Valle de Uco, Lunes 22 de Abril 2019
Tunuyán
Partly cloudy
11°C
 
Tupungato
Parcialmente Nuboso
7°C
 
San Carlos
Parcialmente Nuboso
11°C
 

“Ahora estoy con tratamiento psiquiátrico y viviendo en mi tía”.

Una mujer se quedó en la calle luego de que maleantes ingresaran a robar 28 veces en tan solo dos meses a su vivienda, ubicada en el departamento de Tunuyán.

Se trata de Érica Sevilla, una mujer de 50 años de edad con domicilio en calle Crayón, del distrito La Primavera.

Érica, en comunicación con El Cuco Digital, contó que los hechos sucedieron en el mes de noviembre y diciembre y que hoy por hoy sufre las secuelas: “Me roban todo, me desvalijaron la casa por completo: cables, inodoro, muebles, electrodomésticos, mercadería, elementos de limpieza, no sé qué más decirte, todo me robaron, hasta las chapas de mi techo”.

“La primera vez que me entraron a robar fue en el mes de noviembre. Los ladrones se metieron y me robaron todo lo más indispensable que tenía, así que decidí irme a la casa de mi tía por unos días porque yo estaba muy afectada por el robo, pero volvía diariamente a atender a mis animales y cada vez que regresaba me encontraba con que se habían metido nuevamente y me habían robado y así se metieron 28 veces, llevándose de a poco todo, la casa fue quedando literalmente pelada” agregó la víctima.

La víctima confesó que decidió irse la primera vez “porque no quería que me pasara lo que le pasó a mi papá” y continuamente relató: “el 8 de julio de 2011 se metieron a robarnos y mi padre falleció del susto, la verdad es muy triste, ya sé que no murió porque los delincuentes le dispararan o algo así, pero lo mataron”.

“Lo más indignante es que yo vivía yendo a la Comisaría pero nunca tuve respuestas de nadie. Un día llegué a mi casa y me estaban robando; me fui a los vecinos y llame al 911 pero llegaron una hora y cuarenta después y yo tuve que ver con mis propios ojos como una camioneta salía cargada con un montón de cosas que tenía -pegado a mi casa había un galpón con herramientas-, obviamente se llevaron todo y yo sin poder hacer nada. Lamentablemente acá estoy, con tratamiento psiquiátrico y viviendo en mi tía. Está situación me ha dejado un montón de problemas de salud, me quedé sin nada y nadie responde por mí, nadie”, dijo angustiada Érica.

La mujer, frente a la difícil situación que le tocó y aún le toca atravesar, habría decidido recurrir a pedirle ayudar al intendente Martín Aveiro, sin embargo la respuesta del mandatario no habría sido la más favorable. “Me respondió que jodiera a la Policía y que si no hacían nada que lo hiciera yo por mano propia”, manifestó.

Entre lágrima, Érica Sevilla concluyo diciendo: “La verdad que no sé cómo seguir, es muy difícil sin ayuda de los que nos tienen que proteger. No me he vuelto loca no sé cómo”

¿Qué dice la Policía? 

Fuentes oficiales expresaron a este medio estar al tanto de la situación, principalmente por las reiteradas denuncias realizadas y explicaron que en varias oportunidades se le sugirió a la víctima poner seguridad en su hogar o usar medios que protegiera la vivienda.

Por otro lado, contaron que el domicilio se encuentra ubicada a 200 metros de la ruta, quedando muchas veces excluida de la prevención pública que se hace por la zona.

“Nosotros le recomendamos poner una alarma de seguridad  y si en algún momento sonaba nos podíamos desplazar rápidamente; también se le sugirió poner un sereno, algo que la ayudará a colaborar en su protección “apuntaron.

“La protección de la propiedad empieza por uno mismo; cuando nos vamos a retirar ponemos llave, alarma y hasta rejas, pero si tenemos una casa que no se ve desde la calle, no tenemos vecinos y corremos constantemente peligro debemos actuar en protección por nuestro propio bien. La Policía no puede andar cuidando cada una de las casas. Entre todos tenemos que hacer un trabajo en equipo; es decir que si yo voy a un supermercado y dejo mi bici afuera sin seguridad, probablemente cuando regrese no va a estar; la seguridad de nuestras cosas empiezan por nosotros mismos”, agregaron.

Por último, tambien informaron que hubo un periodo de tiempo en que se colocó una guardia policial en su hogar y que en varias oportunidades la Policía encubierta estuvo preparada para actuar ante cualquier hecho delictivo, pero aseguraron que mientras estuvieron ahí nunca ocurrió nada.

Share This