Valle de Uco, Domingo 19 de Mayo 2019
Tunuyán
Mostly clear
3°C
 
Tupungato
Principalmente Despejado
3°C
 
San Carlos
Principalmente Despejado
3°C
 

Expertos mendocinos indicaron que todo remedio tiene contraindicaciones y efectos secundarios, pero que, al guiarse por la publicidad, los consumidores no toman en cuenta la indicación de un profesional de la salud.

Luego de que la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos Sanitarios (ANSM) de Francia emitiera un informe en el que se señalan los efectos contraproducentes del ibuprofeno en ciertas enfermedades, pidiendo un nuevo estudio a nivel europeo y recomendando remplazar este producto por el paracetamol, en Argentina también se tomó nota de esta situación.

Mientras que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) indicó que los efectos adversos del ibuprofeno se encuentran en los prospectos, además de señalar que es el fármaco más utilizado después del paracetamol, el Colegio Farmacéutico de Mendoza alertó acerca de los peligros de la automedicación.

Según Mario Valestra, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza, es una consulta que los clientes llevan hasta ellos. “La automedicación en general es el problema, no sólo con el ibuprofeno. Es un cóctel difícil: la gente consume sin informarse, sin control y, en algunos casos, sin tener en cuenta los riesgos de comprar en lugares no habilitados”, expresó.

El farmacéutico explicó que, en el caso de los medicamentos de venta libre, la población suele considerarlos completamente inofensivos. “El ibuprofeno es el que más se vende, junto con el paracetamol. Se pide más que las aspirinas”, informó.

Sin embargo, vender no es lo mismo que dispensar, de acuerdo con Valestra: esto último implica tener las indicaciones de cómo consumir el medicamento y cada cuánto. “Si se tuviese conciencia de no automedicarse, sería una cuestión distinta. Pero pocos saben que los antiinflamatorios y analgésicos causan problemas, aunque no se vea de inmediato”, advirtió el presidente del Colegio.

De hecho, una encuesta nacional que realizó la Universidad UADE y la consultora Voices! sobre la automedicación en la Argentina, indicó que la mitad de la población que consume medicamentos lo hace a criterio propio. Sergio Saracco, toxicólogo y director del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo, agregó que en el caso de los antiinflamatorios, se automedica el 70% de quienes los consumen.

“El ibuprofeno no es bueno o malo. Lo que abunda es el uso irresponsable. Toda medicina tiene sus contraindicaciones y efectos secundarios: el problema es que la publicidad lleva a la gente a comprar esto, pero no informa sobre los problemas”, apuntó.

Los peligros de este medicamento implican riesgo gástrico, hemorragia digestiva, además de aumentar el riesgo de complicaciones cardiovasculares y renales. “Se tiene que tomar una dosis de 400 miligramos cada 8 horas, no menos. Algo similar ocurre con el paracetamol, que puede complicar al hígado, por eso no se tiene que consumir con alcohol y tener cuidado de no mezclarlo con otros fármacos”, sostuvo Saracco.

En caso de estar utilizando estos medicamentos por casos de fiebre, el toxicólogo advirtió que no debe hacerse por más de dos días sin consultar al médico ni 3 en caso de dolor muscular.

Fuente: El Sol

Share This