Tolerancia Cero: intendentes del Valle de Uco dieron su opinión sobre el proyecto que genera polémica

INTENDENTES-DEL-VALLE-DE-UCO
Foto archivo
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Tras la reunión llevada a cabo ayer, los mandatarios fijaron sus posturas ante el proyecto de ley.

El día de ayer, la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) convocó a los intendentes para pedirles que fijen posición respecto al proyecto de ley de Tolerancia Cero y hacer un último intento para frenar la iniciativa en la Cámara de Senadores de la Nación. Aunque el gobernador Rodolfo Suarez dijo que no adherirá a la norma en caso de aprobarse, los productores evalúan realizar acciones legales contra ella.

El proyecto, que busca reformar la Ley de Tránsito 24.449, ya tiene media sanción de Diputados y cuenta con dictamen de la Cámara Alta para ser tratado en el recinto y obtener la sanción definitiva. Sus impulsores dicen que esto disminuirá los accidentes y, a su vez, las muertes que derivan de ellos.

Sin embargo, el gobernador Rodolfo Suarez dijo que, si la norma se aprueba, Mendoza no adherirá. “El tránsito es una facultad de la provincia, para aplicar otra ley nosotros deberíamos adherir a esta ley nacional, a iniciativa de este Gobierno no se va a mandar esa adhesión a la Legislatura”, declaró la semana pasada.

Debido a las opiniones encontradas se realizó un encuentro este lunes, a las 18, en la sede de Coviar. La intención de los productores vitivinícolas era exponer sus argumentos en contra del proyecto y buscar el apoyo de los intendentes.

Por lo tanto, tras la reunión, los caciques departamentales del Valle de Uco fueron consultados por El Cuco Digital quienes expusieron su posición al respecto.

Gustavo Soto, intendente de Tupungato, expresó: “En cuanto al proyecto de ley, sobre tolerancia 0 de alcohol al conducir,  que tuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación, quiero decirle, que no estoy para nada de acuerdo con el mismo.  Ya que no fue consultado y mucho menos debatido, sobre todo en cuanto al rigor científico, que debe tener una norma como esta para establecer, porcentajes de cualquier sustancia,  en éste caso alcohol, que afecte a una persona y la haga incapaz de poder conducir”.

“En este caso lo que exige la normativa provincial está comprobado científicamente que es tolerable y permite poner un límite o un  objetivo. El punto es que hay que cambiar el eje de la discusión. Ya que de nada servirá un porcentaje mayor o menor si no se controla eficientemente y mucho menos se educa en ese sentido. Es decir que quien conduce no debe beber, o quien bebe no debe conducir. Y si eso ocurre, el control debe ser estricto, como también la sanción de esa infracción. Y en eso Mendoza lo puede demostrar estadísticamente, que ha bajado la siniestralidad vial gracias a los controles que se hacen desde la Policía, como los que hacemos desde los Municipios”.

Por otro lado, Soto agregó: “También sostengo que esto le va a hacer un daño irreparable, no sólo a la industria del vino y a la vid, sino al turismo y todo lo que ello proyecta económica y socialmente en nuestra provincia”.

Por su parte, Rolando Scanio, mandatario de San Carlos, declaró que a la reunión asistieron la mayoría de los intendentes de la provincia que tienen relación directa con la producción vitivinícola. “La idea es armar una nota a la Cámara de Diputados de la Nación pidiendo una prórroga del tratamiento para seguir trabajándolo, seguir fundamentando la postura y que salga una ley consensuada. Lógicamente, nosotros debemos participar por ser un departamento agrodependiente. Hay que escuchar todas las partes, trabajar en lo cultural, educativo, en los controles, etc. Ya que considero que una ley con un solo articulado no sirve mucho, hay que trabajarlo con más tiempo. No decimos sí, ni decimos no. Simplemente darle la posibilidad a que participen todos los sectores. Necesitamos una prórroga para que podamos intervenir todos los actores y que salga algo consensuado. Hay que escuchar todas las partes”.

Finalmente, Martín Aveiro, intendente del departamento de Tunuyán, explicó a este medio que no pudo participar de la reunión de la COVIAR  por que justo estaba en una reunión con Jorge Neme, secretario de Planificación del Desarrollo y la Competitividad Federal , empresarios y productores.

Sin embargo, detalló: “Yo he trabajado mucho en la prevención, hay que trabajar con la Agencia de Seguridad Vial, y nosotros lo venimos haciendo fuertemente en este sentido. Comparto y voy hacer parte del documento que van a enviar todos los intendentes de Mendoza”, cerró.

Postura de Coviar

Para la Coviar, que preside José Zuccardi, la iniciativa impulsada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y familiares de víctimas de accidentes de tránsito, atenta contra la industria vitivinícola al afectar el hábito de consumo, lo que generará que el vino sea reemplazado por otras bebidas.

“Queremos profundizar en cuál es la visión que tenemos y advertir los riesgos de la tolerancia cero. Va a ser un perjuicio para los departamentos que tienen producción y para el Gran Mendoza, donde están los centros de consumo”, afirmó Carlos Fiochetta, gerente general de la corporación.

La Coviar apunta a lograr que los senadores nacionales mendocinos presionen para frenar el proyecto, una manera de hacerlo es realizarle modificaciones para que vuelva a Diputados. Cambia Mendoza, que tiene dos legisladores en el Senado, no lo acompañarán, pero las miradas están puestas en Anabel Fernández Sagasti, del Frente de Todos, quien votará a favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo