Valle de Uco, Martes 25 de Junio 2019
Tunuyán
Mostly clear
1°C
 
Tupungato
Mayormente Despejado
-1°C
 
San Carlos
Mayormente Despejado
1°C
 

Con dos locales ubicados en el distrito de Eugenio Bustos, San Carlos, sus dueños han sabido posicionar su negocio como uno de los principales referentes de la limpieza en la región.

Max Limpio es un emprendimiento familiar que nació en el año 2005 en el departamento de San Carlos, dedicado, principalmente, a la venta de productos de limpieza sueltos.

Dicho proyecto surgió por iniciativa de Verónica Martini y Mario Gómez, un matrimonio oriundo de La Consulta que en vez de optar por negocios más “confiables”, se animaron a incursionar en un rubro que en ese entonces recién nacía.

Hoy por hoy, tras 14 años de arduo trabajo, la familia Martini-Gómez cuenta con dos locales comerciales en Eugenio Bustos y es reconocido en todo el Valle de Uco y diferentes puntos de la provincia por sus productos de calidad, sus buenos precios y por cuidar a sus clientes.

Para conocer más sobre este emprendimiento, El Cuco Digital entrevistó a Mario, uno de sus dueños.

Mario, ¿qué es Máx Limpio, cómo nació?

Max Limpio fue una idea que surgió por el año 2005. Siempre nosotros quisimos emprender un negocio pero bueno, yo tenía mi trabajo y Verónica era ama de casa.

Yo era operario en Eco de Los Andes y en una de las temporadas me suspendieron, entonces decidimos iniciar con el negocio; yo apuntaba a la comida y me señora me dijo ‘por qué no ponemos algo de limpieza’. Ya con la idea en la mente pensamos en ponerlo en un lugar donde no haya nadie y bueno, nos vinimos a dar una vuelta por acá por Eugenio Bustos y vimos un local, que fue nuestro primer local en calle La Heras. Así nació Max Limpio.

Recuerdo que empezamos con bidoncito de cinco litros de cada cosa y bueno, gracias a Dios y gracias a la gente, a las escuelas que empezaron a comprar y una le decía a la otra y la otra a la otra y así fue creciendo y creciendo.

¿Cuándo abrieron el segundo local?

En el año 2011 pude comprar el lote acá (calle Don Bosco); pasaron unos años y empezamos a edificar y bueno acá nace el Max Limpio nuestro, el sin alquiler, el propio.

Decidimos seguir manteniendo la sucursal, el primer Max Limpio, aunque nos cambiamos de local, nos fuimos a esquina de Las Heras y Bonfanti y ahí siguió mi suegra -a quien hicimos socia desde el principio- con una de mis sobrinas y llamamos a una pareja que la queremos mucho, que es José y Melisa, ellos empezaron allá pero después se vinieron acá cuando inauguramos.

Contanos, ¿a qué apunta Max Limpio?

A la calidad. En estos productos hay mucha adulteración; nosotros como viene el producto así lo vendemos. Fuimos incorporando mercadería envasada para tener la opción para el que no quería lo suelto, pero siempre apuntamos a los suelto porque la calidad que nosotros trabajamos es excelente, buenísima te podría decir y la trabajamos sabiendo que el boca en boca va a ser nuestra mejor publicidad.

Además de la calidad, ¿con qué otra cosa se identifica la empresa?

 Con vender barato. Nosotros fuimos anexando el bazar fuerte, además de los líquidos, santería y todo lo que tenemos, y hay gente de Mendoza que se viene a comprar acá porque es más económico.

Hoy por hoy estamos bien; nosotros no matamos a la gente y le ayudamos a hacer una economía en su casa y los productos son buenos, de confiabilidad.

Mi señora está en la parte de contabilidad -a pesar de que tenemos una contadora-, y ella prefiere vender volumen y no unidad; que la mercadería rote; que llegue y salga y no siempre estar con lo mismo y no vender nada.

Nosotros, en esta temporada en la que ha estado tan mala la economía, una inflación tan grande y el dólar, hasta que no recibimos lista de los aumentos no aumentamos por las dudas, y si aumentamos vemos qué, porque tenemos descuentos por grandes compras entonces eso también se lo trasladamos a la mercadería para no aumentarla e ir manteniéndola. Cuando llega un momento que es insostenible hacemos el aumento, pero no la locura del comerciante que piensa ‘lo aumento por las dudas’ y cuando la mercadería viene más barata se baja.

En síntesis a eso apuntamos, a la economía, al buen producto, a cuidar el cliente, a ser un comercio en serio por más de que sea familiar.

¿Se sienten felices con la respuesta y aceptación de la gente?

Nos sentimos muy satisfechos realmente con la gente, muy contentos por hemos crecido gracias a ella y a lo que decía antes, a las escuelas. También trabajamos con el Municipio; tenemos licitaciones que se han ganado; tenemos el hospital y tenemos clientes importantes que los cuidamos siempre y a todos los clientes que nos compran queremos tenerlos bien.

Quien quiera comprar productos en Max Limpio, ¿A dónde tiene que dirigirse?

Tenemos un local en San Juan Bosco 417, que está a la salid del GNC de la Shell y casi en frente al Vea, ese es local grande, y el otro está en Las Heras y Bonfanti 82, frente a la escuela Bernardo Quiroga.

Atendemos de lunes a sábados de 8:30 a 12:45 y de 17 a 21 en los dos. Dentro de un mes cambiamos los horarios y vamos a atender de 8:30 a 12:30 y de 16:30 a 20:30. Los domingos descanso con la familia.

Share This