“Por primera vez me hicieron sentir mi discapacidad”: la dura carta de Ana sobre su situación laboral

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

La comunicadora compartió en las redes su malestar tras enterarse que si ejercía su profesión, el Estado iba a quitarle su pensión.

El pasado mes de octubre, Ana Clara Gómez, una joven oriunda de Tunuyán con parálisis cerebral, se recibió de técnica superior en Comunicación Social.

Al nacer, su sistema motor fue afectado en los primeros días de vida ocasionándole severos problemas de motricidad y habla, sin embargo, a pesar de sus limitaciones físicas que la obligaron a esforzar mucho más que el resto, Ana logró cursar su estudios primarios, secundarios y una carrera de nivel superior en el IES 9-015 de La Consulta, San Carlos.

Como si eso fuera poco, también es autora del libro autobiográfico “Soy Ana Clara”, presentado en el 2017 y en el que relata sus luchas y el sostén que siempre tuvo en su familia.

Con enorme esfuerzo, perseverancia y amor por la comunicación, Ana ha concretado grandes logros en su vida, sin embargo, hace unos días, tras recibir la gran noticia de una oferta laboral, “llegó la cachetada”.

La reconocida profesional contó que le ofrecieron unas horas cátedra en IESVU pero que si las toma, le van a quitar su pensión. “Por primera vez me hicieron sentir mi discapacidad” dijo en un posteo de Facebook, expresando su malestar al enterarse que el Estado no contempla que su condición no le permite trabajar 8 horas diarias, como cualquier otra persona, por lo que la retención del beneficio, la dejaría en una situación de vulnerabilidad.

Seguidamente, la joven se dirigió a los legisladores electos y les pidió que encaren un proyecto que considere la realidad de las personas con discapacidad, ya que “estamos y estuvimos estudiando para ser mejores personas y ser útiles a la sociedad”.

El posteo completo

“POR PRIMERA VEZ

Me reconocen como persona, no como persona con discapacidad sino como una PROFESIONAL.El viernes me hicieron un ofrecimiento de 4 (cuatro) horas cátedras en el Terciario IES VU 9-015, lugar donde cursé la tecnicatura en Comunicación Social, un reconocimiento que me hace pensar que he demostrado que todo se puede, que todo llega, que somos personas, que no soy tan diferente, que valora, que estimula.Ofrecimiento que me llenó de orgullo, que por unas horas me hizo volar con la imaginación, pensando lo que podíamos lograr, estimular a más estudiantes, con discapacidad o no, a estudiar, a terminar sus carreras, a superar etapas y lograr objetivos.Pero luego de hacer algunas averiguaciones, llegó la cachetada, siempre dispuesta a poner la otra mejilla, me entero que si trabajo, aunque sea esas cuatro horas semanales, por una retribución monetaria muy baja, (tal vez alcance los 7 mil pesos mensuales), en cuanto ingrese al sistema, PIERDO mi Pensión por discapacidad…POR PRIMERA VEZ ME HICIERON SENTIR MI DISCAPACIDAD…El Sistema, el Estado, las Leyes, justas o no, eso en este momento no puedo discutir, me hicieron sentir que realmente soy una DISCAPACITADA, aunque me haya roto los ojos estudiando, aunque fui escolta de la bandera en la primaria, aunque nunca me lleve una materia en el secundario, y termine entre los mejores 14 mejores promedios, que fui a jugármela y terminé una carrera terciaria y me recibí de Comunicadora Social, lo cual me habilita para dar clases, entre otras cosas, que pienso seguir estudiando y tal vez ser Licenciada en Comunicación Social…. Todo eso no cuenta, cuando la realidad dice que tienes una discapacidad motriz del 92%…. para el Estado si podés trabajar, aunque sea un poquito te quitan la Pensión.Sé que el trabajo dignifica, y para eso me preparé, pero la realidad es que no puedo trabajar 8 (ocho) horas diarias, como lo hace cualquier persona, mi cuerpo no me lo permite, además necesito seguir con mi rehabilitación, con mis terapias, que son de por vida. Si pudiese trabajar las mismas horas que cualquier persona, ténganlo por seguro que lo haría. A los señores legisladores que van a asumir en diciembre, que hace tan solo unos días ganaron y festejaron, que tienen más de un privilegio, que algunos cobran JUBILACIONES Y PUEDEN SEGUIR TRABAJANDO Y COBRANDO las dos cosas. Si no se les ocurre que presentar como proyecto, tal vez les puedo sugerir algo. Yo y muchas PERSONAS CON DISCAPACIDAD, estamos y estuvimos estudiando para ser mejores personas y ser útiles a la sociedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten