Tristeza en Navidad: murió el tunuyanino Carlos Levy, uno de los poetas más importantes de Mendoza

Carlos Levy
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

El escritor de 77 años, falleció, según los indicios, de coronavirus. Fue autor de grandes obras literarias, editor y ex director de la Biblioteca San Martín.

Carlos Levy, uno de los máximos referentes de la poesía mendocina, falleció ayer a sus 77 años. La noticia se dio a conocer luego de que varios colegas y familiares realizaran conmovedoras despedidas a través de sus redes.

El escritor oriundo de Tunuyán fue un referente de las letras y la cultura de la provincia por más de 50 años. Fue director de la Biblioteca Pública General San Martín y de Radio Nacional Mendoza, miembro del grupo Aleph y recibió la Orden Mercedes de San Martín en los 50 años que lleva trabajando por la cultura mendocina.

Incluso, durante el gobierno de Francisco Pérez, fue nombrado Embajador Cultural de Mendoza, en el marco del Ciclo de Reconocimientos a Artistas Mendocinos.

Su vida

Levy nación en 1942 en Tunuyán. Durante su juventud entabló grandes amistades con personalidades del arte y las letras de la época como Víctor Hugo Cúneo, Fernando Lorenzo y el artista plástico Ricardo Embrioni. Incluso llegó a conocer a Armando Tejada Gómez.

En la década del 60 se mudó a Buenos Aires con el objetivo de dedicarse de lleno a la escritura. Su primer libro, Inmensamente ciudadano, se publicó en 1967. Allí dejó entrever su eterna preocupación por la “cuestión judía”.

Diecisiete años pasarían para su regreso a Mendoza. A partir de allí se dedicaría a varios oficios, entre ellos la venta de libros. Y durante la década del 90 también trabajó como editor. Llegó a ser director de Radio Nacional y de la emblemática Biblioteca San Martín.

También abrió su propia biblioteca, La Anticuaria, que primero funcionó en Galería Bamac y luego se trasladó a la galería Tonsa.

En el año 2005 publicó la traducción al judeo español (sefardí) del Martín Fierro, de José Hernández, experiencia que le valió numerosos elogios. Diez años después el entonces gobernador Pérez lo nombró embajador cultural de Mendoza.

Luego de hacerse cargo de las diversas Ferias del Libro realizadas en el Espacio Le Parc, le vendría un retiro efectivo de la actividad pública.

Sus libros

Inmensamente ciudadano

La memoria y otras piedades

Café de náufragos (segunda y tercera edición, Ediciones del Mono Armado- Buenos Aires)

La palabra y sus nombres (carpeta con poema elegíaco)

Té con hielo

Doloratas  (con Marcos Silber)

Anverso reverso (con Fernando Lorenzo)

Viejo hotel (primera edición ediciones culturales y segunda edición, Ediciones de El Mono armado, de Buenos Aires)

Adiós Celina adiós

Destierros

Traducción del Martín Fierro al judeo-español (tiene una distinción legislativa)

En antologías

Estamos vivos

Sálvese quien pueda

Grupo Aleph 1

Grupo Aleph 2

Los poetas y el vino (Grupo Poesía Abierta Daniel Giribaldi)

Poetas de al andaluz (Valencia, España)

Foto de portada: Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten