61º aniversario CIAT: el empresariado criticó fuertemente la inflación y pidió por un Estado austero y previsible

Pablo Ambrosini - pte CIAT - foto Abi Romo, El Cuco Digital
Pablo Ambrosini, presidente CIAT - Foto El Cuco Digital
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

La celebración se llevó a cabo ayer en Tupungato, hasta donde llegó el gobernador Rodolfo Suarez junto a autoridades nacionales y provinciales. El presidente de la Cámara, Pablo Ambrosini dio un extenso discurso en el que también destacó distintos ejes de trabajo para el Valle de Uco.

Este viernes 18 de noviembre, la Cámara de Industria, Agricultura y Comercio de Tunuyán (CIAT) celebró su 61° aniversario con un Sunset que reunió al empresariado y arco político del Valle de Uco y de la provincia en Casa Septem.

El gobernador, Rodolfo Suarez; el diputado nacional Luis Petri; el diputado provincial, Diego Costarelli; el intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar; el intendente de Tupungato, Gustavo Soto; el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro; el diputado nacional, Alfredo Cornejo; el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa; el intendente de Las Heras, Daniel Orozco, el ministro de Economía de la Provincia, Enrique Vaquié; el senador provincial Martín Kerchner; el titular de Irrigación de Mendoza, Segio Marinelli; el senador provincial, Rolando Baldasso; fueron algunos de los funcionarios presentes en el encuentro empresarial más importante de la región.

image-87
Foto El Cuco Digital

El Sunset inició pasada las 18 y contó con la participación de cerca de 500 personas. En el lugar hubo una Wine Expo, donde bodegas del Valle de Uco exhibieron sus mejores productos, una muestra de arte, música, y una exquisita gastronomía a cargo de Casa Septem. También la CIAT reconoció a un nuevo emprendimiento local, entre los 6 finalistas del concurso “Nuevos emprendedores, nuevas pymes”, consagrándose como “emprendimiento del año” a Cementerio Parque del Valle, de Daniel Gallardo, con 435 votos.

Discurso del presidente de la CIAT, Pablo Ambrosini

El joven empresario, electo el pasado mes de junio como nuevo presidente de la CIAT tras cuatro años de gestión de Diego Stortini, brindó un extenso discurso a los presentes, en el que predominó una fuerte crítica contra el Gobierno nacional por su falta de capacidad para controlar la inflación, y en ese sentido hizo hincapié en la necesidad de un Estado “austero y previsible, tanto a nivel nacional, como provincial, o municipal”.

“Claramente nuestro gran problema es la inflación. La inflación es pobreza, es desigualdad, es desempleo. La inflación nos enfrenta, enfrenta a un padre con un docente, con una escuela; enfrenta a un paciente con un doctor, con el hospital, con el gobierno. Enfrenta a empresas con sindicatos. La inflación genera malestar social permanentemente. Tenemos que armar un plan, proponernos un acuerdo, entre todos, por lo menos a 10 años, para combatir la inflación”, dijo Ambrosini.

Más adelante el dirigente añadió: “Todos sabemos que nuestra economía está en crisis. Por eso, desde esta institución, lo que le proponemos al Estado es trabajar sobre dos ejes fundamentales: necesitamos un Estado austero y previsible. Tanto a nivel nacional, como provincial, o municipal”.

Respecto a la austeridad, Ambrosini explicó que “con austeridad queremos decir que el Estado no puede gastar lo que no tiene: debe dejar de emitir para cubrir gastos corrientes. Pedimos que el Banco Central recupere la autonomía que perdió en el año 2012: no podemos estar haciendo política con la economía, no podemos poner a la política sobre la economía. Miremos los ejemplos de países vecinos, Chile y Brasil. Y pensemos el por qué no tienen estos niveles de inflación”.

“Es fundamental que el Estado, ya sea nacional, provincial o municipal, cuide sus recursos, los administre de forma eficiente, y los invierta de forma estratégica en generar desarrollo, infraestructura que potencie a las pymes”, agregó en ese punto.

En cuanto a la previsibilidad dijo que se necesitan “reglas claras: fíjense la cantidad de tipos de cambios que tenemos. El abuso en el uso de los DNU. No sabemos cuándo podemos importar o no, muchos productos terminan estando a precios máximos, todas recetas que ya sabemos que no funcionaron para controlar la inflación… si hoy día tenemos que ponerle un precio a un producto o a un servicio nuestro, realmente es muy difícil”. “Les pedimos reglas simples, por eso apoyamos la ley pyme. En la argentina tenemos miles de restricciones que dejan a muchas pymes fuera del sistema. No es de agrado de la pyme estar fuera del sistema. Existe un alto grado de informalidad en la argentina. Esto hace que el Estado tenga poca visibilidad de la información y a la hora de tomar medidas, las mismas no sean correctas o no terminen de llegar a quien realmente las necesita”.

Por otro lado, sin ánimos de quedarse “solo en lo coyuntural”, contó que “el eje de trabajo que estamos promoviendo (desde la CIAT) es Unir y Proyectar”. “Ya estamos dando algunos pasos de trabajo en conjunto, entre sector privado y público. Y acá en Tunuyán hemos creado una ‘Mesa Productiva’, un espacio de trabajo en conjunto con la Municipalidad de Tunuyán, que servirá para colocar en agenda temas de desarrollo del Valle de Uco”.

“Cuando hablamos de Unir, también hablamos de unir al Valle de Uco como región, y por qué no tener esta mesa productiva entre los 3 departamentos. Porque tenemos muchas cosas en común. El Valle de Uco tiene una matriz productiva integrada, los empresarios de esta zona no conocemos límites geográficos. Sino que empleamos a gente de toda la región. Por eso es tan importante hablar de este concepto: de Valle de Uco como zona integrada. Y a partir de ahí, poder armar políticas de desarrollo que sean beneficiosas a los tres departamentos” agregó el presidente.

Otro punto importante en el discurso de Ambrosini fue un pedido al Gobierno provincial: “…estamos pidiendo a los gobiernos soluciones inmediatas para los productores afectados. En reuniones mantenidas con Sergio Moralejo hemos solicitado: rapidez en la emisión de certificados, que se evite la suspensión o el corte del servicio eléctrico a los productores afectados, que Edemsa establezca planes de pagos, que se implemente un subsidio adicional al actual y que los beneficios que se establezcan por la emergencia Agropecuaria en Mendoza, tenga efecto entre el año 2022 y el año 2024, es decir por 24 meses. Sabemos que estas medidas no solucionan el problema de fondo, pero necesitamos que se atiendan las urgencias de los productores afectados”.

Discurso completo (minuto 1.32)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo