Valle de Uco, Sábado 20 de Julio 2019
Tunuyán
Partly sunny
15°C
 
Tupungato
Parcialmente Soleado
15°C
 
San Carlos
Parcialmente Soleado
15°C
 

Hay disciplinas físicas o deportes que suelen recomendarse por ser las más completas e integrales, para trabajar todo el cuerpo, el sistema muscular y favorecer también el bienestar psicológico e intelectual.

Es el caso del boxeo, la natación o el yoga por dar algunos ejemplos. Elegir alguna de estas disciplinas es agregarle valor y ampliar las posibilidades y beneficios a nuestra decisión de ejercitar un correcto desarrollo corporal y mental.

PUERTA DE ENTRADA

Con los idiomas sucede algo similar. El aprendizaje de un idioma es la posibilidad de adquirir todos los aportes del proceso de aprendizaje y la puerta de entrada a nuevas habilidades que completan todo aquello que ya estemos realizando.

No es necesario detallar la importancia de hablar más de una lengua en un momento del mundo en el que la comunicación intercultural entre ciudadanos, grupos de interés, comunidades diversas, etc. ha roto todas las barreras y fronteras con la expansión global de los medios de comunicación y las redes sociales.

Podemos estudiar idiomas para trabajar, para viajar, para hablar y /o jugar con interlocutores remotos en las redes, para estudiar y conocer nuestros autores literarios o académicos favoritos en sus lenguas originales, para entender manuales técnicos o ensayos científicos, para mejorar nuestra experiencia con el cine, para captar el detalle de un chiste, una exposición o un argumento, etc.

El interés instrumental o específico es sin duda una motivación indudable y más que válida a la hora de decidir estudiar idiomas.

Sin embargo, lo que queremos proponer aquí es una mirada más abarcativa y profunda para sostener la importancia de estudiar un idioma.

PLATAFORMA PODEROSA

Retomando la idea esbozada al principio, invitamos a pensar al estudio de idiomas como una poderosísima plataforma para ensanchar los horizontes de nuestra formación personal, profesional y cultural, una experiencia que expande nuestras habilidades cognitivas y nos sumerge en un universo de nuevas ideas, palabras, pensamientos, expresiones, etc.

El aprendizaje de idiomas nos permite ejercitar la memoria, la capacidad de asimilación, las habilidades auditivas y comunicativas, facilita la socialización y la producción colectiva, fomenta la creatividad para la resolución de situaciones novedosas o superar dificultades y amplía nuestra capacidad de comunicación.

VIAJE POR SOCIEDADES

Al mismo tiempo, la experiencia nos lleva en un viaje por sociedades y realidades diferentes que enriquece nuestro capital cultural, nos sumerge en la diversidad y rompe las barreras del prejuicio o la ignorancia.

No importa cuál pueda ser el motivo para iniciar un curso. Nadie sale igual de una clase de idiomas.

Aprender y hablar un idioma es abrir un virtuoso portal hacia infinitas posibilidades de experiencias intelectuales y sensoriales que complementan y refuerzan todos los aspectos de nuestra vida para crecer en un mundo diverso y abierto a múltiples posibilidades.

Fuente: ámbito.com

Share This