Despidió a un trabajador de viña en plena pandemia y ahora deberá recontratarlo

juzgado-de-familia
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Se trata del primer caso de reinstalación laboral en este rubro en San Carlos.

Un trabajador de viña fue despedido tras pasar varios meses enfermo y, luego de una medida autosatisfactiva, ahora deberá ser recontratado por su empleador.

El hombre tiene 50 años y desde hace tiempo trabajaba en una finca ubicada en San Carlos. En marzo sufrió un accidente laboral y en julio fue despedido luego de presentar los certificados médicos que constaban que no podía seguir realizando las tareas habituales.

De esta manera, el empleador deberá, en el plazo de dos días, devolverle no solo su cargo, sino también abonar todos los salarios caídos.

“Esta persona sufre un accidente laboral en marzo. Le dio las prestaciones médicas la ART como corresponde. Debido al esfuerzo físico, tiene hernias de disco y demás. Este tipo de dolencias son enfermedades y se tratan por la mutual. Este señor seguía con sus problemas físicos y no podía volver a trabajar, por lo que presenta una serie de certificados médicos. Al empleador no le gustó y lo despide el 30 de julio”, explicó su abogada, Lorena Martín, en diálogo con El Cuco Digital.

El estudio jurídico, del que también forman parte los abogados Juan Luján y Andrea Rejan, apeló a que se trató de un despido discriminatorio que además viola el Decreto de Necesidad y Urgencia dispuesto por el Gobierno Nacional que prohíbe los despidos en pandemia.

“Es un despido discriminatorio porque se entiende que una vez que a la persona le dan de alta y lo despiden, la ley dice que es discriminatorio, y además hay un DNU que establece que no se pueden despedir. En ese caso, debe pagar el doble de la indemnización”, mencionó la doctora.

A su vez, según explicó, el dueño de la finca donde el hombre y su familia además residen, les cortó la luz y el agua y ahora el empleador también está emplazado a restituir la vivienda en las condiciones en las que se encontraba.

“Este señor tuvo una audiencia de conciliación, no se llegó a un acuerdo. Entonces este señor va y le corta la luz. La vivienda es un accesorio del contrato laboral y por tal motivo el trabajador puede quedarse en ese lugar hasta tanto se le abone la indemnización que corresponde. Al cortarle la luz también los deja sin agua porque suben agua con una bombita”.

“Hace dos semanas le cortó la luz y el agua y están viviendo así, no se pueden ir”, manifestó.

“Me molestó muchísimo la actitud del empleador. Interpuse en la Cámara Laboral una medida autosatisfactiva que la finalidad que tenía era acreditar esta arbitrariedad y que ese despido fuese declarado nulo porque totalmente reunía todos los requisitos de un despido discriminatorio y arbitrario. Entonces probando esta situación del alta médica y todo lo que había pasado, que era una empleado permanente, que tenía antigüedad y estaba enfermo y se lo había despedido en pandemia, sin justifica el porqué, le hicieron lugar a la reinstalación laboral y a que se le paguen los salarios caídos y que la vivienda vuelva a estar en el estado al que se encontraba antes de este destrato”, detalló Lorena Martín.

De esta manera, este se convirtió en el primer caso de reinserción laboral de un trabajador de viña en San Carlos.

Además la abogada interpelará en el caso de la esposa de este trabajador, quien habría trabajado en negro y habría sido despedida tras queda embarazada.

“La esposa ha trabajo en negro. Quedó embarazada y la despiden. Pero en este caso es más difícil, porque como no la tuvieron registrada, tenemos que acreditar la relación laboral primero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten