Valle de Uco, Lunes 23 Septiembre 2019
Tunuyán
Sunny
18°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
17°C
 
San Carlos
Soleado
21°C
 

Una imperdible columna sobre la historia que hoy escriben las mujeres de la región.

Siguiendo con la incorporación de expertos a L@s Especialistas, hoy nos acompaña en este espacio de El Cuco Digital Camila Vieyra Di Silvestre, una comunicadora social, quien nos entrega una crónica documentada sobre acciones de mujeres, pero además, nos adentra en una realidad donde muchas veces no ingresamos por pre-juicios. Imperdible esta primera lectura de Camila.

LAS HISTÓRICAS DEL VALLE DE UCO”

Por  Camila Vieyra Di Silvestre

Hace poco más de un año, ocurrió lo que el tiempo venía sembrando en las mujeres del Valle, entraron en la sintonía nacional de un movimiento que las abrazaba, las reconocía y las convergía. Se juntaron en la Plaza de La Consulta y compartieron información e historias sobre la interrupción legal del embarazo en el marco de un contexto nacional que discutía su legalidad en el Congreso de la Nación. Obvio que hubo un pueblo espantado que no podía creerlo, obvio que siempre habrá a quienes nos les guste las cosas que hacen otras personas, eso es más viejo que la injusticia y tan dañino como la envidia.

Hay un montón de mujeres del Valle de Uco, que están peleándola, que están peleándola en serio, que son abusadas, golpeadas y vulneradas de diversas maneras,  y estamos las otras que estamos un poco mejor, que pasamos o no pasamos,  pero ya somos conscientes de lo que es y cómo opera la violencia sistemática, y que comprendemos todo lo que atraviesa en la vida de una mujer, como para quedarnos con eso de que “en problemas de pareja no hay que meterse”, ese viejo consejo solo nos ha arrojado como resultado un lugar donde la violencia encontró donde cobijarse.

Sin embargo, la comprensión ahora es que lo personal es político. En Argentina muere una mujer cada 30 horas, la violencia de género ha sido aceptada y naturalizada. A lo largo de generaciones ha transcurrido silenciosa, minimizada o también simplemente ignorada. En el Valle de Uco, desde el 2012 hay un registro de 8 femicidios (cifra que quizás no esté completa) todos con una historia difícil de creer, dolorosa de aceptar y en una zona donde habitan tan sólo 45000 mujeres. Por eso el feminismo, o la defensa de las mujeres y las disidencias y su necesidad de juntarse y hacerse ver, escucharse y hacerse escuchar,  fue una demanda que surgió de una historia de años de violencia en personas de nuestro entorno, vecinas, parientas o amigas.

A partir de aquel primer pañuelazo en La Consulta, en San Carlos nació el Colectivo Feminista Valle de Uco, que desde su nacimiento en adelante fue el canal de muchas mujeres que se atrevieron a confiar en ellas, marcaron una agenda pública operando muchas veces de portavoces de mujeres vulneradas en diferentes situaciones.

Primero pañuelazo por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en La Consulta, San Carlos – foto Facebook Colectivo Feminista Valle de Uco

Desde ese primer encuentro a la actualidad, en el Valle de Uco las diferentes organizaciones feministas comenzaron a tener mayor comunicación y cohesión y a la fecha se reconocen por lo menos 5 agrupaciones feministas[1], determinadas por diferentes objetivos o por contextos geográficos, por lo tanto es imposible negar la existencia de un feminismo que se percibe en el valle, y que se está construyendo de manera sólida y con pasos firmes,  ya que ha encontrado aquí personas con capacidad de cuestionarse, interpelarse y deconstuirse.

La agenda de estas mujeres es realmente admirable y ajustada, se reconoce un real interés de organización y de lucha, conmemorando entonces desde aquel pañuelazo de la plaza de La Consulta,  unos cuatro eventos de gran importancia en el último tiempo.

El 3 de junio recién pasado se concentraron en la Plaza de Tunuyán convocadas por el Movimiento Feminista Valle de Uco, haciéndose eco del reclamo del Colectivo #NiUnaMenos que desde hace 4 años impulsó el reconocimiento de una fecha que se hizo histórica. Desde aquella marcha a la fecha se suman 1139 femicidios[2].

