Valle de Uco, Lunes 23 Septiembre 2019
Tunuyán
Sunny
21°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
17°C
 
San Carlos
Soleado
21°C
 

Desplazamientos masivos, olas letales de calor, ecosistemas colapsados son solo algunas de las amenazas que enfrenta el planeta por cuenta del cambio climático y la mano dañina de los humanos.

En los últimos años los científicos han alertado de una amenaza cada vez más creciente por cuenta del cambio climático. Incluso a mediados de este año alertaron que el cambio climático podría ser una “amenaza existencial” para el planeta.

Según los expertos, la crisis climática está cambiando el mundo como lo conocemos, y ha transformado una serie de paisajes naturales.

La Amazonía y los bosques tropicales

La deforestación en el Amazonas está causando un gran cambio de esta región, conocida como los pulmones del mundo, que aporta el 20% del oxígeno a nivel mundial y ayuda a regular la temperatura de todo el planeta. La región ha llamado la atención internacional por los incendios que llevan varias semanas destruyendo el bosque tropical.

Pero este no es el único bosque importante bajo amenaza. Casi la mitad de los bosques del mundo que existían cuando los humanos comenzaron a cultivar ahora se han ido, y cada año se destruyen 32 millones de acres adicionales, según la organización sin fines de lucro Rainforest Alliance.

La razón más importante es la expansión de la agricultura en áreas forestales. En Brasil son la ganadería, la producción de soja y la tala, según Nigel Sizer, ecologista de bosques tropicales y director de programas de Rainforest Alliance.

“Es responsable del 80% al 90% de la pérdida de bosques tropicales en todo el mundo”, dijo Sizer.

Los grupos ambientalistas dicen que estas actividades se pueden ralentizar o realizar de una manera mucho más sostenible.

El calentamiento global está afectando a los glaciares, que entre 1961 y 2016 han perdido 9 billones de toneladas de hielo, que equivale a un bloque de hielo del tamaño de Alemania y de casi 30 metros de grosor, o del tamaño de Estados Unidos y de 1,2 metros de grosor, según un estudio publicado por la revista Nature en abril de este año.

Si la tendencia sigue así, es posible que la mayoría de los glaciares en Europa Central, Canadá Occidental y Estados Unidos desaparezcan en la segunda mitad del siglo XX, según ese estudio.

Y el paisaje, tal como las conocemos, también podría tener cambios debido al aumento del nivel global del mar, que según la investigación de la Universidad de Zurich, que entre 1961 y 2916 ha aumentado 27 milímetros.

Además de elevar el nivel del mar, los glaciares que se derriten pueden desestabilizar las cordilleras montañosas, dijo el estudio.

El cambio de paisaje ya fue revelado en Canadá cuando en enero de este año, debido al derretimiento de los glaciares en en Ártico canadiense fueron descubiertas plantas que estuvieron oculta durante los últimos 40.000 o más años. El paisaje recientemente expuesto, en gran parte en las mesetas entre los fiordos, está dominado por rocas, lecho de roca y vegetación de tundra.

La gran barrera de coral está muriendo

El sistema de arrecifes más grande del mundo, la Gran barrera de coral, está muriendo debido a las olas de calor marino causadas por el calentamiento global.

Según un estudio publicado en abril de 2018 en la Revista Nature, La Gran Barrera de Coral experimentó una ola de calor marina extendida en 2016 que causó la decoloración o blanqueamiento masivo y posterior muerte de corales. La mayor parte del impacto fue a lo largo de 805 kilómetros del norte de la Gran Barrera de Coral, su región más pura.

Y aunque el arrecife soportó blanqueamiento de los corales en 1998 y 2002, la región norte sufrió daños menores en ese momento. Pero entre 2014 y 2017 el blanqueamiento de los corales empezó a aumentar.

Y la actividad humana está impulsando “claramente” las olas de calor marino, según dijo Mark Eakin, autor del estudio y coordinador de la Coral Reef Watch de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU.

“Hemos visto la mitad de los corales en la Gran Barrera de Coral muertos por el cambio climático en solo dos años”, dijo Eakin en un correo a CNN el año pasado, en el que dijo que el estudio “muestra que el cambio climático amenaza la diversidad que es el sello distintivo de los arrecifes de coral”.

La Gran Barrera de Coral es considerada como una de las siete maravillas naturales del mundo y es la estructura viva más grande del planeta. Incluso es visible desde el espacio.

Atrae a 2 millones de visitantes al año, genera 64.000 empleos y ha contribuido con alrededor de 6.400 millones de dólares anuales a la economía australiana, según la Fundación de la Gran Barrera de Coral.

La cuenca del Congo

Con más de 2,9 millones de kilómetros cuadrados, la cuenca del Congo es la segunda selva tropical más grande del mundo, luego del Amazonas. Según las Naciones Unidas, hasta dos terceras partes del bosque y sus plantas únicas y fauna podrían perderse para 2040 a menos que se tomen medidas eficaces para protegerlo.

Extendiéndose a lo largo de seis naciones, 10 millones de acres del bosque han sido destrozados cada año debido a la minería, a la tala ilegal, actividades agropecuarias, cría y la guerrilla. Los caminos cortados por madereros y mineros también han permitido a hombres cazar a animales en peligro de extinción como gorilas de montaña, elefantes, bonobús y ocapis.

Cuando el bosque se reduce, se reduce la absorción de dióxido de carbono y disminuyen las lluvias, lo que afecta al cambio climático.

Un millón de especies en peligro de extinción

Los ecosistemas no son los únicos que están peligrando por la crisis climática. También los animales, pues un millón de especies podrían extinguirse por culpa de los humanos, según advirtió un revelador reporte de un comité de la ONU.

La tasa global de extinción de especies “ya es de diez a cientos de veces más alta de lo que ha sido, en promedio, durante los últimos 10 millones de años”, según laPlataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), cuyo informe fue escrito por 145 expertos de 50 países.

La reducción del hábitat, la explotación de los recursos naturales, el cambio climático y la contaminación son los principales impulsores de la pérdida de especies y amenazan con la extinción a más del 40% de los anfibios, el 33% de los arrecifes de coral y más de un tercio de todos los mamíferos marinos, dice el reporte.

La gran paradoja de la crisis climática creada por el hombre es que los combustibles que construyeron el mundo moderno son los mismos que lo están destruyendo, y es el hombre el que enfrentará las terribles consecuencias de esto, si para 2050 no toma medidas rápidas y dramáticas para frenar el cambio climático.

Los escenarios expuestos en un documento del Centro Nacional de Restauración del Clima Breakthrough con sede en Melbourne, pinta un escenario desolador para los humanos: veinte días de calor letal al año, ecosistemas colapsados, más de 1.000 millones de personas desplazadas, disminución de la capacidad alimentaria y algunas de las ciudades más pobladas del mundo quedan parcialmente abandonadas.

Los autores de este reporte, David Spratt e Ian Dunlop, se basaron en la investigación científica existente y la “planificación de escenarios” para pronosticar que si las temperaturas globales aumentan 3 grados centígrados para 2050, el 55% de la población mundial en un 35% de su área terrestre experimentaría más de 20 días de letal calor por año, “más allá del umbral de la supervivencia humana”.

En ese escenario, muchos ecosistemas, incluidos los del Ártico, la selva amazónica y los sistemas de arrecifes de coral, colapsarían.

Fuente: CNN