“Todos asesinaron a Fernando”: así finalizó su alegato Burlando, en el que pidió perpetua para los 8 rugbiers

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

En su alegato, el abogado de la familia Báez Sosa consideró que, antes del crimen, los ocho acusados “lo marcaron, lo cercaron esperando el momento justo en que se retiren los funcionarios policiales” y “accionaron una vez más ese mecanismo” que “ya tenían aceitado”. “Fue fusilado a golpes y a patadas“, sostuvo.

“¿Se puede hablar de incidente o accidente? ¿Se puede hablar de una pelea? ¿Nunca Fernando fue amenazado o emboscado? Evidentemente no hemos tenidos en cuenta cuántos fueron sus atacantes y el destino que deseaban de ese ataque. Eran los cazadores y querían su trofeo“, añadió Fernando Burlando y subrayó que los acusados “celebraron, se abrazaron, comieron hamburguesas“.

En ese sentido, apuntó que “la imagen de Fernando Báez Sosa de rodillas, pidiendo clemencia, es la que para esta representación justifica el pedido de prisión perpetua para los acusados“. Además, agregó que “después de matar se jactaron el hecho, buscaron la manera de limpiar rastros y hasta incluso se dieron el gusto de acusar a un inocente“.

Sobre los argumentos de los abogados de los acusados, opinó que “la prueba pretendidamente objetada por la defensa no es ni siquiera relevante para que la justicia, a través de otros medios probatorios que son abundante en esta causa, pueda llegar a la condena que a nuestro juicio corresponde”. “Lamentablemente no se tomaron más muestras de ADN. Solamente los forenses se limitaron, seguramente por algún tipo de directiva, buscar ADN en donde había presuntas manchas hemáticas. Creo que eso fue un error: creo que si hubieran avanzando más en todas las prendas, la ciencia nos hubiera dado muchísimas respuestas que hoy tenemos gracias a los videos, las pericias y los testigos”, concluyó Burlando.

Fuente: Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo