¡A preparar tu huerta ecológica! Un técnico del Inta nos explica lo útil de los almácigos y cómo hacerlos

compost-pile
Foto: ilustrativa
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Iván Quiroga, nos brindó valiosa información.

Los almácigos son el primer paso a la hora de montar una huerta ecológica, una herramienta excelente para los horticultores porque les permiten sembrar hortalizas y favorecer la germinación de las semillas en un entorno protegido de condiciones adversas como por ejemplo: heladas, vientos fuertes, granizo, lluvias, etc. Es importante revisar el calendario de siembra y el calendario lunar para saber en qué momento es más conveniente.

Los almácigos se utilizan con el objetivo de reproducir plantas a partir de sus semillas, en las situaciones en las cuales la siembra efectuada en forma directa sobre el suelo puede llegar a acarrear algún tipo de problema. De esta manera, el almácigo permite controlar la germinación hasta que llegue el tiempo del trasplante.

Ivan Quiroga, técnico agrónomo del INTA de La Consulta en comunicación con este medio, explicó que para hacer almácigos, no se necesitan muchos recursos. “Se puede hacer en una maceta, en una caja o en una bandeja. Esto resulta práctico y liviano para trabajar. Si la tierra está generalmente buena podemos poner semillas en esa tierra, lo haremos a chorrillo o en línea. Luego, cubrimos esos almácigos por un buen tiempo para que no sufran por las heladas y ya cuando tengan unos 10 centímetros de crecimiento o que asomen varias hojitas, vamos a trasplantar, es decir pasar esa pequeña plantación a la tierra. Calculamos que si los hacemos ahora, a fines de octubre podremos estar trasplantando”.

Por otro lado, Quiroga destacó, “una vez que plantemos, podemos pensar en la posibilidad de poner junto a la huerta, flores y aromáticas, estas nos van ayudar en un control biológico. Además,  nos sirven para atraer insectos y que estos no se nos vayan a las hortalizas.  Inclusive, las aromáticas repelan insectos así que siempre damos esas sugerencias”.

Por último, el técnico del INTA, aconsejó que “si el suelo no ha tenido producción es importante fertilizar de antemano con guano, compos, lombricompuestos. Sobre todo si vamos agregar guano que sea lo más degradado posible con el objetivo de cuidar también la calidad de los alimentos que plantamos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten