Partido entre Gimnasia y Boca: la Bonaerense reprimió afuera del estadio, largó gases y un hincha murió de un infarto

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

El hombre tenía 57 años. Los gases lacrimógenos que lanzó la policía en las inmediaciones ingresaron al campo de juego y afectaron a todos.

El partido que Boca Juniors llevaba a cabo en La Plata ante Gimnasia quedó suspendido a los 9 minutos por graves incidentes fuera del estadio, luego de que la Policía Bonaerense reprimiera a los hinchas del Lobo. Los gases lacrimógenos lanzados por la policía en las inmediaciones del estadio ingresaron al campo de juego y afectaron a varios jugadores, integrantes del cuerpo técnico y el propio público que entró en pánico. Un hombre murió por un ataque cardíaco.

Por “falta de garantías”, la cuenta oficial de La Liga Profesional confirmó la suspensión del partido.

Un hincha muerto

Un hincha de Gimnasia y Esgrima de 57 años murió por un paro cardíaco en medio de la represión de la Bonaerense. Hubo también un centenar de heridos. El fallecido fue Carlos “Lolo” Regueiro, que según informó el Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, “falleció cuando salía del estadio por un paro cardíaco”.

 “Vinimos a alentar al Lobo y se me fue el gordo. Quiero avisar acaba de fallecer mi papá”, escribió Juliana Regueiro en su Facebook.

Regueiro, apodado “Lolo”, vivía en Tolosa, localidad de La Plata, era empleado de la municipalidad y en su juventud fue futbolista profesional en el Club Atlético Villa San Carlos -que hoy milita en Primera B- y en la Liga Platense de Fútbol.

En medio de los enfrentamientos que originó la Policía de la Provincia de Buenos Aires con los simpatizantes tras golpear a una menor, Regueiro se descompensó y fue derivado de urgencia al hospital San Martín en una ambulancia del SAME, en la cual le realizaron maniobras de RCP, pero falleció en el móvil antes de llegar a destino.

Para Berni, la culpa es de Gimnasia

Sergio Berni remarcó que la “responsabilidad de lo sucedido es toda del club organizador del espectáculo”, al desligar a la policía que conduce del violento accionar que quedó registrado en cientos de videos.

Por su parte, el titular del Aprevide, Eduardo Aparicio, deslindó responsabilidades en el accionar policial “porque había como 10.000 personas en las afueras del estadio cuando las puertas ya se habían cerrado”.

A la inversa, el presidente de Gimnasia, Gabriel Pellegrino aseguró que tenía para demostrar “que el estadio estába habilitado para 30.000 personas. Vendimos 3.254 entradas sobre 4.300 que nos enviaron ya que el resto eran socios y es la policía la que determina la cantidad de gente que entra”.

“La gente quería entrar con los carnets en la mano y nosotros veíamos plateas vacías. Los que cerraron las puertas fueron los organismos de seguridad, la policía y el Aprevide”, argumentó el titular gimnasista.

Cuándo se jugará el partido

El encuentro que bajaba el telón de la jornada 23 de la Liga Profesional todavía no tiene fecha de realización. Se trata de un duelo prometedor entre dos equipos que pelean palmo a palmo por quedarse con el título. En el Bosque, Boca Juniors pretendía recuperar la cima del torneo que quedó en manos de Atlético Tucumán, tras el triunfo del miércoles ante Platense.

El titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, Eduardo Aparicio, aseguró anoche que no se reanudará este viernes el partido. “El partido no se va a jugar mañana de ninguna manera”, indicó Aparicio en diálogo con la señal de cable TyC Sports.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo