Su abuelo, su padre, su hermano mayor, y ahora él: la vocación de ser Bombero Voluntario transmitida por generaciones

francisco serrano
Francisco Serrano
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por @TeffyTello

La historia de Francisco Serrano de tan solo 19 años.

Este jueves 2 de junio se celebra el Día Nacional del Bombero. La historia comenzó cuando un 2 de junio de 1884 a raíz de un voraz incendio en La Boca, un vecino llamado Tomás Liberti y su hijo organizaron, junto a un grupo de personas del barrio, una cadena humana para apagar las llamas que amenazaban propagarse rápidamente en las construcciones aledañas. Así fue como este suceso dio nacimiento a la creación del primer Cuerpo de Bomberos Voluntarios que hoy cumple 132 años de vida.

De esta manera, el 2 de junio es el día para honrar a estos hombres y mujeres que, con gran responsabilidad y vocación, cumplen un importante rol social en la prevención y cuidado de sus comunidades. En la actualidad, Argentina cuenta con más de 43.000 bomberos voluntarios, de los cuales 7000 son mujeres, distribuidos en más de 900 cuerpos en todo el país.

Entre las filas que conforman estos valientes voluntarios, se encuentran muchos jóvenes que más de una vez dejan sus intereses de lado para colaborar con siniestros. Este es el caso de Francisco Serrano de 19 años del departamento de Tunuyá que desde muy pequeño se dio cuenta que quería ser bombero.

-Francisco, ¿hace cuánto que sos bombero voluntario?

Soy bombero desde hace aproximadamente  4 o 5 años.

-Cómo comenzó tu amor por este servicio?

Mi pasión por ser bombero la llevo desde que tengo memoria ya que mi abuelo fue bombero y mi padre es bombero. Ver sus fotos trabajando me llena el pecho de orgullo y de ganas para seguir los mismos pasos que ellos.

-¿Cuáles son los desafíos que has tenido que afrontar este tiempo?

Los desafíos afrontados han sido muy amplios pero con el apoyo de mí familia y compañeros he podido superarlos y seguir paso a paso. Uno de ellos fue el incendio de Carrefour donde trabajamos más de 12 horas con lluvia, mucho cansancio, sed y hambre.

Otro desafío grande fue el viento Zonda del 2019 dónde se iniciaron más de 20 incendios simultáneamente, a un móvil nuestro se le cayó un árbol arriba, muchos compañeros quedaron intoxicados y también el incendio en el frigorífico de Tunuyán, fue una ardua tarea de muchos cuarteles ya que nos tuvieron que prestar apoyo.

Otra, y la más dolorosa para mí fue cuando un móvil de nuestro cuartel se dio vuelta yendo a una intervención, en el cual iban mis compañeros y mi hermano. Fue muy desesperante tener que llegar a la escena y tener que asistir a tus propios compañeros y familia, la verdad… no sé lo deseo a nadie.

fran
Francisco junto a su hermano y padre

-¿Qué le dirías a otros jóvenes que se quieran sumar al voluntariado y no se animan?

A los chicos les diría que se animen que es una profesión muy linda, que te llena el pecho de orgullo cada vez que volvés de una intervención, que van a aprender cosas que le van a servir para ser un buen bombero, y también como persona porque lo que tiene el bombero voluntario es que ayuda y hace el bien sin mirar a quien. Es una experiencia inolvidable y es un granito más para este hermoso departamento de Tunuyán. Y para todos los bomberos voluntarios un gran saludo, a seguir para adelante y muy feliz día!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten