Jesús Soria recibió dos audífonos y ahora puede escuchar, jugar con sus amigos y hablar por teléfono

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por Facundo Romo

Mercedes Vera, la madre de Jesús, comentó que su hijo de 8 años nació prematuro en el Hospital Lagomaggiore y en un momento su vida estuvo en peligro. A pesar de que pudo salir de esa situación sus oídos no se desarrollaron apropiadamente. Después de varios años en una larga lista de espera por discapacidad y de la imposibilidad de acceder por sus medios a los costosos aparatos auditivos que necesitaba su hijo, Mercedes pudo conocer al Rotary El Portillo de Tunuyán y a la encargada del banco de audífonos, Sandra Reyes, quienes los ayudaron a que pudieran acceder al par de audífonos que Jesús necesitaba desde hacía mucho tiempo. Y de la siguiente manera, la mamá, Mercedes Vera, respondía a El Cuco Digital:

¿Cómo se encuentra él ahora con su audífono?

Se encuentra bien, ahora está jugando con la amiguita.

¿Cómo fue que consiguieron los audífonos?

Mi mamá, charlando con una amiga de ella, que vive dos cuadras de acá de mi casa, fue la que vio el mensaje que decía “donando para ayudar a otra persona”. Y ella sabía que yo necesitaba audífonos para mi hijo, entonces le dijo a mi mamá que ella tenía un audífono que era de su abuela, que hacía poco que había fallecido. Entonces ella me llamó un día y me dijo “Mercedes, yo te lo dono” para tu hijo. Y bueno, yo  no sabía donde era todo esto, entonces ella me dio la dirección y ahí llegamos hasta la señora Sandra Reyes y ella nos llenó una ficha y nos dijo que a lo mejor ese audífono le podía servir a mi hijo. Pero él tenía que usar dos… Y después ella le consiguió un turno para un estudio.

Después tuve que llevar el trámite al doctor, me llamó la señora Sandra y me dijo que el doctor había aprobado los audífonos Para Jesús, entonces después  me llamaron del banco de audífonos y me dijeron cuando iba a tener el turno para ir al doctor.

Entonces lo llevamos, el doctor vio el estudio que le hicimos y ahí le hizo los moldes a mi hijo y después nos llamó un viernes para entregarnos los audífonos.

¿Cuándo fue que se los entregaron?

El viernes 26 de febrero.

Jesus-audifonos-2

¿Le entregaron uno o los dos?

Los dos.

¿Hacía mucho tiempo que los estaban esperando?

Sí. Nosotros habíamos hecho un trámite por discapacidad, lo habían anotado a mi hijo, pero bueno, nos explicaron que habían muchas personas antes que Jesús y que teníamos que esperar. Y hace más de tres años, porque él empezó primer grado y no los tenías. Y con esta pandemia nos dijeron que había quedado todo parado…

¿Tienen un costo muy inaccesible para ustedes si los hubieran tenido que comprar?

Sí. Nosotros fuimos a averiguar a Mendoza cuánto salían porque no teníamos ni idea y nos dijeron ahí que salía cien mil pesos cada uno. Y no teníamos ese dinero.

¿Jesús ya ha usado audífonos con anterioridad?

No, nunca ha usado.

¿Es la única manera para que él pueda escuchar? ¿Existe alguna operación o algún tratamiento?

El doctor nos dijo que tenía los oídos bien, pero que los tenía que usar para su maduración.

Tal vez más adelante él pueda dejar de depender de los audífonos ¿o ya es definitivo?

Yo tengo fe que sí.

¿El doctor les ha dicho algo con respecto a que cuando madure pueda mejorar o hay que ir viéndolo con el tiempo?

No, no saben porque como es un prematuro, no saben. Me dijeron que ahora él estaba para usar audífonos, pero no nos dijo que después iba a dejar de usarlos.

¿Cuánto tiempo le pueden durar los audífonos?

La señora que nos vio allá en Mendoza, nos dijo que el audífono que tenía Jesús le servía hasta los 13 o 14 años. Nos explicó que a medida que vaya creciendo va a necesitar otros.

¿Cómo han sido sus años de escolaridad? ¿Él escuchaba o no escuchaba nada?

Y él tiene audición, pero él se nos acercaba a nosotros con su oído derecho y nos preguntaba, porque él así con sus dificultades es un niño que le ha gustado siempre presentar sus deberes, le gusta la escuela, la maestra se quedaba sorprendida porque me dijo “mamá, la verdad que como el Jesús, con lo poquito que él escucha, pero le gusta estudiar, es re inteligente, él no se queda con la duda, se para dos veces y me pregunta” me dice.

¿Quisiera agregar algo?

Quiero agradecer a esta fundación “Rotar El Portillo de Tunuyán” y a Sandra Reyes encargada del banco de audífonos, porque si no la hubiéramos conocido no hubiéramos podido nunca que mi Jesús tenga audífonos ahora, justo al principio de este ciclo lectivo. Estoy muy agradecida con todo el equipo.

Y para cerrar ¿ahora Jesús se puede comunicar con mayor facilidad, escuchar la televisión?

Sí, el juega con la tablet, con sus amiguitos, ha aprendido a andar en la bici sin rueditas, porque andaba con las rueditas. Ahora él anda y juega, comparte los juegos. Ahora lo va a traer mi mamá para que hable.

Jesús: ¿Quién es él?

Mercedes: Él es un periodista. Hola decile.

Jesús: ¡Hola!

¡Hola Jesús! ¿Cómo estás? ¿Me escuchás?

Jesús: Sí.

¡Qué bueno che! Me alegro mucho que tengas los audífonos.

Jesús: Bueno.

Que te vaya muy bien en le escuela. Te voy a hacer una nota que va a salir por el diario.

Jesús: Beso, chau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo