Los Andes el miércoles 27 de junio en las playas de la firma Shell.

Su versión power, que el domingo 1° de julio llegó a $ 33,99, cuesta ahora $ 34,89, expresando un reajuste de 12,36% con respecto a los $ 31,95 del mes pasado.

La versión power de su nafta fue la que más evidenció una suba de precio, mientras en el diésel de alta calidad aumentó $ 1,70 (6,04%) y se sostiene desde el domingo.

Para los vehículos de transporte o de trabajo que llenan su tanque con combustible diésel (de 50 litros, promedio) se necesitaban $ 1.229 para llenar el tanque, teniendo en cuenta que el precio por unidad era de $ 24,59, antes del reajuste de julio. Desde ayer, para poder alcanzar el mismo objetivo se requieren $ 1.332 (el valor unitario es de $ 26,64). O sea $ 103 más.

Mientras que para llenar un  tanque de nafta súper de 50 litros, con el nuevo canon, se requiere de $ 1.499 ($ 29,98 por litro), $ 115 más que el miércoles ($ 27,69 por unidad).

Se sumó al aumento

Las carteleras de las estaciones de servicio Axion lucen su nueva lista de precios con un incremento de 6,8%, marco tarifario que se actualizó tras el aumento, en promedio del 5%, en las expendedoras de las empresas YPF y Shell.

El mendocino deberá pagar $ 1,86 de diferencia para poder cargar la línea de combustible 5.000, nafta que el fin de semana costaba $ 27,39 y que ahora tiene un valor de $ 29,26.

Para llenar un tanque promedio, de 50 litros de capacidad, se deberá contar con $ 1.463. Por su parte, en 8.000, la nueva tarifa es de $ 34,05, anteriormente costaba $30,93.

En cuanto a la línea de diésel, para los vehículos de trabajo y de transporte, se deberá contar con $ 1.283, porque el nuevo valor es de $25,66 (anteriormente costaba $ 23,96). Por último la euro diésel cuesta $ 29,38, anteriormente $26,60.

Impulsan el pago de combustibles con QR

En su cruzada para digitalizar los pagos y ganarle terreno al uso del efectivo, Mercado Libre dio un paso más y puso en marcha una campaña para que se adopte el código QR para los pagos en negocios físicos, incluyendo cadenas como Burger King, Subway, Havanna, Freddo y las estaciones de servicio Axion e YPF.

De este modo se podrá pagar usando el celular en estaciones de servicio, cadenas de comidas rápidas, quioscos o comercios de barrio, entre otros lugares.

En los últimos dos años, la compañía de Marcos Galperín buscó extender el uso de los pagos digitales por fuera del comercio electrónico. Para lograrlo creó una “billetera digital”, que permite hacer transacciones en comercios físicos usando el saldo de la cuenta del usuario en Mercado Pago.

Así, quien vende un producto por Mercado Libre puede usar el dinero que le depositan en su cuenta tanto para adquirir productos o servicios como para cargar crédito en el celular, la tarjeta SUBE o enviar dinero a otras aplicaciones.

Share This