Drogas: mientras algunos hacen apología del consumo, cada día hay más personas adictas

drogas-consumoproblematico
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por Libby Rose

Carlos Boeck, psicólogo social, nos responde interesantes preguntas acerca del consumo de diferentes drogas y cómo pedir ayuda.

El 26 de junio se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, fecha establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1987.

Los cambios generacionales, las conquistas de derechos sociales y los nuevos paradigmas a nivel mundial nos hacen avanzar como sociedad, sin duda. Pero muchas veces hay quienes terminan polarizando problemáticas que nos ponen en retroceso. Hace no mucho tiempo, en Argentina el consumo de sustancias era un tabú y hasta estaba socialmente criminalizado. Sin embargo, actualmente algunos llevan este delicado debate a una apología mientras los centros de rehabilitación reciben cada vez más pacientes adictos y mientras hay familias desbordadas.

Frente a ello, El Cuco Digital tomó contacto con Carlos Boeck, psicólogo social especialista en adicciones que comanda el Grupo Institucional de Alcoholismo (GIA) que funciona en el Hospital Tagarelli de San Carlos. El profesional reconoce que la marihuana puede resultar adictiva, explica cuándo se hace un uso indebido de medicamentos y despeja dudas sobre el consumo de diferentes sustancias.

¿Se puede generar una adicción a la marihuana?

Más de una vez se han preguntado los que están en la materia si la marihuana es adictiva. Es un eterno debate, muy discutido, y en ocasiones el tema se enfoca erróneamente tanto por aquellos que están a favor del uso de la planta como por los que no están de acuerdo. Pero antes de entrar en la materia es importante definir algunos conceptos de tienen que ver con la tolerancia, la dependencia y la adicción. El nivel de tolerancia a una sustancia es lo que te hace sentir en mayor o medida el efecto que te hace consumirla. Un incremento de la tolerancia implica que la sustancia en cuestión ya no produce las mismas sensaciones y es necesario aumentar las dosis. Si alguien se acostumbra a una cantidad de consumo, llega un momento en el que quiere más y empieza a incrementar, es cada vez más lo que se necesita y empieza a lograrse una dependencia. Hay que tener claro que la dependencia a una sustancia en quien lo padece genera una serie de reacciones físicas y mentales que se definen como síndrome de abstinencia. Estas pueden ser leves o mortales, según la sustancia a la cual se esté dependiendo. En realidad existen muchos casos de pacientes que han creado dependencia con ciertos medicamente y han tenido que dejarlos progresivamente para reducir los efectos de la abstinencia. Sin embargo, aquellos que son dependientes a una sustancia no necesariamente quiere decir que sean adictos. Con respecto a la adicción, a diferencia de la tolerancia o la dependencia, la adicción es una enfermedad del cerebro. Se caracteriza por la necesidad de consumir una sustancia de manera compulsiva a pesar de que esto se comporte con consecuencias negativas. Se lo considera un trastorno mental, que pone en peligro la salud mental y la integridad física y que se produce, al igual que la tolerancia, por el uso repetitivo de sustancias.

¿Cuándo se considera que una persona tiene una adicción a esta o cualquier droga?

El consumo abusivo y prologado de cannabis puede llevar a una adicción. Los síntomas son el incremento del consumo más allá de lo que se pretendía inicialmente, uno empieza con determinada cantidad y cada vez quiere más. Otra es el sentimiento de frustración, de pérdida de libertad personal, el consumidor desea intentar dejar de consumir, sin éxito. La obsesión es otro síntoma; el cannabis ocupa una parcela bastante importante en las prioridades del individuo y en su día a día, a menudo la persona está con un patrón de adicción y emplea mucho tiempo en estas cuestiones relacionadas al cannabis para obtenerlo y consumirlo.

Además la vida social se ve afectada, reduce su actividad laboral, social, recreativa, se aísla. Tiene una pérdida de control, no lo maneja, se hace un adicto y no decide cuándo deja a pesar de ser consciente de que está afectando negativamente sobre él y su entorno.

La última es la negación. El paciente niega que su consumo sea excesivo y si alguien le indica algo, puede llegar a tener algún problema. No solamente pasa con el cannabis, pasa con todo tipo de droga y con la que más naturalizada está es con el alcohol.

¿Se ha incrementado el consumo de drogas en la pandemia?

Por mi experiencia personal, del equipo de salud del Tagarelli y algunos datos del SEDRONAR, sí, por la pandemia hubo un importante aumento del consumo de droga. Argentina está en una situación que ya era grave, se empeoró (…) Preocupa mucho a los especialistas. Cualquier vía de escape al disconfort es inútil al paliativo de este malestar de sentirse encerrado, en un futuro incierto, la convivencia obligada, la pérdida del empleo. Esto se vive en Argentina desde el 20 de marzo del 2020 con consecuencias de salud mental en la población, tiene efectos en la falta de socialización, el aumento de la violencia doméstica.

En la cuarentena se dispararon las ventas de bebidas alcohólicas y el consumo pasó de ser social a interdomiciliario. Había muchos pacientes que tomaban alcohol en su vida social, compañeros de escuela, universidad, trabajo y el asilamiento llevó que esas cosas que se hacían afuera, se hagan dentro del domicilio (…) En los próximos días creo que el Sedronar va a largar un informe sobre un aumento del 500% del consumo de drogas en la pandemia en la Argentina. Tarde o temprano, lamento decir, va a tener consecuencias en la sociedad, no hay dudas.

En los primeros meses de la pandemia, no se notaba un incremento de consultar por consumo de drogas. Pero con el correr de los meses, las consultas aumentaron significativamente hasta la fecha, de un grupo tuvimos que hacer 3 por la cantidad de gente y para respetar los protocolos sanitarios, tuvimos que dividir los grupos porque empezó a llegar mucha gente y no había forma de atenderlos a todos juntos.

Muchas personas toman alcohol, fuman marihuana o abusan de medicamentos para reducir el estrés ¿qué es recomendable hacer para estar más tranquilos?

Hacer todo lo contrario a eso. El consumo de sustancias no logra estar más tranquilos, los abusos generan cambios mentales que complican la vida y ocasionan todo lo contrario a lo que se busca que es paciencia, tranquilidad, racionalidad, calidad de vida. Nada de alcohol, nada de marihuana y no abusar de los medicamentos, fundamentalmente de los psicofármacos, es muy importante esto a tener en cuenta, porque va a traer otras complicaciones. Todo lo que sea fuera de la normalidad, no trae ningún tipo de solución.

carlos-boeck
Carlos Boeck, psicólogo social


¿Por qué la marihuana, si es natural, puede dañar nuestro sistema nervioso?

El consumo de la marihuana conlleva un importante pacto cultural en nuestro país que día a día va cambiando y en algunas cosas, desvirtuando. El efecto es psicológicamente estimulante y ampliamente reconocido. Sus componentes bioquímicos y moleculares interactúan en diversas estructuras del sistema nervioso central y de las células inmunes. El elemento psicoactivo puede ser reproducido sistemáticamente. Hay evidencia de que tiene efectos adversos  la marihuana fumada, afecta las estructuras en el funcionamiento y la conectividad con el cerebro, la exposición al cannabis en el embarazo afecta el desarrollo cerebral del feto, pudiendo así generar problemas conductuales tardío en los chicos. Hay pruebas sensitivas que muestran que afectan en el proceso de aprendizaje de los adolescentes y los consumidores. Asimismo también la marihuana aumenta el deterioro de pacientes con esclerosis múltiples, más allá de las consecuencias sociales que conlleva todo esto.

¿Hay una apología socialmente aceptada de la marihuana? ¿Es peligroso?

Por supuesto, hay una apología. A que entender la diferencia de marihuana de uso medicinal y la adicción. Hay una cuestión que con tal de sociabilizar y aceptarla, disfrazamos las cosas y no tenemos que caer en el error. Es un tema mucho más profundo porque hay médicos que la tienen como una solución a la planta de cannabis como uso medicinal y hay quienes la utilizan para el consumo de drogas. Hay que ser muy cautos en esto. No tenemos que mezclar una cosa con la otra. Yo puntualmente lo que creo, es que aquel que cultiva cannabis siempre va a tratar de tener una plata en casa y encontrar una excusa para resolver sus problemas de salud, justificando el uso y el abuso, pero no tenemos que mezclar las cosas. Hoy en las redes sociales se publican cosas que no condicen con la realidad, algunas son ciertas y otras no y eso confunde y trae consecuencias. Hay países que aceptaron el uso de la marihuana, se hizo con la intención de bajar el consumo y produjo todo lo contrario. Hay otros países que no piensan así, es muy subjetivo (…) La marihuana es una droga, el que fuma y tienen un uso excesivo tiene adicción y tiene efectos contrarios. Yo puedo sentarme con alguien que se baje una atado de cigarrillos y tener una charla normal, hablar de política, música, historia, de lo que quieras, puedo tener un debate de horas. Pero con uno que está fumando marihuana, no. Porque empieza a volar, lo saca del lugar, los ralentiza, hay algunos que reaccionan muy dócilmente y otros todo lo contrario porque hay alteraciones en el cerebro. El cigarrillo es tan perjudicial como el cannabis, pero no modifica ni quema las neuronas tanto como la marihuana.

Es peligroso por todas estas cuestiones, la mala información, la información desvirtuada con algunos propósitos no claros, la necesidad de cierta gente que necesita consumir el cannabis de forma medicinal.

¿Cuándo se hace un uso indebido de medicamentos?

Cuando se toman sin prescripción médica, cuando abusan de esa medicación porque supuestamente en una primera etapa les hizo bien y en una segunda creen que les va a hacer igual y no es así. Los medicamentos deben ser propiciados y sugeridos por el médico profesional, no hay otro (…) Hay gente a la que el revrotil le hizo bien y piensa que a la abuela, que a la nena de 2 años, les va a hacer bien. Es una cuestión cultural pasarse los medicamente de abuelos a padres y a nietos. El uso indebido de medicamentos es muy peligroso.

¿Cuál es el primer paso que debe dar una persona que quiere dejar una adicción?

El primer paso es tomar la decisión con cualquier droga, uno mismo decir “quiero salir de la enfermedad” y pedir ayuda. La clave es esa, pedir ayuda. No hay fórmulas mágicas, el problema de las adicciones no es quitar el dolor de cabeza. Si uno está con cefalea toma una medicación y a los 20 minutos probablemente deja de doler la cabeza. Acá no, esto es un tratamiento donde participan pacientes y familiares porque hay que tratar de atender al familiar que padece la enfermedad del paciente. Si bien es el paciente el que tiene problemas de consumo y el familiar no consume, viven la enfermedad de quien consume porque tienen que soportar las injusticias, malos tratos, golpes, desplantes, mentiras, negaciones. Es una enfermedad que termina enfermando al que está al lado. Entonces es bueno pedir ayuda y el Hospital Tagarelli tiene respuestas, vamos a estar dispuestos a darles una mano y ayudarlos desde el ámbito de la salud.

El grupo atiende de lunes a viernes de 9 a 13 horas y brinda una atención integral a través de psicólogos, psicólogos sociales, médicos y psiquiatras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten