Soto y Scanio ya confirmaron que acompañarán las medidas que se tomen: Aveiro espera el DNU

INTENDENTES-DEL-VALLE-DE-UCO
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Foto archivo

Por primera vez, desde el inicio de la pandemia, el Valle de Uco tiene una situación epidemiológica que se coteja a la de la provincia y los intendentes dieron el visto bueno a las restricciones que se implementarán en los próximos días.

El viernes el gobernador anunció que Mendoza retrocederá en algunas flexibilizaciones debido al aumento de casos de Covid-19.

De acuerdo al informe semana emitido ayer, en 7 días Mendoza reportó más de 1.600 nuevos infectados, 23 fallecidos y se encuentra al 78% la ocupación de camas de terapia intensiva. Si analizamos la situación del Gran Mendoza, aquí la cifra se eleva al 90%.

En ese sentido, en las próximas horas se definirá cuándo y cuáles serán las actividades que se supenderán. Suarez ya adelantó que entre esas estará la atención de restaurantes y además se analiza prohibir los gimnasios, clubes, el turismo interno y las ceremonias religiosas.

A diferencia de otras oportunidades, el Valle de Uco hoy se encuentra en un crítico escenario y, aunque la situación está contenida, los contagios han crecido de manera exponencial y a la par de la provincia.

“Esto es día a día. Hasta hace 10 días atrás estábamos en una situación distinta. El 9 de julio el departamento no tenía casos. Hoy, si bien no es un número extremo, tenemos varios”, mencionó el intendente de San Carlos, Rolando Scanio, en diálogo con El Cuco Digital.

“Necesitamos que toda la provincia deba a estar sujeta al decreto del gobernador. No me parece mal que se restrinjan actividades. Lo que he notado en nuestra zona es mucha irresponsabilidad personal. Todos hemos hecho mucho en acciones, pero se falla en lo personal. Todos sabemos que hay que usar tapabocas, el alcohol, el lavado de manos, el distanciamiento y a veces lo no aplican, entiendo que estamos cansados” destacó.

Sobre el turismo interno, el mandatario dijo “no sé si afecta” y remarcó que uno de los mayores problemas que tiene la zona es que “siguen habiendo reuniones familiares. La Policía no da abasto”.

En tanto, el intendente tupungatino, Gustavo Soto, también adelantó que acompañará las medidas que tome el Ejecutivo provincial, aunque subrayó que “deben ser siempre pensando en mantener el equilibrio entre salud y economía”.

“Si siguen los contagios de la manera en que están, no vería mal en ir regulando algunas actividades, algunas que trabajen en otra modalidad y otras que quedan restringidas como medida precautoria para intentar equilibrar la curva” dijo a este medio.

“Hay que tomar la decisión en conjunto, que creo que es lo que sirve pero manteniendo siempre esa ecuación: la salud y la economía, que vayan de la mano” enfatizó el mandatario.

“Creo que el turismo interno en la provincia es positivo, es una actividad económica como todas, pero si hay que restringirlo, hay que restringirlo, si eso evita mayor circulación de gente y con eso mejoramos la curva, aunque no tenemos contagios que vengan de la actividad turística, eso también hay que decirlo, pero bueno se baja la circulación y no tengo problemas en apoyar esas medidas si están fundamentadas en datos objetivos de la realidad”.

“La situación en Tupungato está contenida pero no escapa a la general de la provincia. Esto es un día a día. Así como un día tenemos nuevos contagios, también tenemos nuevos recuperados. Hemos tenido 3 fallecidos en la región, la verdad que lo lamentamos mucho”.

“Voy a tomar las medidas en conjunto con el gobernador y otros intendentes. Estamos conversando entre todos y en permanente contacto”.

Por su parte, el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro fue cauteloso a la hora de referirse a la marcha atrás y mencionó que “estamos esperando comunicación oficial y datos oficiales de los hospitales, además del DNU nacional. El DNU nacional va determinar la fase y a partir de ahí se puede ver”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten