Valle de Uco, Viernes 20 de Julio 2018
Tunuyán
Mostly sunny
6°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
4°C
 
San Carlos
Más claros que nubes
6°C
 

El doctor Cesar Bunader, especialista del Hospital Scaravelli, habla sobre un síntoma muy recurrente: la fiebre en los niños. Para dar respuestas a las múltiples consultas que a diario se realizan sobre este tema, explica qué es la fiebre, cómo se la debe tratar, cuándo hay que recurrir a urgencias y sobre el manejo de antitérmicos.

Tranquilos papás, hablemos de la fiebre….

La fiebre no es una enfermedad en sí misma, sino una de las respuestas naturales del organismo de defensa ante determinados agentes externos, como pueden ser las infecciones bacterianas, las infecciones víricas, etc….

No constituye una amenaza a la vida. Es solo un síntoma, pero para las familias es un gran problema, dedican grandes esfuerzos para combatirla y les genera mucha angustia.

En pediatría la causa más frecuente, en el 90%, es por infecciones virales y el organismo resuelve muchas veces, en el término de 3 a 5 días, la infección que está produciendo la fiebre.

Es comprensible la angustia que genera en los padres ver a su hijo decaído producto de la fiebre. Pero ello no deberá hacernos perder la calma, para así poder actuar adecuadamente.

Los padres suelen acudir a la consulta cuando el niño ha presentado solo un registro febril, muchas veces de menos de 6 horas o incluso, con la reciente o casi inmediata constatación de fiebre. Esto no solamente satura los sistemas de salud sino que, además, exponen a sus hijos a largas esperas, en lugar de tomar medidas iniciales en el hogar para brindar un tratamiento inicial y brindarle confort.

Gran número de infecciones requieren, muchas veces, 24-48 y hasta 72 horas de incubación (algunas aún más), es por ello que muchas veces el profesional no podrá brindarle un diagnóstico preciso sobre del motivo que está originando la fiebre.

1. Tratamiento

No decida que su hijo tiene fiebre poniéndole la mano sobre la frente. USE SIEMPRE UN TERMÓMETRO.

En primer lugar debe desabrigarlo y dejarlo con la menor ropa posible. Procure que en la habitación no haga excesivo calor.

Se le pueden poner compresas o paños tibios en brazos, piernas y tórax.

Haga beber al niño líquidos frescos, en pocas cantidades y frecuentemente.

Si la temperatura es mayor de 38ºC se le debe administrar un antitérmico. Los antitérmicos más utilizados son el paracetamol y el ibuprofeno.

Los antitérmicos alcanzan su máxima eficacia hacia la hora de su administración.

Al momento de haberle administrado el antitérmico, si la fiebre es alta, puede darle al niño una ducha o baño con agua tibia (nunca con agua muy fría). Si por alguna condición no se pudiera bañar al niño, se aconseja colocarle paños tibios a frescos en la frente, axilas e ingles.

2. ¿Cuándo acudir a urgencias?

Si el niño es menor de 3 meses

Si la fiebre es superior a 40ºC o más de 38° durante dos dias (correctamente constatado con termómetro)

Si ha presentado una convulsión febril

Si presenta vómitos repetidos (4 o más en el transcurso de una hora)

Si el niño llora inconsolablemente

Si es difícil de despertar

Si esta confuso o delirante

Si tiene manchas en la piel

Si presenta respiración dificultosa, haciendo mucho trabajo respiratorio, como por ejemplo hundimiento costal, respiración con el abdomen etc…

Si el niño presenta alguna enfermedad cardiovascular, renal, diabetes etc…

3. Sobre el manejo de antitérmicos

Habitualmente los profesionales desaconsejamos la automedicación, y mucho más si se trata de niños. E insistimos con esto principalmente cuando quieren administrar antibióticos o antiespasmódicos.

En el caso del manejo de la fiebre esto lo dejaremos ligeramente de lado para dar algunas pautas farmacológicas para el tratamiento inicial del niño con fiebre.

El paracetamol en gotas y el ibuprofeno (al 2% o al 4%) son los antitérmicos más utilizados para el control de la temperatura. Como regla práctica para el uso de antitérmicos se debe considerar lo siguiente.

Niños menores de 6 meses. Paracetamol en gotas, 2 gotas por kg de peso (Ej: el niño pesa 8 Kg, se le administrarán 16 gotas)

Niños mayores de 6 meses, se puede continuar utilizando el paracetamol, o bien optar por ibuprofeno. Como regla práctica, si el ibuprofeno es al 2%, se divide el peso del niño en 2, y ese valor son los mililitros a administrar (Ej: peso del niño 20 kg=10 ml de ibuprofeno). Si el ibuprofeno es al 4% se divide el peso del niño en 4, y ese valor son los mililitros a administrar (Ej: peso del niño 20 kg= 5 ml de ibuprofeno al 4%)

Es importante tener cuenta que luego de administrado el antitérmico, la fiebre irá disminuyendo progresivamente a razón de 1 a 2 grados por hora. Es decir, si un niño tiene 39°C de temperatura, luego de administrado el antitérmico, el niño demorará aproximadamente 2 a 3 horas en lograr una temperatura normal. Aunque, insistimos, no es imprescindible.

Doctor Cesar Bunader- Matrícula 8385

 

 

Fuente: información tomada de un artículo de la página de Facebook del Hospital Scaravelli.

Share This