Buscan a un santafesino que despareció hace casi 5 meses: su madre cree que podría estar en Tupungato

german-desaparecido
Germán Andrés Cassina tiene 38 años.
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

La última comunicación con su familia fue el 8 de diciembre. Su mamá cree que podría estar en situación de calle.

Buscan a Germán Andrés Cassina, un hombre oriundo de Santa Fe que vive de hace más de dos años en Mendoza y que despareció en diciembre pasado.

Poco después de llegar a nuestra provincia, trabajó en un supermercado de Tupungato pero a principios de 2020 se quedó sin empleo y regresó a una pensión en la Ciudad de Mendoza. Ahí estuvo viviendo hasta el 8 de diciembre del 2021, cuando salió, dejando sus pertenencias, y no regresó.

En octubre de 2019 Germán se había encontrado con una mendocina en Buenos Aires y luego fue que decidió irse a vivir a Mendoza. Tenía el deseo de viajar a la montaña, algo que hasta el momento la familia no sabe si sucedió. Su madre, Mirta, cree que su hijo podría estar en Tupungato, tal vez viviendo en la calle o en una comunidad. Sin embargo, a casi 5 meses de su última comunicación, no sabe nada de él.

“Estoy al borde de la desesperación total, Germán jamás desaparecería así”, manifestó la mujer en diálogo con El Cuco Digital.

“El 30 de diciembre del 2019 se fue a vivir a Mendoza porque tuvo comunicación con una mujer. En octubre de ese año se habían encontrado en Buenos Aires. Después él volvió a Rafaela y decide ir a vivir a Mendoza. Se va a vivir en una pensión en Capital, empezó a tirar cv, él estudio microbiología pero no terminó. En un supermercado de Tupungato hizo un curso con otros 4 chicos, lo tomaron. Trabajó dos meses, después se quedó sin trabajo en 2020. Desde ahí siguió buscando trabajo, se dedicó al bitocoin, daba cursos por internet, creo que también daba clases”, relató.

“Él se comunicaba diariamente, más con su hermano de 23 años, siempre con la idea de irse a la montaña. Él se estaba preparando para irse a la montaña, a una comunidad, nunca nos dio nombre, le dijimos que íbamos a mandar el dinero, que nos dijera dónde iba a estar, Germán siempre nos ayudó muchísimo y por eso ahora nosotros queríamos colaborar. O sea que estaba todo muy bien hablado, detalló sobre los planes que tenía el hombre.

El último mensaje a su familia

Respecto de la última vez que supieron de él, Mirta dijo: “el 8 de diciembre, le dijo a su hermano que iba a dormir una siesta y cuando se levantara lo llamaba”.

“No teníamos dirección de la pensión, de la pareja, que ya había terminado su relación. Primero pensamos que se le había roto el celular, pasamos unas fiestas horribles, no teníamos forma de comunicarnos. Después de pasado un mes, el 9 de enero lo llama a Alejo (su hermano) la dueña de la pensión diciendo que Germán le había dejado el número de Alejo de referencias por si a él le pasaba algo y hacía un mes que se había retirado de la pensión como para ir a hace run mandado y no volvió más, dejando todas sus pertenencia. Tomó mate, se llevó la llave de la pensión y no volvió más. Un mes después recién nos informaron”, agregó.

Luego de enterarse de la desaparición, Mirta viajó desde Rafaela a Mendoza donde, en medio de discusiones con la fiscal del caso, le comunicaron que se había duplicado el chip de Germán para conocer sus últimos movimientos.

“Dijeron que el último audio de Germán había sido a su novia por Telegram en el que decía que había dejado todas sus pertenencias y se iba a la montaña, me pasaron la fotocopia de un pasaje hacia Polvaredas donde supuestamente fue el último impacto del chip, y también me dijeron que el último impacto fue en la antena en Tupungato y repercutió en Polvaredas y chau”.

“Nosotros en Rafaela también duplicamos el audio de Germán y ese no fue el último audio. Hubo muchos otros audios en los que decía que quizás se volvía a Rafaela por un puesto de trabajo que le habían ofrecido.”

“Quieren cerrar todo como que Germán fue a la montaña y no volvió. Él habrá ido pero hubiese vuelto. Me dicen que no hay registro de pasajes de colectivo, pudo haber vuelto a dedo, no tenía más plata. Es todo muy confuso. Ya han pasado casi 5 meses”.

“Podría estar en Tupungato”

“Todo indica hacia la zona de Tupungato. Él estaba enamorado, era su lugar en el mundo. Todas las pistas indica que él estaba en Tupungato. Una señora dijo que lo vio con una comunidad boliviana y puede ser. A lo mejor él pensó, no la voy a joder a mi vieja si estoy sin plata. Capaz está de indigente, capaz está mal, depresivo y no sabe nuestros números”, completó la mamá.

Por cualquier información sobre el paradero de Germán comunicarse al 911 o al 3492 56-8356 (Mirta) o dirigirse a la dependencia policial más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten