Valle de Uco, Miercoles 14 de Noviembre 2018
Tunuyán
Sunny
24°C
 
Tupungato
Soleado
20°C
 
San Carlos
Soleado
24°C
 

El proyecto incluye a 83 escuelas de la región. 

Se trata del proyecto que desarrollan en conjunto la Dirección General de Escuelas y el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía a través del ISCAMEN que propone que sean los alumnos quienes distribuyan la Mosca para combatir la plaga. Los organismos del Gobierno de Mendoza han logrado sostener y articular una propuesta pedagógica, creativa y de fuerte impacto, que tiene como fin poner en valor el patrimonio fitosanitario de la provincia de Mendoza, como así también concientizar sobre la responsabilidad de todos los mendocinos en materia de sanidad vegetal. En el caso del Valle de Uco es aún más importante cuidar que no ingrese la plaga, debido a que la región cuenta con la determinación internacional de “Área Libre de moscas de los Frutos”.

Este proyecto educativo se realiza con el objetivo de que los estudiantes de primaria trabajen la problemática de la Mosca del Mediterráneo y la importancia de su combate para la producción y los cultivos. Está orientado a la transferencia de saberes y a la generación de conciencia en los niños mendocinos y sus familias respecto a la necesidad de proteger el patrimonio agroecológico de la provincia. Y a la par, ayuda a la correcta distribución de la mosca que combate la plaga.

Los BioContenedores son cajas de cartón que contienen pupas o capullos de moscas del Mediterráneo esterilizadas, producidas en la Bioplanta de insectos estériles, ubicada en Santa Rosa. Los BioContenedores, cuentan con una ventana de visualización para que los alumnos realicen un proceso de seguimiento, observación y aprendizaje del ciclo biológico de los insectos. Y este año como novedad también se creó una aplicación para celulares, así los chicos pueden seguir de mejor forma el ciclo biológico.

Cada BioContenedor con el nombre de la escuela donde fue destinado – foto Prensa Gestión Valle de Uco

Posteriormente, cuando se produce el nacimiento de las moscas  dentro de los BioContenedores, los niños las liberan al medio ambiente como herramientas de control para la plaga: pueden hacerlo en sus patios o en las plazas, parques, donde ellos elijan.

“Todos los alumnos de 6 grado, de escuelas públicas y privadas, tienen su BioContenedor. Esta es una forma de que los chicos aprendan sobre una plaga muy importante que tenemos en la provincia, observen cómo funciona la mosca, y nos ayuden a nosotros a liberar moscas en distintas partes de la provincia”, explicó el licenciado en Biología Juan Cruz Baldoni,  a cargo de los laboratorios de Iscamen y de la distribución de los BioContenedores.

El proyecto, que se viene desarrollando desde hace cinco campañas, es la primera vez que se ejecuta en el Valle de Uco, debida cuenta que en los últimos años se potenció. Esta semana comenzó la distribución de BioContenedores a estudiantes de sexto grado de escuelas de todo el Valle de Uco. En total se van a distribuir 2824 BioContenedores en 83 escuelas (entre públicas y privadas). Mientras que en toda la provincia se han distribuido cerca de 30 mil BioContenedores que se han distribuido, en más de 600 escuelas.

Docentes recibieron capacitaciones para preparar a los alumnos

A mediados del mes de agosto los docentes fueron capacitados  con el objeto de prepararlos antes de que los jóvenes comiencen con el proyecto. El último paso es la liberación de las moscas, sin embargo los alumnos han estado trabajando de forma transversal en todas las áreas: ya sea interpretando textos, ubicando en mapas, investigando sobre la plaga, y articulando con otros proyectos como “lazos verdes” o “huertas”.

“Ha sido un proyecto realmente maravilloso, novedosos e integrador” expresó durante la entrega de BioContenedores Nancy Armijo, directora del  establecimiento escolar 1-375 José Pedroni, de Tupungato. “Los chicos sabían de las bolsitas que antes se dejaban en los árboles, pero no tenían mayor conocimiento. Ahora conocen para qué es, y lo fundamental que resulta para cuida los cultivos. En nuestro caso los chicos se han sorprendido que nuestra zona, el Valle de Uco, sea una zona libre de mosca del Mediterráneo, y más se han entusiasmado cuando se dan cuenta que esto hay que cuidarlo”, expresó la autoridad escolar.

Actualmente el Valle de Uco y el Oasis Sur son reconocidos internacionalmente (USDA-EEUU/ SAG-Chile) como Áreas Libres de moscas de los Frutos.

 

Share This