Valle de Uco, Martes 28 Enero 2020
Tunuyán
Mostly cloudy
35°C
 
Tupungato
Cubierto
29°C
 
San Carlos
Más nubes que claros
35°C
 

Mientras algunos espejos de agua del oasis norte han recuperado un poco sus reservas debido a intensas lluvias, en el sur la situación es cada vez más crítica.

Se informó por parte del Departamento General de Irrigación que los embalses Nihuil y Valle Grande están en un 27% del nivel de su capacidad.

Así fue comunicada esta grave situación por el subdelegado de la Cuenca del Atuel, Mario Barbieri, y el consejero Gustavo Villegas a los inspectores de cauce.

Mario Barbieri, junto al consejero Gustavo Villegas se reunieron con los inspectores de cauce de esa cuenca sureña para analizar el estado de calidad del agua de los embalses. Participó también del encuentro el biólogo de Irrigación, Adrián Atencio, quien explicó los últimos monitoreos que se han hecho: los aspectos químicos y biológicos en los embalses Nihuil y Valle Grande.

No alcanzó con la lluvia

Después de la lluvia del fin de semana pasado, la situación ha sido más favorable y los ingresos de agua a los embalses también pero no fue suficiente. Irrigación aprovechó la reunión para informar sobre el turnado y el agua disponible para cada Inspección, haciendo hincapié en que se hace imperioso seguir trabajando en nuevas formas de distribuir el agua, buscando administrarla mejor, con equidad en la entrega, priorizando a quienes cumplen con esta reorganización y a los que tienen propiedad cultivada, sobre los que no cumplen o tienen sus parcelas abandonadas.

“Cubriendo enero y febrero, cuando los cultivos necesitan más agua y, a la vez, se empiezan a levantar algunas cosechas, estaremos supliendo la situación más crítica teniendo en cuenta que los embalses están a el 27% del nivel de su capacidad, en general. Puntualmente, 21% Valle Grande y 27% Nihuil”, explicó Barbieri.

“A partir de ahí, evaluaremos cómo sigue la situación desde marzo. Nos proponemos estar mejor parados en la primavera 2020. Para eso hay que trabajar objetivamente y con medidas puntuales para que la próxima temporada sea más llevadera”, destacó hacia el final del encuentro el subdelegado.

Informe poco alentador

Según la estimación anual que realiza el organismo del agua todos los años, la disponibilidad de agua total en la provincia, para la próxima temporada (2020-2021) y para los ríos con hectáreas bajo riego, se espera que sea del 54% de un año medio.

La presentación del Pronóstico de Caudales de los ríos de Mendoza 2019-2020 se dio a conocer en noviembre pasado, y el panorama es menos alentador que el de la temporada anterior: habrá alrededor del 11% menos de agua que en 2018-2019.

Fuente: Diario Uno