Se diagnostican entre 5 y 8 nuevos casos de VIH por semana en Mendoza

nadal-vih
La ministra de salud, Ana María Nadal, presentó el Boletín N° 39 de Respuesta al VIH y a las ITS.
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Se verifica un ascenso luego de una baja en 2020, cuando, durante las restricciones por la pandemia de COVID-19, hubo menos acceso al sistema y menos testeos. En lo que va de 2022 se han  notificado 222 nuevos casos de VIH y 27 de sida.

En el Día Internacional de la Respuesta al VIH, la ministra Ana María Nadal y la titular de la Dirección de Respuesta al VIH, infecciones de transmisión sexual (ITS), hepatitis virales y tuberculosis, Mariana Ceriotto, junto al titular del programa provincial de VIH, Víctor Bittar, presentaron el Boletín N° 39 de Respuesta al VIH y a las ITS en la Argentina, diciembre de 2022, en el auditorio del Hospital Lagomaggiore.

En la presentación del boletín también fueron de la partida el jefe de Gabinete del Ministerio, Roberto Campos; la subsecretaria de Coberturas Sanitarias, Yanina Mazzaresi, y por parte del Hospital Lagomaggiore, la subdirectora de Recursos Humanos, Carla Ernani.

Con el equipo del Ministerio de Salud presente, la ministra Ana María Nadal destacó el gran trabajo que se está realizando todo el año en el programa provincial: “Hoy es un día de particular visibilización en la provincia, con puestos de testeos en todos los departamentos, lo que posibilita el diagnóstico temprano de la enfermedad. Pero quiero destacar que Mendoza trabaja durante todo el año con estas acciones, y este trabajo lo validan los números que hoy se han presentado en el boletín nacional de la evolución de la enfermedad.

“La Provincia tiene muy buenos números en cuanto al diagnóstico temprano, lo que significa que las personas puedan acceder al tratamiento de manera oportuna y hacer indetectable la carga viral y con el beneficio de no desarrollar la enfermedad de inmunodeficiencia y disminuir la tasa de contagio. Además, hemos podido retomar los valores prepandémicos en cuanto a la consulta, al diagnóstico, ya que pudimos lograr que el sistema fuera más accesible a la atención”.

Leer también: Ginecólogo del Tagarelli explica la importancia del preservativo, los exámenes a tiempo y la educación

Por su parte, el director del programa Provincial de VIH, Víctor Bittar, expresó: “Tenemos un muy buen balance del trabajo realizado por el programa en tema de prevención, con los resultados de este año muy similares a años anteriores. Hemos vuelto a los resultados obtenidos en los últimos cinco años, sacando los dos años de pandemia. Durante 2022 bajaron los diagnósticos de sida en Mendoza. Se observa en este sentido una tendencia que se consolida, aunque siguen registrándose infecciones con virus de inmunodeficiencia humana (VIH), son menos las personas que desarrollan la enfermedad”.

Bittar explico que esto es posible gracias al gran trabajo que se realiza en Mendoza, donde se promueve mucho el testeo y la difusión de las medidas preventivas. Las personas que consultan son cada vez más jóvenes y llegan con un diagnóstico más temprano.

Desde 1984, la provincia lleva acumulados 6.525 diagnósticos de VIH y 1.694 de sida, es decir que casi 26% desarrolló la enfermedad. Se trata de una proporción que se ha ido reduciendo con los años: hasta 1999 era poco menos de la mitad y esa brecha ha ido acentuándose.

Se diagnostican entre 5 y 8 nuevos casos de VIH por semana en Mendoza. La mayor curva se da entre los 25 y los 35 años. En relación con las defunciones que se contabilizan a año cerrado, hasta 2021 se registró un total acumulado de 932 casos, que representa 14,7% de casos de VIH acumulados hasta ese año.

Hasta la fecha (septiembre de este año), el Programa Provincial de Sida notificó 222 nuevos casos de VIH y 27 de sida.

En 2021 habían sido 322 de VIH y 57 de sida. Se había registrado un marcado ascenso luego de una baja en 2020 cuando, durante las restricciones por la pandemia de COVID-19, hubo menos acceso al sistema y menos testeos. Ese año, se habían informado 228 de VIH y 40 de sida.

Teniendo en cuenta esto, se aprecia que en el último año no hubo casos de transmisión vertical ni por uso de drogas inyectables. No hay nuevos casos en menores de 14 años. Se observan varias mejoras, aunque persisten los diagnósticos tardíos.

Los varones siguen siendo los más afectado. Durante, 2022 son 4 por cada mujer que las notificaciones del corriente año y son incluso menores que las de hace dos años en esa situación excepcional.

La particularidad es que los diagnósticos de sida vienen en descenso paulatino, al menos desde 2010, y los de este año son menos de un tercio de los notificados por aquel entonces, cuando fueron 94 (año completo).

La última tasa de incidencia es de 3 cada 100.000 habitantes en el caso del sida y de 16,7 cada 100.000 habitantes en VIH, con datos de 2021 cerrado.

Así también, Bittar destacó: “Observamos una baja en diagnósticos de sida pero no en los diagnósticos de VIH, que están amesetados hace varios años. El 2022 no está cerrado y hay retraso en las notificaciones, por lo que se terminará cerrando los primeros meses de 2023. De acuerdo con los cálculos estimativos que se realizan, se llegará a 340 o 350 nuevos casos a fin de año. Si es así, el VIH, estará levemente por encima de 2021”.

Efectivamente, se observa un crecimiento sostenido que se ameseta y se mantiene desde 2011 entre 17 y 19 nuevos diagnósticos cada 100.000 habitantes. Con respecto a la tasa de sida, presenta una reducción desde 2011 hasta mantenerse en los últimos cuatro años alrededor de 3 por cada 100 mil habitantes.

“Este año se aprecian mejoras en varios parámetros, que de hecho ya venían mostrando esa tendencia positiva. Un dato alentador es que hay una tendencia a la baja de los diagnósticos tardíos y este año se observó. En el caso del VIH, pasó de 26,1% del total de notificaciones (en 2021) a 18,9%, y en el caso del sida, de 17,4% a 11,3%. Sin embargo, esto implica que hay casi 2 de cada 10 personas que están llegando al diagnóstico de VIH cuando ya tienen manifestaciones de enfermedades marcadoras por tener el virus”, especifico el profesional.

Un dato a tener presente es que los varones heterosexuales presentan un mayor porcentaje de diagnósticos tardíos -entre 40 y 50% en los últimos 10 años-, en tanto que varones homo y bisexuales presentan entre 20 y 25% de diagnósticos tardíos en el mismo período. Bittar explicó que esto se asocia a la percepción de riesgo, menor en los primeros y mayor en los segundos, lo que los lleva a testearse.

La tasa de defunción venía en aumento hasta 2016 (3,5 cada 100 mil habitantes) y desde ese año disminuyó para mantenerse en valores alrededor del 2 cada 100.000 habitantes.

Los varones siguen siendo los más afectados: en lo que va del año son 4 por cada mujer. Esta relación ha ido en aumento y es la brecha más alta desde 2010, la del año 2021 fue de 3,3 varones por cada mujer. Este año se notificaron 177 caos de VIH en varones versus 44 en mujeres. Además, este año no se notificaron casos de VIH en mujeres trans. Entre 2011 y 2020, se notificó un promedio de 2 por año.

Los más afectados tienen entre 20 y 39 años y la edad promedio de quienes recibieron este diagnóstico en 2022 es de 38,4 años. Esta franja etaria acumula el 95,5% de las nuevas infecciones. En tanto, 4,5% tiene más de 60 años.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo