Valle de Uco, Viernes 20 de Julio 2018
Tunuyán
Mostly sunny
6°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
4°C
 
San Carlos
Más claros que nubes
6°C
 

Los cortes vacunos sufrieron un incremento del 4% y 5%. El pollo, del 5% al 6%. El valor del cerdo se mantiene. Hortalizas y frutas, más caras en el mercado.

El desequilibrio económico que atraviesa el país se manifiesta en la suba de precios de los alimentos. Ayer se anunciaron nuevos porcentajes de aumentos para la carne vacuna, el pollo y las principales verduras. El valor del pan podría volver a dispararse si el Gobierno no interviene en el mercado.

La escalada del dólar, el aumento de los combustibles y tarifas, sumados a una devaluación del peso y la incapacidad para controlar el índice de inflación, que llegaría a fin de año al 27,1% , son algunas de las variables que explicarían los vaivenes de una economía signada por la caída del consumo y la pérdida del poder adquisitivo, ya que las negociaciones salariales en raras ocasiones superaron el piso impuesto del 15%.

Representantes de la Cámara de Matarifes y Abastecedores de Mendoza confirmaron un aumento del 4% y el 5% en la mayoría de los cortes. Los pollos sufrieron un incremento del 5% y 6%, mientras que los cortes de cerdo mantienen sus valores estables. Explicaron que las subas se deben a factores estacionales, a las intensas lluvias en las zonas de pastoreo y al alza del precio del maíz con el que alimentan a los animales.

“Lo que ha aumentado es todo lo que tiene que ver con las carnes blandas, que son las que se usan para esta época. Los cortes de asado se mantienen porque está habiendo mucho sobrante de exportación. Gran parte de la carne se está mandando a China, que se lleva el cuarto trasero. El cuarto delantero y todo lo que tiene huesos, costillas y matambre se está moviendo mucho en el mercado y está haciendo que hasta el precio baje en algunos casos”, precisó José Rizzo, miembro de la Cámara de Matarifes.

“El valor del maíz a trepado a unos precios insostenibles y el novillo se engorda con maíz. También influyen los combustibles que han aumentado desde el inicio del año hasta la fecha casi un 18%. También la modificación del dólar que hace que todo aumente explica el incremento trasladado a las carnes (ver lista en la infografía)”, indicó Rubén Pontel, miembro de la cámara.

Las verduras no fueron la excepción y también ya se encuentran más caras en las ferias y verdulerías. Las heladas y el cambio de estación se reflejan en los precios finales pero en este caso no se pueden generalizar porcentajes. “Hay que dejar que se estabilicen los mercados, porque todavía están quedando artículos sin vender y están entrando los nuevos. Se están juntando las dos mercaderías. En unos días más van a estar los precios establecidos. No se puede hablar de un aumento general, los valores están mezclados”, aseguró Omar Carrasco, presidente de la Unión Frutihortícola Argentina.

Fuente: Diario Uno

Share This