El 12 de julio pasado se realizó el Primer Encuentro de Mujeres del Valle de Uco, en las dependencias del Inta y organizado por Las Mujeres de la Unión de Trabajadorxs Rurales Sin Tierra #UST, fue una instancia enriquecedora en la que problematizaron sobre su condición de mujer, reconocieron la importancia de su rol en su contexto y se encontraron con otras mujeres de realidades similares y diversas, el Encuentro tuvo repercusiones y comentarios positivos entre las asistentes.

El 27 de Julio se realizó una Reunión para conformar la Campaña Nacional por el Derecho Al Aborto, que organizaron las Territorias y que adhirieron todas las agrupaciones feministas del Valle, asistieron diferentes organizaciones y personas autoconvocadas. Y el reciente 3 de Agosto se realizó una Charla Informativa con la Red de Profesionales de La Salud por el Derecho a Decidir dirigida al público en general y a profesionales de la salud de instituciones locales.

Para una parte de la población local, el feminismo es una mala palabra, que les genera malestar y discordia, pero lejos de querer generarles eso,  quienes se han organizado tienen la convicción de que es inaceptable seguir viviendo en una sociedad machista que naturaliza abusos y violencias, tienen como objetivo la construcción de una sociedad igualitaria para la diversidad de personas que habitan el Valle, pretenden la puesta en práctica de las leyes que garantizan la protección de las mujeres en diversos ámbitos y contextos . 

Hay muchas más mujeres feministas del valle de lo que hasta vos crees, porque quizás sin saberlo hay cosas que en tu cotidianidad haces que es feminista y no lo sabías, porque quizás te hicieron creer que las feministas son esas que marchan con el torso desnudo frente a una iglesia…y si bien el feminismo también puede ser eso. Ser feminista implica comprender a la otra y abrazarla, ser feminista es no replicar lógicas machistas en donde nos hacen competir entre mujeres, ser feminista es querer ser reconocida de manera igualitaria en nuestros ámbitos laborales, ser feminista es reconocer que las tareas de la casa son un trabajo más y por lo tanto se deben repartir entre todos los miembros del hogar,  ser feminista es desear volver a casa tranquila de que nadie te violentará o que nadie violentará a tu amiga, a tu mamá, a tu hija…etc., ser feminista es querer ser valorada por como somos y no por lo que una sociedad estereotipada crea de nosotras.

El feminismo no pretende ser el contrario del machismo, idea que se ha malentendido y replicado sin ningún fundamento.  Por lo demás (y en otro momento profundizaremos) el feminismo que conocemos ahora, significa años de lucha, recordemos que estamos viviendo la Cuarta Ola del feminismo; Ya desde la primera ola, que surgió a mediados del siglo XVIII, las mujeres de la época se cuestionaron los privilegios masculinos afirmando que no son una cuestión biológica y/o natural sino cultural, e indagaron sobre la educación y los derechos de la mujer.

Ahora hay tantas feministas como mujeres, hay feministas que se depilan y hay otras que no, como hay feministas que se maquillan y otras que no, hay feministas que jamás abortarían pero que apoyan la legalización del aborto,  como es el caso de las “Católicas por el Derecho a decidir”. 

No hay un modelo único de Ser feminista, y eso es lo que hace del feminismo un movimiento diverso de raíz, el feminismo no tiene estética pero sí tiene y por sobre todo un paradigma fundamental: Que todas las ideas y prácticas que se sostienen con la estructura del Patriarcado se derriben y se diluyan. La decisión de comprender el feminismo es una decisión personal que tiene impacto social, cada quien decide dónde  ponerse, o se está  en contra de las mujeres y se niega el movimiento feminista como un motor nuestra historia, o se lo asume por completo, reconociendo sus reivindicaciones y sumándose a la lucha.


[1] El Movimiento Feminista Valle de Uco; El Colectivo Feminista Valle de Uco; Mujeres Trenzadas; Territorias y  las Mujeres de Unión de Trabajadorxs Rurales Sin Tierra #UST

[2] Esta cifra es inexacta, recordemos que lamentablente cada 30 horas ocurre un femicidio en Argentina

Share This