La pediatra Ornella Bertello sobre la importancia de los controles de salud en los niños

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por @TeffyTello

El pasado 20 de octubre se celebró en Argentina el Día Nacional del Pediatra, en conmemoración a la fundación de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), el 20 de octubre de 1911. La misma, es una de las instituciones científicas más antiguas del país y agrupa a los médicos pediatras.

La labor de los profesionales pediatras incluye la prevención en el niño sano, y su diagnóstico y tratamiento en la enfermedad. Antiguamente, la pediatría no existía como una disciplina, quienes se ocupaban y tenían la responsabilidad de la salud de los niños eran las madres y las llamadas “comadronas”.

Sería recién a partir del siglo XV que comenzarían a considerarse las enfermedades de los niños como una especialidad que daría origen a la pediatría. La denominación pediatría proviene de la palabra “paidos”que quiere decir niño en griegoe “iatrea” que se refiere a curación en la misma lengua.

La pediatría abarca la atención desde los bebés recién nacidos hasta la mayoría de edad, en la que se distinguen los siguientes períodos: Recién nacido, Lactante, Preescolar, Escolar y Adolescente.

El Cuco Digital entrevistó a Ornella Bertello, médica pediatra que se desempeña en el Hospital Tagarelli de Eugenio Bustos, San Carlos, quien nos contó más sobre su profesión, la importancia de los controles y los desafíos que afrontan en el cuidado de la salud.

-Ornella, contanos un poco sobre vos y por qué decidiste estudiar pediatría

Puedo contarles que tengo 35 años y soy pediatra neumonóloga. Elegí esta profesión por amor a los niños y al servicio de la comunidad. Sin dudas mi padre fue una gran influencia para mí en esta decisión también, una persona a la que admiro ya que él también es médico pediatra.

-¿Cuál es el rol que cumple el pediatra en la comunidad?

El rol del pediatra es esencial en la comunidad, ya que no sólo se ocupa de la atención individual del niño, sino de la familia. Se interrelaciona con al ámbito escolar y otras entidades, para la promoción y prevención de la salud.

-¿Cuál es el desafío de ejercer esta especialidad?

El mayor desafío de esta especialidad es trabajar con una población en permanente cambio, desde recién nacidos hasta adolescentes, debiendo distinguir en cada etapa de crecimiento las pautas de normalidad y sus variantes. Además, adaptarnos a los recursos tecnológicos y la necesidad de capacitación continua que nuestra profesión requiere.

-Y si hablamos de alegrías, ¿qué satisfacciones te ha traído está profesión?

Esta profesión me trae múltiples satisfacciones, no sólo cuando puedo aliviar una enfermedad, sino también el poder contener y guiar a la familia. Ellos lo agradecen y eso es un estímulo muy importante.

-¿Por qué es importante que los padres le hagan los controles a sus hijos?

Son muy importantes los controles de salud periódicos en los niños y niñas porque nos ayudan a la vigilancia de su normal crecimiento y desarrollo, nos permiten brindar consejos para favorecer su salud y resolver inquietudes de la familia. Además, favorecen la relación con el equipo de salud y es fundamental para la detección temprana de factores de riesgo y prevención de enfermedades.

-¿Hasta qué edad es apropiado que los niños sean llevados al pediatra?

Se recomiendan los controles con pediatra hasta los 19 años, la última etapa de la adolescencia.

-Entonces, el pediatra es muy importante en la vida de un niño o niña…

Sí, el pediatra en la vida de un niño es fundamental, ya que no solo trata de forma inmediata al niño enfermo, sino que acompaña y brinda herramientas para lograr futuros adultos sanos, física y mentalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten