Etiquetado frontal: este sábado deberían llegar los productos pero en Mendoza están demorados

etiquetas-alimentos
Foto ilustrativa
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

La ley 27.642 de Etiquetado Frontal establece que las etiquetas de alimentos y bebidas deberán advertir al consumidor sobre el contenido en exceso de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, calorías y sodio.

Los envases de alimentos y bebidas de grandes cadenas alimenticias deberán aparecer, desde este fin de semana, con las etiquetas en las que se advertirá al consumidor sobre el contenido en exceso de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, calorías y sodio según lo establece la ley 27.642 de Etiquetado Frontal.

Por su parte, las empresas pequeñas o medianas tienen un plazo de tiempo mayor para incorporar el etiquetado, que se prolonga hasta el 20 de febrero de 2023.

Como muchas empresas han pedido prórrogas para dar cumplimiento la distribución en todo el país de los productos con los octógonos negros será lenta, se estima. Por esta razón los mayoristas y proveedores locales consideran que tardarán varios días en comenzar a verse en las góndolas locales los alimentos y bebidas con los nuevos envases.

Desde el Gobierno nacional informaron que se aprobó un 35% de solicitudes de prórroga en la implementación de estos sellos de advertencia, sobre un total de 2.658 pedidos.

En tanto, “del total de registros con autorización sanitaria, solo un 3,13% fueron prorrogados y corresponden en su mayoría a grandes empresas y pymes”.

Los pedidos de prórroga pueden realizarse en los casos que “exista una limitación con motivos justificables en el cumplimiento del cronograma de implementación para la adecuación a la declaración del rotulado frontal”, destacó la cartera.

Los rubros de alimentos que pidieron prórroga para el etiquetado frontal

Los principales rubros que se presentaron son golosinas, mermeladas, jaleas, dulces y confituras (21,62%); panificados y galletitas (15%); embutidos y conservas cárnicas (14,45%); lácteos (11,27%); bebidas analcohólicas (10,63%); frutas y verduras procesadas (7,39%).

También cereales y pastas (6,55%); salsas y aderezos (5,19%); postres y polvos para preparados (2,96%); snacks (2,16%); helados (1,09%); sopas y caldos (1,02%); café y té (0,67%).

La Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología (Anmat), implementó el Sistema de Declaración de Sellos y Advertencias Nutricionales que establece las gestiones, procedimientos, plazos y especificaciones respecto a la declaración jurada, las solicitudes de prórroga y la solicitud de casos especiales.

Con esta herramienta junto al Sistema de Información Federal para la Gestión del Control de los Alimentos (Sifega) se puede elaborar una “calculadora de sellos”, un instrumento de acceso público y abierto que permite realizar los cálculos que indican cuáles son los productos cuyos nutrientes críticos son iguales o superiores a los límites definidos en la ley.

A estas herramientas se agregan el “Buscador Público de Declaraciones Juradas” que cuenta con información consolidada para la consulta en línea de los productos alimenticios con sellos de advertencias y leyendas precautorias.

También está a disposición la “Gestión de Declaración Jurada del Sistema de Sellos y Advertencias Nutricionales”, una herramienta actualizada con el contenido de nutrientes críticos y calorías y la presencia de edulcorantes y/o cafeína de los alimentos y bebidas analcohólicas alcanzados por la ley.

Además en la página de la ANMAT está publicado el “Sistema de Sellos y Advertencias” donde se encuentran disponibles una amplia variedad de recursos para la implementación del etiquetado nutricional frontal.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten