Valle de Uco, Jueves 23 de Mayo 2019
Tunuyán
Sunny
18°C
 
Tupungato
Soleado
14°C
 
San Carlos
Soleado
18°C
 

Es una fecha para recordar a nivel global la importancia de una buena alimentación y los peligros de los regímenes de comida estrictos.

El 6 de mayo, con el símbolo de una cinta de color azul claro, se realiza la celebración anual del Día Internacional Sin Dietas generado con la finalidad de llamar la atención y recordar los peligros de algunos regímenes dietéticos exageradamente prohibitivos que son tendencia actual hacia la búsqueda de esa tirana delgadez que solo pocos logran. La finalidad de ésta celebración es promover la aceptación del cuerpo humano y de la diversidad de sus formas.

El concepto surgió en 1992, cuando la feminista británica Mary Evans Young decidió luchar contra la industria de productos dietéticos y alertar al mundo sobre los peligros de la anorexia nerviosa y otros desórdenes alimentarios, llamó la atención de los medios de comunicación locales y en una entrevista “acordó” realizar anualmente ésta celebración con la finalidad de:

  • Poner en duda la idea de una forma corporal “correcta” (canon de belleza).
  • Crear conciencia de la discriminación en razón del peso y erradicar la gordofobia.
  • Declarar un día libre de dietas y obsesiones por el peso corporal.
  • Resaltar hechos acerca de la industria de los productos de adelgazamiento, llamando la atención de la ineficacia de muchas de las dietas comerciales (sin consultar a un médico).
  • Recordar a las víctimas de los desórdenes alimenticios muertas o enfermas.

Según explica la Médica especialista en Nutrición, Virginia Busnelli, en un artículo de la agencia Télam, los cuerpos deseados de hoy en día son muy difíciles de lograr, los estandartes de belleza y la perfección física generan en la población un objetivo muchas veces inalcalcanzable. Con la finalidad de lograr eso que tanto añoran aparecen rígidas tendencias alimentarias con fuertes restricciones, algunas adoptadas como estilo de vida y otras como dietas mágicas para lograr el efecto buscado.

El auge del vegetarismo, las dietas proteicas, la moda fit, la dieta gluten free, el veganismo, la diabolización de las harinas y distintos tipo de estrategias que aparecen popularmente como recursos consideradas para mejorar la salud, convierten a la comida en el centro de sus vidas. Debido a esta obsesión, se embarcan en fuertes restricciones nutricionales y supresiones alimentarias, que no todos logran sostener, simplemente porque es muy difícil postergar el placer que da comer rico. En algunos casos, se logra el mantenimiento de una alimentación saludable, pero en muchos otros, esto genera una alteración de la conducta alimentaria que puede perjudicar a aquellas personas susceptibles de mantener un estilo de vida compensado, generando graves repercusiones en su vida, y la aparición de diversos trastornos de alimentación.

Cuando no se logran los objetivos de modificar la imagen corporal por la imposibilidad de sostener una “dieta estricta” aparece la frustración, la angustia, el desorden y la pérdida de la autoestima que tanto necesitamos para seguir adelante. Ésta pérdida de control embarca en un círculo que pocas veces tiene fin, convirtiendo a las personas en dietantes crónicos que alternan distintos períodos en los que pareciera que la solución mágica existe y va mejorando, seguido de la imposibilidad de mantenerlo, con el consecuente descontrol alimentario que a posteriori desencadena esta situación.

Es importante transmitir que la magia no existe y que la adquisición de una alimentación, completa, adecuada, oportuna, justa y la realización de ejercicio físico es la clave.

En el Día Internacional Sin Dieta, se busca promover la vida sana, el establecimiento de nuevos hábitos que aunque pequeños sean sostenibles en el tiempo, permitiendo ser felices, aceptando y venerando la imagen, cuidando la mente y respetando el cuerpo, mediante las elecciones que se hacen a diario.

Fuente: La Nación

Otras Efemérides

Día Mundial de la Osteogénesis Imperfecta, una patología más conocida como la enfermedad de los Huesos de Cristal.

1758 nació Maximilien Robespierre, abogado, escritor y político francés. Fue uno de los líderes de la Revolución Francesa y se ganó el apodo de “El Incorruptible”. Gobernó Francia durante un año en donde lideró el llamado “Reino del Terror”, por sus ejecuciones contra aquellos que acusaba de traidor.

1856 nació Sigmund Freud, médico neurólogo austriaco de origen judío, que fue considerado como “el padre del psicoanálisis”.

1985 se estrenó en Argentina la película “Esperando la Carroza”. Con guión de Alejandro Doria y Jacobo Langsner, y un elenco compuesto por Antonio Gasalla, Luis Brandoni, Betiana Blum, China Zorrilla, Mónica Villa, Julio De Grazia, Juan Manuel Tenuta, Andrea Tenuta, Lidia Catalano y Darío Grandinetti entre otros, este film se transformó en uno de los clásicos del cine nacional.

Share This