Elecciones: cuándo y cuántas veces tenemos que ir a las urnas en el 2023

elecciones-urna-voto.jpg_258117318
FOTO ARCHIVO
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Algunos intendentes mendocinos adelantarán sus elecciones. De mínima, votaríamos cuatro veces. Pero algunos, mucho más.

El cronograma electoral ya empezó, aunque pocos lo saben. Desde el 1 de noviembre y hasta este miércoles 30 se puede revisar el padrón provisorio y verificar si estamos incluidos. Y hay plazos y una “pestaña” para los votantes de 16 años que aún no hayan renovado su DNI desde los 14 años. Luego, empezará una agotadora carrera para elegir intendentes, concejales, gobernador y vicegobernador, diputados y senadores provinciales, presidente, y diputados nacionales en el caso de Mendoza, ya que en el turno 2023 no elegiremos senadores nacionales.

El largo cronograma electoral empezará para muchos mendocinos el domingo 30 de abril con las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias a intendente y concejales de los departamentos que desdoblen sus elecciones locales y las “desenganchen” de las provinciales y nacionales, y finalizará el domingo 26 de noviembre con un eventual balotaje, si es que ningún candidato a presidente consigue el 45 % de los votos, o por lo menos el 40 % con distancia de diez puntos porcentuales sobre el segundo. Significaría que no hubo un ganador de primera vuelta el 29 de octubre del año próximo, algo que no ocurre desde que Cristina Fernández de Kirchner fue reelecta con el 54 % de los votos en octubre de 2011.

Los ciudadanos de los departamentos que elijan intendentes y renueven la mitad de sus concejos deliberantes de forma desdoblada, podrían concurrir a votar por lo menos seis veces el año que viene, y siete si hay balotaje. En abril votan PASO a intendente y concejales. En junio, PASO a gobernador y legisladores. En agosto, PASO nacionales. En septiembre deberán ir dos veces. Una a elegir intendente, y tres semanas después, a elegir gobernador. En octubre, se vota por presidente y en noviembre, la segunda vuelta si es necesaria, algo que de momento los encuestadores indican que será inevitable.

636f9abf5bfe5_570_406

¿Cuáles son los departamentos que desdoblarían sus elecciones? San Rafael y Tunuyán lo harán con seguridad. Lavalle, La Paz y Maipú, probablemente, depende de la situación política. Y Santa Rosa, lo mismo. Todos estos departamentos son conducidos por el peronismo mendocino. Ningún intendente de Cambia Mendoza está analizando desdoblar sus elecciones. El resto de los ciudadanos mendocinos elegirá intendentes el mismo día que gobernador -primarias y generales- y se ahorrará dos salidas a votar el año que viene.

En este gráfico interactivo, está la descripción completa de cada jornada electoral, en la que hay además un condimento: las elecciones locales y provinciales son con Boleta Única, y las nacionales, con la lista sábana tradicional. Al pasar el mouse o navegar en el teléfono, en los títulos y en los botones interactivos aparecerá la descripción completa de cada ítem.

Screenshot_20221128-0815322

Quiénes adelantan y por qué

Las fechas de elecciones provinciales y nacionales están fijadas por ley, en determinados domingos de cada mes. La última modificación que las fijó en junio y septiembre para gobernador, en Mendoza, data de 2017, cuando Alfredo Cornejo -por entonces gobernador- hizo modificar una ley electoral de 2013. Desde entonces, las fechas están fijas con la opción -para los intendentes- de adelantar, y de los gobernadores, de adherir a las nacionales.

Los intendentes por estos días meditan qué hacer. La situación política para el peronismo local es muy compleja. Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner están en el piso de las consideraciones de los mendocinos. Presidente y vice representan una verdadera mochila de mármol para los dirigentes peronistas locales. Además, los candidatos a gobernador de Cambia Mendoza miden mucho más que cualquiera de los potenciales candidatos del peronismo, que de momento no ha confirmado ni mostrado a ninguno con interés aunque algunos se muestran e intentan mantener viva la militancia, como el senador Lucas Ilardo, mientras que el gobierno tiene la carta segura de Alfredo Cornejo. Si el senador radical no intentara volver al sillón de San Martín, están en carrera los intendentes Ulpiano Suarez (Ciudad), Tadeo García Zalazar (Godoy Cruz) y Daniel Orozco (Las Heras), por la UCR, mientras que por el PRO está enlistado y competitivo el diputado nacional Omar De Marchi. Todos ellos miden más que cualquier peronista mendocino, hoy, a poco menos de siete meses de las PASO a gobernador. Razón más que suficiente para que los jefes peronistas locales busquen cuidar sus territorios. En el kirchnerismo mendocino, que tiene el poder partidario y dos intendentes afines, piensan que finalmente todos los intendentes de su partido van a terminar adelantando sus elecciones departamentales.

635720577067f_570_315

El “adelantador” más confirmado y muy cerca de tomar la decisión es el sureño Emir Félix. El intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, también es de la postura de adelantar. Roberto Righi preferiría no hacerlo, pero lo haría si todos se ponen de acuerdo.

Righi no cree que sea bueno llevar a la gente a votar siete veces en un año. Fernando Ubieta, de La Paz, adscribe al poder de Cristina y de Anabel Fernández Sagasti. Pero también quiere adelantar las elecciones para que no lo arrastre una marea de Cambia Mendoza, sólo que no querría quedar solo en la aventura. Lo hará si los demás -especialmente Maipú y Lavalle- lo hacen.

Cuentan que Ubieta intenta evitar que -si adelanta- el gobierno provincial y el radicalismo le “planten” un centenar de dirigentes en su departamento a “trabajar” la elección. Es una incógnita qué haría la kirchnerista Flor Destéfanis, de Santa Rosa, que pronto asumirá la presidencia del PJ provincial. En los departamentos peronistas, el riesgo es que un “efecto arrastre” de una fórmula provincial encabezada por Alfredo Cornejo u otro dirigente de Cambia Mendoza, les haga perder sus territorios, en los que las elecciones suelen definirse por pocos votos.

 

El caso de Maipú es particular. Matías Stevanato, intendente, no quiere desdoblar las elecciones locales. Apuesta a que un Bermejo sea candidato a gobernador. El apuntado sería el ex intendente, ex senador nacional, ex legislador provincial y actual diputado nacional Adolfo Bermejo, quien no tendría mucho interés. Más de una vez debió sacar la cara por el peronismo, asumiendo candidaturas en elecciones muy difíciles, casi imposibles, como de momento “pinta” la del año que viene.

Pero a su hermano y también ex intendente Alejandro Bermejo no le desagradaría el “sacrificio”. Ya fue precandidato a gobernador en 2019, pero el grupo de los intendentes perdió las PASO contra Anabel Fernández Sagasti, la que finalmente fue candidata a gobernadora contra Rodolfo Suarez. En esa elección, tres años atrás, Anabel debió sufrir el desdoblamiento de las elecciones locales, ya que los intendentes peronistas adelantaron sus elecciones en medio de una pelea feroz con Alfredo Cornejo, por los límites a las reelecciones que finalmente adquirieron rango constitucional.

En esa jornada de septiembre de 2019, los peronistas retuvieron Lavalle, Maipú, Tunuyán y San Rafael, y perdieron San Martín. Luego, en las generales provinciales, lograron ganarle al oficialismo Santa Rosa y La Paz. En esas elecciones provinciales, Suarez fue electo gobernador con el 51,67 % de los votos, y el peronismo con la fórmula Fernández Sagasti-Jorge Tanús, llegó al 36,24 % de los sufragios.

Finalmente, para ver el “almanaque” definitivo y cuántas veces deberemos ir a votar el año que viene, habrá que esperar hasta el 30 de enero. Ese día será lunes. Y es el último plazo que tendrán los intendentes para convocar a elecciones desdobladas.

Fuente: MendozaPost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo