Recupera un bosque nativo de San Carlos para reproducir sus especies y hacer frente a la crisis climática

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Se trata de Luciano Martínez. El joven busca alianzas con comercios comprometidos con el medio ambiente que quieran incluir en sus productos el precio de un árbol nativo para poder financiar el proyecto.

La contaminación ambiental es un mal que ya viene aquejando a la tierra desde hace algunos años, debido al estilo de vida que llevan los seres humanos y la falta de políticas de Estado que inciten al cambio de hábitos de éstos y a la sanción frente a acciones que destruyen el planeta. Según la ONU, la temperatura promedio del planeta podría aumentar hasta en 5°C para el año 2100 si no se toman medidas urgentes.

Frente a este panorama desolador en el futuro, los jóvenes cada día están tomando acciones más positivas en favor del ecosistema, llevando adelante un estilo de vida mucho más sostenible y priorizando las iniciativas, proyectos y emprendimientos que sean mucho más amigables con el medio ambiente.

Un ejemplo de ello es el proyecto de restauración ecológica que está llevando adelante Luciano Martinez, de San Carlos. El mismo consiste en recuperar un bosque nativo de ese departamento valletano, reproducir las especies del mismo y luego plantarlas en alrededores. La iniciativa contribuirá a mantener el arbolado frente a la crisis hídrica, ya que son plantas que resisten la sequía.

Sin embargo como todo proyecto necesita una financiación, Luciano está en busca de alianzas con comercios comprometidos con el medio ambiente que quieran incluir en sus productos el precio de un árbol nativo y así poder recaudar fondos.

Para obtener más detalles al respecto, El Cuco Digital entrevistó al sancarlino y nos dijo lo siguiente:

Luciano, estás llevando a cabo un proyecto de restauración ecológica en San Carlos, ¿Cuándo iniciaste y en qué consiste?

Este proyecto nace de observar los problemas ecológicos de mi comunidad. Vivo al lado del arroyo Aguanda, cerca del Poli Deportivo de San Carlos, donde crecí jugando y maravillándome con la naturaleza.

Al ir creciendo fui viendo como la biodiversidad del lugar se iba perdiendo, así como el cauce del arroyo iba disminuyendo, hasta quedar seco y lleno de basura.

Estuve mucho tiempo pensando cómo podía ayudar a recuperar eso que tenía cuando niño, y entonces encontré un terreno virgen a orillas del arroyo Yaucha, donde existe un bosque nativo muy frondoso con árboles de gran tamaño, lleno de especies de plantas y animales, un lugar donde hay “equilibrio ecológico”; plantas y animales viven en armonía en un equilibrio justo, un equilibrio que lleva millones de años de evolución y de adaptación; la Villa que existía hace miles de años, de la cual quedan pocos vestigios.

El proyecto consiste en recuperar y plantar este bosque nativo en las inmediaciones de la Villa de San Carlos, cerca del Poli Deportivo, un bosque resistente a la sequía que casi no necesita riego, utilizando la genética del lugar, adaptada a este terreno y estas condiciones climáticas.

¿De qué lugar sacas las semillas de especies nativas? ¿La tarea de campo para poder obtenerlas la realizas solo o se ha sumado más gente? ¿Es complicada?

El bosque nativo se encuentra cerca del barrio Juventud, cruzando el arroyo Yaucha, aunque el mismo tipo de ecosistema se encuentra cerca de los Lotes Barraqueros.

Cuento con la colaboración de Ines Lorello del Inta y de Sole, del vivero “Andinia” que se encuentra en Palmira.  

Además he estado repartiendo semillas a conocidos y amigos, muchos dentro de Les Pibes Autoconvocados, con quienes también hemos estado yendo a limpiar el arroyo.

La recolección demanda mucha atención; llevamos 25 especies de plantas (aún estamos con la tarea de identificarlas a todas), y cada una de estas plantas y árboles tienen un período de fructificación muy específico, de repente de una semana a otra hay plantas que tenían semillas y ya no las tienen, entonces hay que estar muy atentos para lograr recolectar las semillas de la mayor cantidad de especies.

Algo maravilloso de este bosque es que hay semillas y alimento todo el año, para que vivan y se alimenten martinetas, zorros y liebres.

Para poder restaurar-reforestar con las mismas especies, hay que reproducirlas ¿Eso quién o quienes lo van a hacer?

Estamos trabajando con “Andinia Flora Nativa”, un vivero especializado en nativas que se encuentra en Palmira, San Martín.

Luli-Martinez-5

Este verano hemos estado recolectando semillas, para que sean germinadas y sembradas en este vivero.

¿Cómo piensan, vos y tus compas del vivero, sustentar todo este laburo? Por lo menos el de reproducción de especies, que imagino tiene un costo.

Estamos buscando negocios y emprendimientos comprometidos con el medio ambiente que estén interesados en tener una alianza estratégica con nuestro proyecto.

La idea es que estos emprendimientos incluyan en algún producto o artículo el precio de “un árbol nativo” a su venta.

(Quienes deseen sumarse, pueden comunicarse al 2622 53-4188).

Por último, ¿por qué es importante plantar plantas nativas?

El cambio climático es una amenaza real, ya hemos visto como nuestros arroyos se han ido secando.

Plantar plantas nativas nos garantiza que podamos mantener el arbolado para las futuras generaciones que puedan experimentar un ambiente más árido, alimenta y da sustento a aves, insectos y mamíferos, frena la erosión, mejora la calidad del suelo y aporta oxígeno por lo tanto ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.

Luli-Martinez-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo