¿Los perros sienten frío? Un veterinario nos explica cómo cuidarlos en el invierno

WhatsApp Image 2021-06-23 at 11.34.05
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por Libby Rose

Razas, tamaños y todo lo que hay que tener en cuenta.

Luego de un otoño cálido, llegó el invierno a Mendoza y el frío empieza a sentirse con fuerza, sobre todo en el Valle de Uco y el sur de la provincia.

Con los cambios de estación y el ingreso de temperaturas más bajas, es común que muchos abriguen a sus mascotas mientras que otros aseguran que los perros y gatos no sufren el frío. Es verdad que ellos tienen una temperatura corporal superior a la de los seres humanos y también gozan de un pelaje que recubre su piel. Sin embargo, el frío puede afectarlos y en algunos casos ser un causante de muertes.

Si están en casa o incluso si son callejeros, los gatos, por su tamaño y fisionamia pueden resguardarse mucho mejor que un perro que queda a la intemperie.

Frente a ello, tomamos contacto con Germán Fernández, médico veterinario de Tunuyán (matrícula 813), que nos explicó todo lo que hay que tener en cuenta en esta época, cómo cuidar nuestros hijos y amigos de cuatro patas en invierno y qué razas suelen ser las más sensibles.

¿A qué temperatura un perro o gato puede tener frío?

Desde los 8° hacia abajo. Todo va a ir dependiendo del tamaño y algunas predisposiciones raciales, pero podemos decir que desde los 8° tienen frío. A los 0° son hiper vulnerables y a los -6° ya están en un proceso de hipotermia y con posibilidad de muerte

¿Qué razas resisten más o menos el frío? ¿Y en el caso de los mestizos?

En relación a los mestizos, los chicos y los medianos a los 6° ya son vulnerables y las razas grandes y grandes son un poco más resistentes, a los 4° empiezan a ser más sensibles.

La sensibilidad al frío depende del tamaño y de la región geográfica donde se encuentre el animal más allá del cuidado que le proporciona el dueño

En cuanto a las razas, los más sensibles son los Galgos, los Chihuahuas, los Yorkshire, los Pincher, entre otros. Y lo más adaptados, los Husky Siberiano, los Chow Chow, Alaska Malamute, los Samoyedo.

¿Cómo hay que cuidar a los perros en invierno?

Hay que mantenerlos con ropa abrigada si lo voy a sacar afuera a pasear. Sobre todo en los de raza, hemos generado una dependencia tan grande que ellos son capaces de sentir estos fríos. No hay que cambiar su alimentación, salvo que su veterinario de cabecera lo indique; evitar el baño frecuente, si hay que hacerlo por una cuestión higiénica hay que bañarlo como un bebé recién nacido, manteniendo los ambientes. El baño debe ser menos regular que en el verano para evitar cualquier fatiga o daño muscular y estimularlo a hacer pequeña actividad física en caso de no salir de la casa: huesito, esconder la pelota, traer el frisbee, la pelota.

Mi perro duerme conmigo pero hay perros que no tienen esa posibilidad, entonces es necesario proporcionarlo un colchón denso, un abrigo, un techo, más allá de que el lugar esté abierto, para evitar la caída de helada y frío.

¿Las mascotas pueden resfriarse?

El resfrío como lo conocemos, en medicina veterinaria no existe. Pero acá tenemos mucha sinología de una enfermedad que es común, que el perro tose como un ganso. Eso se llama graznido de ganso. Eso responde a una traqueo bronquitis infecciosa canina que está dada por un agente bacteriano que se llama Bordetella bronchisepticay que presenta sinología como tos, estornudos, ojos llorosos, pérdida de hambre, malestar, somnolencia, debilidad. Esa patología es de curso tranquilo, no tienen una alta tasa de mortalidad. El problema es que cuando esta tranqueo bronquitis empeora, se empiezan a colonizar los pulmones y se complica en un cuadro neumónico. Esto es la bien ponderada tos de la perrera, la que todos conocemos, la que parece algo sencillo, la que es algo sencillo donde el organismo lo resuelve por sí solo, pero nunca hay que dejar de consultar al veterinario de cabecera porque se puede generar un cuadro neumónico y la muerte del paciente. Viene una vacuna para esto y yo recomiendo colocarla en febrero, antes de que empiece el otoño porque es una enfermedad estacional que suele darse en el otoño. Cuando sentís un perro en la cuadra tosiendo, dentro de poco vas a tener a toda la cuadra tosiendo, es hiper contagiosa. Por cualquier duda o tratamiento, hay que consultar al veterinario de cabecera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten