La escuela 4-247 de Campo Los Andes ahora lleva el nombre de un docente, escritor y artista

alfredo vicente}
Alfredo Vicente
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Se trata de Alfredo Vicente.

El pasado lunes 13 de junio del 2022, por resolución 2325- E-GDEMZA-DGE, se estableció el nombre Alfredo Vicente a la escuela N° 4-247 de Campo Los Andes.

Ester Minucci, directora del establecimiento dialogó con este medio y contó que la iniciativa nació de un proyecto de educación solidaria en el año 2018 que hicieron los alumnos con profesores de quinto año de ese momento. En ese proyecto querían hacer audiolibros y cuando comenzaron a investigar dieron con el profesor Vicente.

Vida y obra de este docente, escritor y dibujante de Tunuyán.

Alfredo Vicente fue hijo de Carmén y Alfredo Vicente, el mayor de tres hermanos. Nació el 18 de diciembre de 1942 en Tunuyán. Creció en la Finca Reina del distrito de Colonia Las Rosas. Inició sus estudios de formación docente en el bachillerato de la Escuela Normal. Se recibió de maestro normal en 1961, empezó dando clases en reemplazos y contratos temporarios. Consiguió un interinato en el nivel secundario nacional, en la misma escuela donde se formó como docente. También en el nivel primario de dicha escuela. Pasados algunos años de los interinatos, titularizó y accedió a ser profesor de los espacios curriculares: Geografía, Educación Cívica y Actividades Plásticas (dibujo). Se desempeñó además como docente en el Centro de educación para adultos nocturno de Campo Los Andes, durante la década del ´70, enseñando a soldados y civiles.

Ejerció su profesión hasta el momento de su jubilación en el 2003. Compartiendo el aula con docentes destacados del Valle de Uco como Ricardo y Aurelia Cangas, y Brandino Persia.

Contrajo matrimonio con Magdalena Puerta, también docente, con quien tuvo dos hijos Javier y Claudia Vicente.

Creador del escudo departamental de Tunuyán, oficializado por Ordenanza Municipal Nº 41/1978. En 2011 la Declaración N° 398 artículo primero, consigna que la diagramación y selección de los elementos que configuran la simbología identitaria del escudo pertenecen al Sr. Alfredo Vicente.

Hacedor cultural de Tunuyán. Prolífero artista plástico con más de un centenar de obras, inspiradas en los paisajes del Valle de Uco y España donde transitó sus últimos días de vida. Gran parte de sus obras artísticas, literarias y de dibujo, se encuentran publicadas en su blog personal “Mil cosas de Tunuyán”.

Se destacan entre sus obras literarias, cuentos cortos, anécdotas personales y familiares, que recorren la idiosincrasia de los pobladores de Tunuyán. Además, presenta biografías de personalidades de su departamento natal, como así también revisa mitos y leyendas del Valle de Uco como los pertenecientes al Cerro Punta Negra, Los Chañares de la India Muerta, El Cóndor Andino, el Chorro de la Vieja, El Relincho y Río Tunuyán entre otras. Fábulas, del puma y quirquincho, chimango y la torcaza, tagua y hurón, y el algarrobo. En 1993 publica en edición impresa el Libro de 4° grado “Mil Cosas de Tunuyán” obra registrada en la Dirección Nacional del derecho de autor Expediente n° 324456.

El distrito de Campo los Andes, no sólo ha sido uno de sus espacios de trabajo, sino un lugar para sus inspiraciones literarias, pues está presente en algunos de sus relatos y leyendas:

– “Relatos de montaña”, donde presenta una pareja de jóvenes que se encuentra con un lugareño en el Cordón del Toro.

– “El silbo de la perdiz”, relato que describe un campamento en la Remonta donde el misterioso silbido del ave autóctona, genera incertidumbre y temor en los acampantes.

alfredo-vicente-interior

– “Soy Orejitas”, fábula que describe las cualidades de las mulas criadas en el Haras “General Las Heras”.

– “Leyenda del Cóndor andino”: menciona el volcán San José.

Vicente falleció en 3 de setiembre del 2018, en la ciudad de Motril, provincia de Granada, España. Su vida y obra se puede expresar en una de sus frases: “Entregué mucho de mi vida a esos niños y jóvenes; pero al mismo tiempo lo mucho que coseché de ellos, esto último siempre lo agradeceré. Lo mismo que el haberme dedicado a enseñar” publicado el 9 de noviembre de 2012 en su blog Mil cosas de Tunuyán.

Por tal motivo y en reconocimiento de su amor y entrega es que a modo de homenaje por toda su entrega, la escuela de Campo Los Andes de ahora en más porta su nombre.

Una respuesta

  1. Gracias Cuco digital!
    Realmente un logro para la institución y un honor portar este nombre.
    Muy felices.
    Gracias, gracias, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten