Valle de Uco, Jueves 20 de Junio 2019
Tunuyán
Mostly sunny
9°C
 
Tupungato
Más claros que nubes
9°C
 
San Carlos
Más claros que nubes
6°C
 

El legendario boxeador mendocino Nicolino Locche le arrebataba hace 50 años el tí­tulo welter junior de la AMB al fajador hawaiano de origen japonés Paul Fujii, en una épica y recordada pelea disputada en la ciudad de Tokio.

En la mañana del 12 de diciembre de 1968 -noche en TokIo- herido en ambos arcos superficiales, pero sobre todo en su orgullo ante tamaña superioridad, Fujii no quiso salir al décimo round y la voz del recordado relator Osvaldo Caffarelli sonó como un canto a la emoción cuando anunció: “Fujii no sale…, Nicolino campeón del mundo”.

En el lejano Japón, la tierra en la que se habí­an consagrado Pascual Pérez y Horacio Accavallo, el mendocino escribí­a su página más brillante, alzándose con el tí­tulo mundial welter junior, por entonces en manos del hawaiano Fujii, que habí­a arrebatado el tí­tulo un año antes al italiano Sandro Lopopolo.

“Tito” Lectoure, el entrenador “Paco” Bermúdez, el sparring Juan Aguilar y el anunciador del Luna Park, Roberto Fiorentino, formaban el pequeño entorno de Nicolino, que para llegar a esa instancia ya habí­a dejado en el camino a señores campeones como Joe Brown, Eddie Perkins y Sandro Lopopolo, y empatado con el formidable Ismael Laguna y con Carlos Ortí­z.

Y fueron nueve rounds de exhibición de alta escuela, con un Locche de andar chaplinesco, de galera y bastón, que a su eximia defensa le agregó una insospechada agresividad para martirizar a Fujii con un concierto de zurdas en jab y derechas cruzadas.

Después llegaron las cinco defensas exitosas del tí­tulo y una sexta en la que resignó la corona ante el panameño Alfonso Frazer, el 10 de marzo de 1972.

Igual suerte corrió un año más tarde en su intento de reconquistar el tí­tulo frente al colombiano Antonio Cervantes, el mismo al que Nicolino le habí­a dado cátedra en el Luna Park, en ocasión de su quinta defensa.

Intacta su calidad, pero hastiado del boxeo, Nicolino tuvo un retiro pasajero, luego de perder con Cervantes, y otro definitivo, el 7 de agosto de 1976, tras vencer por puntos, en Bariloche, al chileno Ricardo Molina Ortíz.

Locche falleció a los 66 años, el 7 de septiembre de 2005, en su querida Mendoza, tras padecer una enfermedad de tipo respiratoria que lo tuvo a maltraer en los últimos años de su vida.

Fuente MDZ

Share This