Valle de Uco, Martes 28 Enero 2020
Tunuyán
Mostly cloudy
35°C
 
Tupungato
Cubierto
29°C
 
San Carlos
Más nubes que claros
35°C
 

Moderación en la cantidad de alimentos que se consumen es uno de los puntos claves.

Llegó fin de año, época en la que aumentamos las reuniones sociales y por ende, también la cantidad de alimentos que consumimos.

En las fiestas de fin de año nos encontramos con mesas repletas de comida para todos los gustos: dulce, salada, fría, caliente, y solemos consumir de todo un poco y en grandes cantidades, lo que muchas veces nos termina provocando un atracón o malestar.

El Cuco Digital consultó al nutricionista sancarlino Leandro Guzmán, quien brindó tips para cuidar nuestro organismo en estas fechas.

-Leo, ¿cómo podemos escoger un menú saludable, ahora y siempre?

Existen diversas formas para moderar los excesos; yo recomiendo servirse las porciones en el plato y no comer de las fuentes, de hecho no habría que llevar la comida a la mesa, sino servirse lo que considere que va a comer. También, podemos servir la mitad del plato con variedad de ensaladas; eso es una buena alternativa si queremos saciarnos rápido, consumir variedad de nutrientes e incorporar pocas calorías, que a veces es algo que le preocupa a la gente. Y no quiero olvidarme de decirles que es de gran importancia masticar los alimentos reiteradas veces.

-¿Y en qué debemos pensar a la hora de escoger la bebida y el postre?

En reemplazar bebidas sin azúcar o aguas saborizadas caseras en lugar de gaseosas o jugos con excesiva cantidad de azucares. Y los postres a base de frutas, la tradicional ensalda de frutas, aspic (receta hecha a base de gelatina y frutas de estación), brochettes, etc; son postres livianos y aptos para toda la familia. Algo que me gustaría agregar es mencionar que se puede hacer también cambios en los aderezos que acompañan nuestro menú, podemos hacerlos caseros a base de quesos descremados, verduras cocidas y condimentados a gusto.

-¿Algún otro punto conveniente para tomar nota?

Otro punto fundamental tiene que ver con las compras previas y la realización del menú. Siempre solemos comprar en exceso para que nos quede, además tenemos la costumbre de preparar comida en abundancia y sin darnos cuenta o de forma inconsciente, llenado la heladera, y terminamos consumiendo las sobras y llevándonos una ingesta excesiva no solo el 24 y 31 si no dos semanas completas después.

-Entonces ¿cuál sería el tip mágico para cuidarse?

Como aclare al principio, la base de esto es no volvernos locos contando calorías, si no mas bien contar nutrientes, que es en definitiva lo que hace a la calidad de nuestra alimentación.