Cristian Kuri: “Gané y perdí carreras, pero los sueños siempre están”

cristian kuri-portada
Foto: Kuri
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por Facundo Romo

El joven consultino que desde muy temprana edad siente pasión por los caballos, después de varios años en el rubro, con los equinos, criando, cuidado, corriendo, más allá de las victorias y derrotas sigue para adelante por amor al arte”. Siguiendo los pasos de su padre, Fabián Kuri, uno de los grandes corredores que ha dado el Valle de Uco y Mendoza, Cristian mantiene su pasión a flor de piel y nos cuenta su historia.

Y por ahí la racha, la suerte de tener gente que más allá de lo que yo pase, tuvo la confianza en mí, y hasta el día de hoy me aguanta y me han aguantado. Tengo mucha gente que siempre me ha llamado en un momento para correr el caballo y después me han vuelto a llamar”.

Charlando con El Cuco Digital, respondía lo siguiente:

¿A qué edad te iniciaste en el mundo de los caballos? ¿Cómo fue?

Y, mirá, eso es desde muy chico. Cómo te decía el otro día, mi viejo toda la vida, cuando yo era pibito muy chico, él empezó a cuidar y toda la vida tuvo caballos. Antes que yo naciera, así que prácticamente me he criado arriba de los caballos.

¿Cómo te iniciaste en la competición?

Mi viejo cuidaba una yegua  de un amigo, le cuidaba para las carreras y una vuelta en el 2007, tenía 13 años yo, y fueron a correr con esa yegua a Pareditas y llevaban un caballo más, que no dijeron nada hasta último momento y ese domingo llegando a la cancha me dijo que iba a correr yo. Esa fue mi primera carrera.

kuri-2-

¿Y cómo te fue en tu primera carrera?

No, perdimos, el otro caballo era más rápido.

¿Cómo viviste la ansiedad? ¿Te lo esperabas?

Y no me lo esperé, pero viste por ahí cuando llamás las cosas con el pensamiento que, yo sabía. O sea, sabíamos que iban a haber carreras y viste por ahí vos imaginás de chico, imaginate que a último momento…” Y te juro que fue así y pasó así. Yo lo imaginé tanto que se ve que mi viejo ya me estaba leyendo los pensamientos.

¿Muchos nervios?

Y nervioso porque era muy chico y el vago contra el que corría ya venía corriendo hacía mucho… Pero me acuerdo patente como si fuera ayer. Nervioso hasta que largamos, una vez que largamos ya los nervios no estaban.

¿Dónde has corrido? ¿En qué carreras, lugares o competencias y cómo te ha ido?

He estado como en las bajas y en las grandes, digamos. He corrido caballos que he corrido una vez y no he corrido más porque son caballitos que no son de carreras. He corrido caballitos, como se dice en las carreras, desde matungos” a caballos puros, caballos de carrera. Llegué a correr clásicos también.

Canchas conozco varias pero he corrido pocas. He corrido en esa cancha de Pareditas, después acá en la cancha Cimarelli, la mayor parte de las carreras las he corrido acá, después corrí en la cancha de Perazoli, una cancha que estaba yendo para La Salada, una cancha muy conocida, ya no está más. Corrí en una que estaba por Colonia Las Rosas, en El Carrizal corrí también y en una cancha nueva que han hecho acá en San Carlos, en la cancha Bartolo, que está ahí al lado del Barrio El Esfuerzo. No han sido muchas las canchas, pero sí han sido varias las carreras. Ha sido más que todo acá en el Valle de Uco y en El Carrizal.

kuri-3-

¿Cuáles han sido los pro y los contra con los que te encontraste? Y tal vez, también ¿cuáles son en la actualidad? Así como palos en la rueda o cosas que son difíciles.

Y, mirá, las contras, por ahí gente me lo ha dicho, algún par de amigos, conocidos, gente de las canchas, de las carreras. Que yo también sé que te preguntan porque me ven más grande, más alto. Por lo general es eso. “Cuánto pesás” te preguntan, “lástima que sos pesado”, porque me lo han dicho, “lástima que sos pesado, pero corrés bien”. Mucha gente me lo ha dicho. “Corrés muy bien negro, pero lástima el peso, el kilo”. Pero lamentablemente es la estructura física que yo tengo. Esa es la contra siempre.

¿Y en el ámbito cuáles han sido tus fortalezas, los pro, las buenas rachas que has tenido?

Y por ahí la racha, la suerte de tener gente que más allá de lo que yo pese tuvo la confianza en mí, y hasta el día de hoy me aguanta y me han aguantado. Tengo mucha gente que siempre me han llamado en un momento para correr el caballo y después me han vuelto a llamar, me han vuelto a llamar sabiendo que vamos con más peso arriba del caballo. Y hay gente que no, que por lo general, a esos que me quieren que siga montando, tenés después el que te dice para qué lo llamás, estás regalando kilos” o “para qué se lo echás arriba a eso”. Viste, siempre tenés esa gente que te tira el palo en la rueda.

¿Cuáles fueron tus metas anteriormente y cuáles son en la actualidad?

Y de chico siempre soñé, siempre dije, hablándolo con amigos, de chiquitito siempre dije, al que veía y siempre dije que es mi ídolo, que yo quiero ser como él, era mi viejo. Como te decía el otro día, mi viejo llegó a correr en el hipódromo, acá en las cuadreras corrió en varios lados, en San Rafael, fue a San Juan una vuelta, te estoy hablando de hace añares, a correr un clásico grande. Pero mi sueño  siempre fue ese, llegar por lo menos al hipódromo de Godoy Cruz. No importa ganar o perder. De chiquitito siempre tuve el sueño, cuando sea grande voy a ser Jokey, voy a ser Jokey, pero bueno, por ahí  quizás no se llegue o quizás sí viste, uno nunca sabe. Ahí la peleamos cada vez que se puede. Cada vez que hay oportunidad de algo le metemos.

¿Y ahora en la actualidad?

Ahora estamos con unos amigos y siempre voy a las carreras y voy con el bolsito voy con todas las cosas, por ahí para ver si te llama alguien para hacer algo… ya digamos, le meto pero no, quizás no tantoYa sabiendo quizás que no voy a allegar, como puede ser que sí como puede ser que no. Digamos, en el día a día de las carreras me intento manejar, estar ahí.

¿Cómo es el mundo de los caballos? ¿Cómo han sido tus experiencias con los tuyos, tus cuatro patas?

Y es caro y no es caro. Porque ponele, para uno solo, ponele para un vaguito laburante como somos todos la mayoría del pueblo, estando solo se te hace caro, pero digamos, ahora somos cinco amigos que tenemos un caballo y los gastos se te alivian mucho.

¿Es muy competitivo?

Si vas detrás de plata por ahí. Como te digo, yo por ahí corro porque me gusta, pero está bien, tenés que correr sí o sí por plata, tenés la institución que te piden los remates obligatorios y corrés por plata. Obvio que es competitivo. Vas atrás de recuperar la plata del gasto  del caballo.

¿Cómo es la movida acá en la zona? ¿Hay algo oficial, algún gremio o algún tipo de apoyo para este deporte?

No, no, acá no hay. Eso digamos está en el hipódromo, pero acá no. Hay organizadores que van, alquilan la cancha y se mueven para organizar carreras, para buscar caballos, para ver quién puede correr con quién, pero no hay ninguna asociación ni un gremio.

kuri-4-

¿Se ganan premios en la mayoría de las carreras?

Si son tres caballos, tiene que poner cinco mil pesos cada uno y el que gana se lleva el pozo. Y te dan un trofeo y la misma organización por ahí te da un premio más, te da una plata más por el triunfo.

¿También cobran entrada para la gente que va a ver?

Claro, te cobran entrada y ahí sacan plata para el alquiler, para poner algún premio y les tiene que quedar alguna plata a los organizadores también, que son los que logran hacer el evento.

¿Y con el tema de la policía cómo hacen?

Bien no sé como lo manejan eso los organizadores, por ahí hay algunos oficiales, mandan a la policía a la cancha o por ahí le pagan a empresas de seguridad. Siempre hay alguna seguridad, es policía o alguna seguridad privada.

De arriba o de abajo ¿cuál es el objetivo?

Y el objetivo siempre es el mismo, creo que es como hasta en el fútbol, si vos vas a entrenar y si vas y le metés es porque querés lograr algo, no es cierto. Querés llegar el día domingo a hacer un gol o a defender bien o a que no te hagan un gol, digamos. Con las carreras es lo mismo. Si vos cuidas, si vos siempre tenés el objetivo de ganar y tener la satisfacción de decir, mierda llegué al domingo codeé con los grandes, gané ahí, me ganaron, pero estuve bien, me entendés. El objetivo siempre es intentar hacer lo mejor para estar lo mejor que se pueda el día de la carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten